arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

greenpeace artico oso

Estados Unidos, Canadá, Noruega, Rusia, Dinamarca, Islandia, Japón, Corea del Sur, China y la Unión Europea acuerdan proteger una superficie 2,8 millones de kilómetros cuadrados

Hoy también se confirma la protección en la Antártida de 1,5 millones de kilómetros cuadrados en el mar de Ross

Un acuerdo internacional para proteger las aguas internacionales del océano Ártico de la pesca industrial se ha alcanzado en Washington esta madrugada. Estados Unidos, Canadá, Noruega, Rusia, Dinamarca, Islandia, Japón, Corea del Sur, China y la Unión Europea han firmado una moratoria de pesca comercial para los próximos 16 años en las aguas internacionales del Alto Ártico que cubre una superficie de 2,8 millones de kilómetros cuadrados, igual al tamaño del mar Mediterráneo.

Para Greenpeace, se trata de una victoria histórica para la protección del Ártico. Gracias a los más de 8,5 millones de personas que en todo el mundo han apoyado la campaña Salva el Ártico. “Esta área única en la cima del mundo estará a salvo de las pesquerías más destructivas, por lo que aplaudimos a los países que están detrás de este acuerdo y esperamos que durante los próximos 16 años trabajen para reafirmar su protección permanente, no solo de la pesca comercial sino también del resto de industrias extractivas”, ha declarado Pilar Marcos, responsable de la Campaña Salva el Ártico de Greenpeace España.

Este acuerdo legalmente vinculante se extenderá automáticamente cada cinco años, siempre que ningún país tenga objeciones o existan nuevos datos científicos. Es vital que ahora todos los países involucrados ratifiquen el acuerdo y se comprometan a la protección a largo plazo de este océano.

El océano Ártico central ha experimentado el incremento de la presión por parte de la industria pesquera, ya que su escudo protector de hielo marino se está derritiendo debido al cambio climático. El 40% de esta área históricamente cubierta de hielo ha experimentado veranos sin hielo en los últimos años.

Si bien se acaba de dar un paso de gigantes para proteger el Ártico, algunos países incluidos en este acuerdo, como Estados Unidos, Rusia y Noruega, están bloqueando importantes avances dentro de las Naciones Unidas, ya que el proceso en la ONU tiene potencial para proteger todas las aguas internacionales, y los países deben actuar para que se alcance este acuerdo global y ambicioso en alta mar.

Antártida

Por otra parte, este anuncio se produce el mismo día en que la protección también entra en vigor en la Antártida para el mar de Ross, donde hoy se confirma un área marina protegida que abarca 1,5 millones de kilómetros cuadrados.

grennpeace haz 2

• El sábado comienzan las primeras jornadas de Greenpeace Internacional sobre consumo. Una iniciativa que se celebra simultáneamente en los cinco continentes y que, sólo en España, se reproducirá en más de 20 ciudades (como A Coruña, Barcelona, Palma, Sevilla, Albacete, Bilbao, Valencia o Zaragoza)

29 de noviembre de 2017 .- ¡¡¡Solo faltan 3 días!!! para dar el pistoletazo de salida a las primeras jornadas HAZ, que se celebrarán simultáneamente en ciudades como Pekín, Berlín, Hong Kong, Nairobi, Londres, Moscú, Atenas, Roma, Taipei o Buenos Aires para alertar sobre el impacto del consumo humano y para, sobre todo, ofrecer alternativas. En España, el evento central tendrá lugar en Madrid (Sábado y Domingo en el Palacio de Santa Bárbara -c/ Hortaleza 87-) pero hay programación propia en más de 20 localidades.

CINCO razones de peso para asistir a las JORNADAS HAZ:

Por tu salud y la de los tuyos:

¿Sabes que, para 2050, podría haber más muertes por los antibióticos que comes en la carne que por cáncer?. ¿Sabes que casi la mitad de los alimentos contiene, según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, restos de plaguicidas y productos químicos? El glifosato, por ejemplo, el herbicida más usado en España, ha sido calificado por la OMS como “posiblemente cancerígeno” tras experimentar con ratones, pero la UE acaba de prolongar su autorización esta misma semana, por criterios económicos.

No nos paramos a pensar lo que damos de comer a nuestros hijos/as y en HAZ creemos que es vital hacerlo, tanto que tu vida puede depender de ello. Por esto se realizarán talleres de show cooking con productos ecológicos y locales y se hablará sobre el impacto que tiene nuestro consumo en el planeta.

Porque el cambio climático depende también de ti:

Nos sorprende la sequía o que apenas tengamos ya primavera y otoño pero ¿sabes que, por ejemplo, ir de compras como hobby tiene un impacto brutal en el medio ambiente? Cada año se producen 100.000 millones de prendas de ropa, y eso supone enormes emisiones de CO2, sin hablar de vertidos tóxicos o de la deforestación que implica su producción. El poliéster, por ejemplo, que se encuentra presente en el 60% de la ropa, puede tardar décadas en degradarse y contamina el medio marino con microfibras plásticas que entran en la cadena alimentaria.

En HAZ generamos espacios para conocer la ropa que llevas y para alargar su vida, mediante el intercambio o la re-fabricación y conoceremos iniciativas de moda sostenible.

Porque la Navidad actual es insostenible:

Una tercera parte de cada carro de la compra navideña termina en la basura. Si multiplicamos cada uno por millones de hogares, se despilfarran recursos naturales a un ritmo que no nos podemos permitir. Sin hablar de los recursos necesarios para la fabricación de los regalos navideños que, en buena parte, se olvidan en un cajón a los dos días. Los españoles gastamos 1.421 millones de euros en regalos, según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes, y el 54% de ellos concentrados sólo en el mes de diciembre. ¿Qué sentido tiene esto? Un estudio realizado por la consultora TNS afirma que el 80% de los niños reciben cinco o más paquetes y que muchos obtienen 10 veces más de los que pueden abarcar. ¿Qué clase de ejemplo hiperconsumista es ese?

En HAZ creemos que regalar creatividad es una inversión a largo plazo y por eso, por ejemplo, se generarán talleres y dinámicas para construir juegos en lugar de juguetes.

Porque necesitas vivir en una ciudad diferente:

En España 30.000 personas mueren cada año de forma prematura por la contaminación. En Madrid lo vemos físicamente en una “boina” gris que cubre nuestros hogares. Si multiplicamos esto por todas las ciudades del mundo, las cifras estremecen. Según la ONU, se espera que, para 2050, el 66% de la población mundial habite en núcleos urbanos, y de ellos, el 14,4 por ciento lo hará en megaciudades, enormes urbes con más de 10 millones de habitantes. En España, actualmente, el 80% de la población reside en urbes y se estima que, para 2030, el 40% vivirá en sólo 15 grandes ciudades de más de 300.000 habitantes.

En HAZ, generaremos esos espacios de reflexión colectiva para decidir en qué tipo de ciudades queremos vivir en el futuro.

Por curiosidad y diversión:

¿Sabrías hacer una tortilla de patata sin huevos o una paella ecológica? ¿cómo sobrevivirías un solo día de tu vida normal sin plásticos de un solo uso? ¿has participado en algún mercado de trueque, como hacían nuestros antepasados en el Neolítico? "Rigor sí, pero rigor mortis no".

Las jornadas HAZ están pensadas para despertar tus sentidos y para aprender y compartir pasándolo bien con familia y amigos/as. Habrá espacios de música, decoración, poesía, juegos en familia y mucha creatividad, de la mano de personas expertas en cada una de las temáticas. Porque se trata de pensar diferente. O, al menos, pensar. Que no es poco...

Tu consumo puede cambiar las cosas.

Pero necesitamos difusión para que el mensaje se multiplique.

Revisa la información de tu localidad en www. hazgreenpeace.org 

Greenpeace es una organización independiente que no acepta dinero de gobiernos ni empresas para poder denunciar a todas aquellas personas o instituciones que amenazan al planeta. Solo el apoyo desinteresado de nuestros socios y socias hace posible nuestro trabajo.

ai3Más de 135,000 personas hemos firmado en contra de las Máquinas de Censura y el Impuesto o Canon por enlazar . A pesar de la fuerte presión ejercida por los conglomerados de medios, la votación del lunes muestra que nuestras voces están siendo escuchadas.

El proyecto de propuesta de la Comisión Europea -específicamente el Artículo 13- tendría consecuencias de gran alcance para nuestros derechos humanos en línea: para la libre expresión, el acceso a la información y la privacidad.

Su plan requeriría que todos los sitios web que involucran a usuarios, creando el contenido, instalen algoritmos que bloquearían la carga de trabajos creativos si detectan un fragmento de contenido protegido por derechos de autor.

Google dedicó 60 millones de dólares para desarrollar un complejo sistema ContentID en el que se basa, resultando que a menudo ofrece falsos positivos y una censura injustificada . Estos robots no podrán entender conceptos como la parodia, las excepciones de interés, el dominio público o el uso legítimo.

Juntos, hemos marcado una gran diferencia para detener esta censura.

El impulso está de nuestro lado, y tenemos la oportunidad de derrotar completamente el Artículo 13. Ahora que varios comités han rechazado las propuestas de máquinas de censura, esperamos que tomen esta decisión como una señal para hacer los grandes cambios necesarios que desde la Asociación de Internautas estamos solicitando junto a miles de ciudadanos europeos, para eliminar tanto el filtrado de contenidos como el impuesto por enlazar del borrador de ley.

Desafortunadamente, la votación dejó un par de lagunas que podrían ser explotadas por las empresas, y tendremos que seguir trabajando para mejorar aún más la versión final .

Con la votación del comité principal en el nuevo año, trabajaremos para asegurarnos de que los diputados al Parlamento Europeo de todas las partes no puedan ignorar las voces de los ciudadanos.


Información con enlaces relacionados: https://www.internautas.org/html/9824.html

GPE sequia

• España es ya el país más árido de Europa y el 75% de su territorio es susceptible de sufrir desertificación, por lo que las políticas forestales deben ir en consonancia.

• La grave situación actual, además de por la escasez de precipitaciones, está provocada por una pésima política hídrica y por el despilfarro
• Greenpeace demanda el fin de los pozos ilegales y las grandes obras hidráulicas, así como luchar contra la contaminación del agua.

• La sequía provoca pérdidas económicas, riesgo sanitario, problemas sociales y graves impactos medioambientales, siendo los ecosistemas acuáticos los más afectados.

23 de noviembre de 2017 .- Greenpeace ha presentado hoy el informe Sequía, algo más que falta de lluvia. Impactos e imágenes en el que se analiza la grave sequía actual de una manera global. 2017 está siendo uno de los años más secos de las últimas décadas, pero además de la falta de precipitaciones, la organización ecologista quiere poner el foco en que la falta de gestión del agua y el despilfarro también son los culpables de la actual escasez del agua y demanda medidas urgentes que prevean y mitiguen los efectos de la sequía.

“A la actual falta de precipitaciones se le ha sumado la pésima gestión del agua que se ha hecho en los años de bonanza hídrica. Una total falta de previsión para afrontar periodos secos, como el actual, que se dan cíclicamente en nuestro territorio. Pero parece que el que sea algo habitual tampoco sirve para prevenir. Seguimos viviendo como si la península ibérica fuera rica en agua. Una muestra: hace escasamente una semana se anunciaba la construcción de la mayor playa artificial de Europa en Guadalajara”, ha señalado Julio Barea, responsable de la campaña de Aguas de Greenpeace.

Es sobre la biodiversidad y el medio ambiente donde los impactos de la falta de agua son más importantes. Pero no quedan al margen pérdidas económicas en sectores como la agricultura y la ganadería, los conflictos sociales o los graves riesgos sanitarios que conlleva. Los niveles de contaminación atmosférica en Madrid, por ejemplo, han superado ya el límite saludable para respirar.

Para el informe se han analizando periodos de sequía anteriores y abordado otros problemas que lleva asociada la sequía como es el aumento de la vulnerabilidad ante los incendios forestales o la generación de energía eléctrica. La organización ecologista señala que se desconocen los impactos reales de la sequía, al menos sobre el medio ambiente, y que, por tanto, es muy difícil que desde el Estado y las comunidades autónomas se realice una gestión real y eficaz del problema.

Además, Greenpeace publica un álbum fotográfico único de las principales cuencas hidrográficas. El fotógrafo Pedro Armestre ha viajado por 30 ríos, lagunas, embalses y humedales de 12 provincias (1) para retratar la desolación provocada por la sequía. Entre los puntos fotografiados están los parques nacionales de Doñana o las Tablas de Daimiel, el nacimiento del río Tajo o los espacios protegidos de la Laguna de Gallocanta, Ruidera o Villafáfila.

“Los periodos de sequía tienen importantes consecuencias en el medio ambiente, la agricultura y la sociedad en general. Aunque se habla mucho de suministro a la población de agua y escasez, poco se sabe de los impactos en el medio ambiente y éstos son muy importantes”, ha declarado Julio Barea, responsable de la campaña de aguas de Greenpeace.

El año 2016 ha sido el más caluroso en los últimos 137 años desde que existen registros y 2017 lleva el mismo camino, cada día parece más evidente que la sequía está aquí para quedarse. Y sus impactos, como detalla Greenpeace en su informe, serán globales. Hay que recordar que el 75% del territorio español se encuentra en zonas susceptibles de sufrir desertificación. A día de hoy, las reservas de agua embalsada apenas llegan al 37% de su capacidad, y siguen bajando. Tampoco se ha hecho nada en la última década para cortar el continuo robo de caudales que provocan el millón de pozos ilegales reconocidos en 2017 por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. En 2006 ya se extraían ilegalmente del subsuelo el equivalente a lo que consume una población de 58 millones de habitantes.

La agricultura, principal consumidora de agua (84,3% según los últimos datos del INE), está ya sufriendo inmensas pérdidas económicas y en cosechas. No recuerdan una situación peor desde 1992 en los cultivos de secano (aquellos que ni siquiera se riegan). Más de 120 municipios españoles se están abasteciendo con camiones y cisternas, al carecer ya de agua para el consumo.

Para Greenpeace, ante una situación como la actual, resulta necesario gestionar el agua desde la máxima eficiencia para que el derecho al acceso al agua no se anteponga al deber de mantener en el mejor estado de conservación el medio ambiente. Por ello, algunas de sus demandas son:

    Cambiar la política hidráulica tradicional centrada en la ejecución de grandes obras.

    Luchar contra el grave estado de contaminación que sufren nuestras aguas continentales (superficiales, subterráneas y costeras).

    Implantar regímenes de caudales ecológicos científicamente establecidos.

    Poner freno a la edificación y a la construcción de instalaciones muy demandantes de agua (campos de golf, parques temáticos…), especialmente salvaguardando emplazamientos cercanos a espacios protegidos o costas.

    Cerrar el más de millón de pozos ilegales repartidos por toda la geografía.

    Adaptar las políticas forestales a las necesidades del país más árido de Europa.

    Establecer una hoja de ruta de cara a incrementar la superficie dedicada a la agricultura ecológica y el uso de variedades locales adaptadas al clima.

    Reconversión del regadío intensivo y superintensivo a explotaciones sostenibles, diversificadas y de bajo consumo de agua.

    Prohibir los nuevos proyectos de ganadería industrial y apoyar la producción extensiva, local, de calidad y ecológica.

    Establecer la hoja de ruta que logre la transformación completa del sistema energético actual hacia un sistema 100% renovable.

Greenpeace es una organización independiente que no acepta dinero de gobiernos ni empresas para poder denunciar a todas aquellas personas o instituciones que amenazan al planeta. Solo el apoyo desinteresado de

greenpeace

La mayoría de la población identifica a las emisiones industriales, la deforestación y los combustibles fósiles como principales causas del cambio climático.

Se confía más en Europa para cambiar el modelo energético para frenar el cambio climático que en el Gobierno español o las empresas.

La encuesta revela que en torno a un 70% de la población estaría dispuesta a adoptar comportamientos y medidas para reducir su impacto en el medio ambiente.

15 de noviembre de 2017. Coincidiendo con la semana clave en la Cumbre del Clima de Bonn (COP23) Greenpeace ha publicado hoy una encuesta elaborada por el instituto Ipsos que revela que para la ciudadanía el cambio climático ya es la principal preocupación medioambiental, seguida de la contaminación de mares y ríos y la contaminación ambiental. La encuesta independiente se ha realizado online y ha contado con un universo de 2506 personas.

Cuando se se pedía a las personas encuestadas que eligieran las tres principales preocupaciones medioambientales de una lista de propuestas, el cambio climático fue sido seleccionado en el 55,8% de las ocasiones (1821 personas); la contaminación de mares y ríos el 51,9% (1632 personas), y la contaminación ambiental el 51,7% (1620), lo que demuestra que la gravedad de los impactos del cambio climático ha calado ya en la sociedad. Estos datos se unen a que el 70% de las personas encuestadas se confiesan convencidas de que se deben al cambio climático impactos como la sequía o los grandes incendios forestales en España.

Causas del cambio climático

Greenpeace destaca que la mayoría de las personas encuestadas identifica que entre las tres principales causas del cambio climático están las emisiones industriales (73,5%), la deforestación (65,1%) y la combustión de combustibles fósiles (64,6%). Las emisiones del transporte alcanza el cuarto puesto (42,5%).

Centrando la pregunta en el ámbito de las energías que generan el cambio climático, la quema de petróleo es asociada en el 81,7% de los casos, de carbón 71,5% y de gas natural 55,3%, lo que revela que la ciudadanía es consciente de que la quema de combustibles fósiles son perjudiciales para la salud y el medio ambiente.

Responsables de actuación

El 35,1% y el 28,4% considera a la comunidad internacional y al Gobierno central respectivamente como los principales responsables para actuar frente al cambio climático. Sin embargo, en respuesta a la pregunta de en quién se confía más para atajar el cambio climático transformando el modelo energético, solo un 11,1% se decantaba por el Gobierno y un 9,4% por las empresas, mientras que la Comisión Europea llega al 21%.

La ciudadanía espera de los Gobiernos y de los compromisos internacionales que faciliten el camino y pongan las herramientas necesarias a su disposición para poder actuar combatiendo el cambio climático, especialmente se refieren al ámbito de la energía como sector prioritario para la actuación.

“Actualmente se están negociando tanto a nivel europeo como a nivel nacional las políticas energéticas que marcarán los próximos años. El Gobierno de España debe marcar el camino para acelerar la transición energética hacia un modelo basado al completo en renovables, fomentando la nueva instalación de energías limpias, poniendo una fecha para el abandono de los combustibles fósiles y la energía nuclear y permitiendo a la ciudadanía participar en la producción y la gestión de esa energía ” ha declarado desde Bonn Tatiana Nuño, responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace.

La organización ecologista pone el acento en la responsabilidad de los Gobiernos para actuar de forma urgente frente al cambio climático, destacando también la importancia de la actuación ciudadana para combatirlo.

Compromiso social y mayor concienciación entre las mujeres

En este sentido, los resultados de la encuesta revelan que la ciudadanía es bastante crítica consigo misma y en torno al 70% está dispuesta a adoptar medidas que contribuyan a mejorar el cambio climático, y prácticamente el 90% de las personas encuestadas se manifiestan abiertas a reducir su consumo de energía en alguna medida. En este caso, destacan especialmente las mujeres, que están más comprometidas a la hora de tomar medidas para frenar el cambio climático. Así, por ejemplo, ya usan más el transporte público en sus desplazamientos (9,3% frente a 6,9% de hombre), o apuestan por medidas de eficiencia energética como el uso de bombillas de bajo consumo (21,4%-15,4%) o utilizar el aire acondicionado lo menos posible (18,4%-11,9%).

“Es necesario que las políticas climáticas y energéticas también incluyan las cuestiones de género, así como el aumento de las mujeres en los puestos de toma de decisiones y en las negociaciones políticas como camino imprescindible para fomentar sociedades más sostenibles donde primen valores de salud y bienestar para frenar el cambio climático. Necesitamos una transición energética y unas políticas justas y transformadoras que tenga en cuenta a toda la población”, ha concluido Tatiana Nuño.

Los datos de la encuesta puede encontrarse en este enlace 

La encuesta se ha realizado a través de cuestionarios online en España en el mes de abril y mayo de 2017 entre 2506 personas.

Greenpeace es una organización independiente que no acepta dinero de gobiernos ni empresas para poder denunciar a todas aquellas personas o instituciones que amenazan el planeta. Solo personas comprometidas como tú hacen posible nuestro trabajo.