arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Save the Children

Ante el nuevo cierre de la franja de Gaza.
• Los puestos de control y los toques de queda provocan que 226.000 niños encuentren imposible o muy peligroso ir a la escuela.
• 106 niños palestinos perdieron la vida, entre octubre de 2006 y agosto de 2007, como consecuencia del conflicto palestino-israelí.

• El 50% de los niños palestinos en territorios ocupados experimentan altos grados de trauma psicológico y estrés.

• Dos tercios de la infancia palestina vive bajo el umbral de la pobreza y un tercio de los hogares palestinos se encuentra en situación de inseguridad alimentaria

Madrid 5 de febrero de 2008 – Save the Children manifiesta su preocupación sobre el efecto de la nueva escalada de violencia y el cierre de la franja de Gaza en la seguridad de los niños y niñas palestinos. Entre octubre de 2006 y agosto de 2007, un total de 106 niños palestinos perdieron la vida en los territorios ocupados como consecuencia del conflicto palestino-israelí. 

El 42% de los niños palestinos que viven en territorio ocupado son refugiados, ascendiendo al  69% en la franja de Gaza y más de 10.000 hogares han sido destruidos por las continuas oleadas de violencia. La salud de estos niños -que representan más de la mitad de los cuatro millones de palestinos en territorio ocupado- se encuentra especialmente en riesgo. El 70% de los niños y niñas menores de nueve meses padecen anemia en Gaza.

Además, la desnutrición crónica afecta al 10% de los niños palestinos menores de cinco años. Esta cifra aumenta en Gaza, alcanzando casi el 30% en la zona norte de la franja. 10.000 niños continúan muriendo cada año, la mayoría debido a enfermedades prevenibles y la deficiente atención dada a los recién nacidos.

Preocupante es también el problema de la inseguridad alimentaria. Un tercio de los hogares palestinos se encuentran en esta situación, siendo la población de Gaza la más afectada por esta inseguridad alimentaria que afecta al 51% de su población. Las familias palestinas encuentran muchas dificultades para acceder a los servicios sanitarios debido fundamentalmente al altísimo coste de los tratamientos, a los cierres fronterizos y restricciones de acceso por parte del ejército israelí.

Ambiente de violencia y difícil acceso a la educación

En este panorama, toda una generación de niños esta creciendo con la presencia constante de violencia en su vida diaria, incluyendo la escuela, tradicionalmente reconocido como un lugar seguro. Hasta un 18% de los alumnos palestinos afirma haber presenciado la muerte de algún compañero de clase provocado por las fuerzas del ejército israelí, según un estudio del verano de 2004 de la universidad de Bir Zeit en Cisjordania.

Esta situación constante de violencia en los pueblos, las escuelas y los hogares,  provoca que casi el 50% de los niños palestinos en zona ocupada experimenten altos grados de trauma psicológico y estrés.

A todo ello se une el hecho de que los continuos cierres de fronteras y toques de queda hagan peligroso y muchas veces imposible el acceso a las escuelas a más de 226.000 niños en Cisjordania, especialmente en las zonas del norte.

Es el caso de Talal, un niño palestino de 5 años: “Todos los días tengo que ir solo a la guardería y siempre tengo miedo a ser disparado por los israelíes. Me gusta que mi madre me lleve pero está muy ocupada. Mi padre fue arrestado por los israelíes y ahora está en la cárcel. Ví como se lo llevaban. No le he visto desde entonces.”

La temprana edad media de matrimonio en las mujeres  -19.3 años- contribuye al hecho de que el 46% de las niñas dejen el colegio prematuramente, a lo que contribuye también las limitaciones de la enseñanza obligatoria y el empeoramiento de la situación económica. El paro, por su parte, alcanza cotas de hasta un 29% de la población palestina en edad de trabajar.
 
La labor de Save the Children

Save the Children lleva casi 60 años ofreciendo asistencia a los niños y sus familias en la franja de Gaza y Cisjordania. Hoy en día, la mitad de sus proyectos en la región están implementados a través de socios locales en las principales ciudades y los alrededores de Cisjordania y en el norte y sur de Gaza. Con oficinas en Nablus, Halhoul, Ramallah, la ciudad de Gaza y Jerusalem, el personal de Save the Children realiza un gran esfuerzo para continuar su labor incluso durante los peores momentos de lucha y bloqueo.

Más información