arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

greenpeace casablanca

• Greenpeace considera que la decisión de Trump supone un paso atrás y una renuncia a los beneficios de una transición a las energías limpi
• Mañana a las 10.30 Greenpeace realizará una concentración frente a la Embajada de Estados Unidos en Madrid en rechazo a la decisión de Trump
 
01 de junio de 2017 .- Greenpeace lamenta la decisión de Trump de abandonar el Acuerdo Climático de París y señala que esta decisión costará a Estados Unidos una pérdida de liderazgo internacional, además de suponer la renuncia a los beneficios económicos y medioambientales de una transición a las fuentes de energía limpias.

"Con la retirada del Acuerdo de París, Donald Trump deja a su país aislado del resto del planeta. Es una una decisión moralmente reprochable que el presidente llegará a lamentar. La acción climática no es un debate legal o político, es una obligación ineludible para proteger a las personas y al planeta", ha declarado Jennifer Morgan, directora ejecutiva de Greenpeace Internacional.  

Greenpeace recuerda que Estados Unidos es uno de los mayores emisores de CO2, por lo que los recientes actos de Trump de revertir el plan nacional sobre el clima, junto con la retirada de París, hará más difícil mantener el clima bajo el umbral crítico de 1,5 grados centígrados de subida de temperatura, de modo que esta decisión supone que Trump entrega el liderazgo de EE. UU. a los líderes reales de este planeta que están aprovechando el tránsito hacia una energía limpia e impulsando la protección de sus países. “Estamos viendo un cambio gigantesco en las políticas de Europa y China, y muchos otros países”, ha añadido Morgan. "Casi 200 países, que representan el 87% de las emisiones globales, se han comprometido con la acción climática de París y solo uno ha decidido retirarse, lo que sitúa a Trump en las antípodas del resto del planeta".

"Mientras China cierra centrales térmicas de carbón, Trump cierra la puerta a la lucha climática“, ha declarado Nuño, ”El intento de Trump de sabotear la transición hacia un futuro de energías limpias no va a tener éxito, sino que solo arrinconará a EE. UU. y pondrá en bandeja a China la oportunidad de cosechar los beneficios económicos que Trump abandona", ha concluido Nuño.

El anuncio de Trump también ha provocado la reacción de los países más afectados por el cambio climático y Yeb Saño, director Greenpeace para el sudeste asiático, ha declarado que: “Este día pasará a la historia por ser el día en el que EE. UU., bajo la administración del presidente Trump, ha dado la espalda a aquellos que necesitaban liderazgo, ambición y compasión. Nosotros en Filipinas, estamos en primera línea del cambio climático y responsabilizamos a los contaminadores por el sufrimiento y la injusticia que el calentamiento global está causando a nuestro pueblo. Sin embargo, no estamos solos y el mundo va a tomar medidas con o sin el Gobierno de Trump”.

Precisamente hoy en Bruselas se ha renovado el compromiso entre la UE y China para luchar contra el cambio climático. En la declaración de hoy destacan los beneficios sociales y económicos de la acción climática y da detalles sobre cómo avanzará la UE y China en el marco del proceso de la Convención de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC en sus siglas inglesas). Con más de 1,1 millones de personas empleadas en el sector de las renovables en la Unión Europea y más de 3,5 millones en China, ambas potencias van por delante de las políticas estadounidenses. Pero tanto Pekín como Bruselas tiene que transformar estas palabras en hechos para presumir de una transición rápida y un liderazgo frente a Estados Unidos.

Greenpeace es una organización independiente que no acepta dinero de gobiernos ni empresas para poder denunciar a todas aquellas personas o instituciones que amenazan al planeta. Solo el apoyo desinteresado de nuestros socios y socias hace posible nuestro trabajo.