arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Ivary mama bebe

¿Hasta qué edad creen las españolas que pueden quedarse embarazadas de forma natural? Según una encuesta de Ivary un 46,7% de encuestadas en España piensa que la edad máxima para quedarse embarazada de forma natural es entre los 42 y 45 años. Un dato alineado con el retraso de la maternidad en España y enfrentado al aumento de los tratamientos de fertilidad.

Barcelona, 6 de julio de 2017.-Casi la mitad (un 46,7%) de las mujeres españolas considera que la edad hasta la que pueden quedarse embarazadas de forma natural es hasta entre los 42 y 45 años. Una de cada diez mujeres piensa, incluso que la edad hasta la que se puede alargar el embarazo natural es hasta los 53 años. Estos datos se desprenden de una encuesta de la startup Ivary en la que se preguntaba por diferentes temas relacionados con su fertilidad.  Diversos estudios sitúan la edad media máxima para un embarazo natural en los 41 años; a partir de los 40 años aumentan las posibilidades de embriones con anomalías o que no se desarrollen, y el riesgo de aborto espontáneo se sitúa por encima del 50%.

La biología va por un lado y la realidad social por otro. La tendencia de atrasar el momento de tener hijos sigue afianzándose en nuestra sociedad. España es, después de Italia, el país europeo donde las mujeres y parejas deciden tener hijos más tarde (30,4 años - Eurostat - 2017) y, sólo detrás de Portugal, el país con la tasa de fertilidad total más baja de Europa (1,27 hijos por mujer - BM - 2014).

Según el informe de Ivary, una de cada 3 entrevistadas (31,1%) creen que una mujer entre 20 y 30 años tiene entre un 60-70% de quedarse embarazada dentro de un ciclo. Lo cierto es que una mujer fértil hasta los 30 tiene alrededor de un 20% de posibilidades de embarazo por ciclo menstrual, según recoge el Libro Blanco Sociosanitario de la Fertilidad de la Sociedad Española de Fertilidad. En cambio, sólo un 4,8% apuntan a ese porcentaje cuando se trata de una mujer de unos 40 años.  

Casi todas las mujeres encuestadas (un 94,1%) están de acuerdo con la afirmación “la cantidad de óvulos de una mujer se agota”. Lo que nos indica que la mayoría de las españolas son conscientes de la existencia de la reserva ovárica, aunque no la conozcan por ese nombre. A pesar de esto, España sigue a la cabeza en tratamientos de reproducción asistida con un total de 156.865 en 2016 (Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, 2016), principalmente debido al creciente retraso de la maternidad, lo que dificulta un embarazo natural viable.

"Aunque el retraso de la maternidad se asume como algo socialmente normal, sin embargo la biología no está totalmente preparada para este cambio, lo que justifica que encuentre mayores dificultades para concebir", remarca  el Dr. Nicolás Mendoza Ladrón de Guevara, Profesor de Ginecología  de la  Universidad de Granada  y especialista en Medicina Reproductiva y Endocrinología Ginecológica. "El retraso en la edad de la maternidad es actualmente la principal causa social de esterilidad en nuestro país, y sin duda una de las razones que más han cambiado nuestros diagnósticos y tratamientos en la consulta de esterilidad. Por otra parte, es muy alta la desinformación médica en general, y la reproductiva en particular, siendo común la creencia de que la maternidad es posible mientras se tengan menstruaciones".

Otros datos que arroja la encuesta es que el 70,9% creen que fumar es una de las causas que pueden afectar a la fertilidad. En efecto, el tabaco, el alcohol, así como el consumo excesivo de café contribuyen al empeoramiento de la salud reproductiva. El 73,3% consideran que el estrés también puede afectar. Un 30% de las mujeres consideran que llevar un estilo de vida saludable puede mejorar la fertilidad en más de un 40%.

Prevención e información, asignatura pendiente

La medicina del futuro debe contar un sólido componente educacional y preventivo. La Comisión Europea estima que la telemedicina mejora ya actualmente en alrededor de un 20% la eficacia de nuestro sistema de salud y cuidados e invierte fuertemente en esta línea desde hace varios años desde su programa eHealth.

Aspirar a revertir una tendencia afianzada y conectada con una realidad social parece apuntar muy alto. El conocimiento, sin embargo, puede ayudar a inclinar la balanza o cambiar las prioridades en los casos en los que la disyuntiva de ser madre o retrasarlo sea realista. En caso de que la mujer no esté en situación de adelantar la maternidad,  conocer de antemano el estado de la misma es definitivamente útil para la planificación familiar y a nivel de prevención y preservación de la fertilidad, afirmación apoyada, entre otros muchos, por el estudio “Influencia de la reserva ovárica y la edad de la mujer en los resultados de la reproducción asistida”, del hospital universitario Virgen de las Nieves de Granada.

De entre las pruebas existentes, conocer el valor de la hormona antimulleriana (AMH) es una de las más exactas que se pueden realizar ya que se trata del marcador hormonal que aporta información más precoz, ya desde los 21 años, comienza a disminuir en la mujer. La AMH se puede tomar de referencia del estado de las reservas ováricas, sirviendo de esta manera como indicador de la fertilidad.

"La determinación de la hormona Antimulleriana (AMH) es un valor muy importante en la consulta de esterilidad, pero cada vez cobra más importancia en la consulta ginecológica básica, para que una mujer pueda planificarse su vida reproductiva", destaca el Dr. Mendoza Ladrón de Guevara.

Según la encuesta de Ivary el 46,3% de las mujeres encuestadas estarían interesadas en utilizar una prueba rápida y fiable para averiguar hasta cuándo podrán quedarse embarazadas. Entre las que la utilizarían, el 40,6% lo harían porque les gustaría conocer todo lo referente a su fertilidad. El 35,9% porque desean quedarse embarazadas de forma natural. Hasta un 48% lo harían “porque sabiendo hasta cuándo puedo tener hijos más fácilmente, podría planificar mi vida o mi carrera profesional más fácilmente”. La cifra aumenta hasta el 62,7% en el grupo de edad entre 26 y 29 años. El informe también recoge que si conocieran que su fertilidad está próxima a agotarse, el 49,6% de las mujeres preguntadas cambiaría su estilo de vida para poder quedarse embarazada de forma natural. El 35,3% optaría por congelar sus óvulos.

Sobre ivary
Con sede en Austria (Viena), ivary es una startup que ha desarrollado un test casero de fertilidad para ayudar a las mujeres a tomar decisiones informadas sobre planes de familia y carrera profesional. Tras dos años de investigación, un estudio propio realizado con más de 1.000 mujeres y con más de 300 publicaciones científicas que lo avalan, el equipo de ivary ha desarrollado un software único basado en Big Data que toma como referencia el valor de hormona Antimulleriana (AMH) en la sangre y lo hace interactuar con datos biométricos, médicos y de estilo de vida para obtener un informe exhaustivo y gráfico sobre el estado actual de la reserva ovárica y las posibilidades de desarrollo de la misma hasta la menopausia. La encuesta la realizó Fittkau & Maass a 543 mujeres en España.
Cuenta con un equipo internacional de 10 personas procedentes de Brasil, España, Austria, Alemania y Francia. Externamente, colabora con varios centros europeos de investigación científica.