arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

IRC HISPANO

Madrid, 24 de enero de 2007. – La campaña conjunta lanzada por Médicos Sin Fronteras e Intermón Oxfam para reclamar a Novartis que retire la demanda judicial presentada contra la ley de patentes del Gobierno indio ha recogido hasta el momento cerca de 250.000 firmas en Internet, según las cifras ofrecidas ayer por Paula Farias, Presidenta de MSF España durante la charla en tiempo real mantenida con los Internautas durante más de una hora en colaboración con IRC-Hispano, la mayor red de Chat de habla hispana. “Esperemos que a Novartis estas cifras les hagan cuestionarse sus estrategias, no pueden ser ajenos a la repercusión social que van a tener sus actitudes”, afirmó.

“No estamos solos en esta campaña, tenemos 250.000 personas que nos apoyan”, explicó durante el chat, que contó con más de 1.000 participantes en total, que mostraron su interés no sólo por el caso Novartis, sino por otras cuestiones como el poder de las multinacionales farmacéuticas frente a los Gobiernos, la legislación internacional de patentes, la posibilidad de presión diplomática desde los países ricos, el tráfico de genéricos o el papel de la sociedad civil.

Respondiendo a las dudas planteadas, la presidenta de MSF insistió en que la demanda presentada por Novartis en India, para obtener los derechos exclusivos para un medicamento contra el cáncer en aquel país, no afectará sólo a India, sino a millones de personas en todo el mundo que pueden quedarse sin acceso a medicamentos esenciales dado que este país es el mayor productor y exportador de medicamentos genéricos de bajo coste. “El corazón del problema son los millones de personas que se van a quedar sin acceso a medicamentos si la demanda progresa”, por ejemplo los enfermos de SIDA.

La presidenta de MSF destacó la capacidad de influencia de la sociedad civil, recordando que hace cinco años 39 farmacéuticas, entre ellas Novartis, demandaron al Gobierno de Sudáfrica por importar medicamentos genéricos para tratar el VIH/SIDA, y fue “la presión social la que consiguió que retiraran las demandas”. En todo caso, reconoció que el poder de la industria farmacéutica queda patente cuando se comprueba que “la legislación internacional no deja de dar giros que las favorecen”.

Por esta razón, consideró esencial el papel de los Gobiernos y los financiadores internacionales, a los que instó a velar por la salud pública, por ejemplo aplicando la Declaración de Doha, el acuerdo internacional cerrado por la Organización Mundial de Comercio (OMC) en 2001 y que “defiende la salud por encima de los intereses comerciales”. En cuanto a las farmacéuticas, apuntó que “ni son, ni tienen porqué ser ONGs, pero eso no quita que no tengan también un cierto grado de responsabilidad social”.

Por su parte, desde IRC-Hispano se subraya una vez más el papel que tiene esta red de Chat, formada por una gran variedad de comunidades virtuales, como canal de comunicación e intermediación entre los diferentes actores sociales, apoyando este tipo de iniciativas que favorecen el debate sobre cuestiones de actualidad y mantienen informada a la comunidad de Internautas.   

Hace un año, IRC-Hispano lanzó una campaña de colaboración con Médicos Sin Fronteras para difundir su trabajo, una iniciativa que se ha traducido en la celebración de varios chats en tiempo real para abordar contextos prioritarios en el trabajo de esta organización médico-humanitaria, como República Democrática del Congo, las crisis de desplazados internos o el tratamiento de VIH/SIDA.

IRC Hispano es una entidad de ámbito nacional sin ánimo de lucro que gestiona la mayor red de IRC de habla hispana del mundo, llegando a picos que pueden superar los 40.000 usuarios simultáneos. Más del 90% de los usuarios de Chat en España lo hacen vía IRC Hispano. Su audiencia es de 16 millones de internautas al mes, que se reparten en los 23.000 canales temáticos de la red.

Médicos Sin Fronteras es una organización médico-humanitaria que aporta su ayuda a poblaciones en situación precaria y a víctimas de catástrofes de origen natural o humano y de conflictos armados. Cada año, MSF envía al terreno a más de 3.000 profesionales, que colaboran con 15.000 trabajadores locales, ellos también contratados por MSF. Cuenta actualmente con unos 500 proyectos de acción médica y humanitaria en más de 75 países, y 3 millones de socios y colaboradores en todo el mundo, de los cuales más de 330.000 en España