arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

greenpeace artico pinguinos

El próximo mes de octubre, la Comisión del Océano Antártico se reunirá para discutir la creación del Santuario Antártico, que abarca 1,8 millones de kilómetros cuadrados, tres veces el tamaño de España

Una expedición pionera compuesta por un equipo científico, pilotos de submarinos y expertos en maniobras en hielo viajará a bordo del Arctic Sunrise de Greenpeace para explorar por primera vez el lecho del mar de Weddell

La protección de la zona ayudaría a conservar la vida silvestre, pero también a tener un océano sano que mitigue los peores efectos del cambio climático

En 2018 tenemos una oportunidad histórica: la creación de la mayor área protegida de la Tierra, el Santuario del océano Antártico. Para reclamar la fundación de este santuario oceánico, Greenpeace inicia hoy una expedición pionera compuesta por científicos, pilotos de submarinos, expertos en maniobras en hielo, cineastas y periodistas que, a bordo del legendario rompehielos y buque de investigación Arctic Sunrise, viajarán durante tres meses para explorar por primera vez el lecho del mar de Weddell.

“Este santuario sería un refugio para pingüinos, ballenas y focas y dejaría estas aguas fuera del alcance de los buques de pesca industrial que buscan explotar el pequeño camarón o kril en el que se basa la vida en la Antártida”, ha declarado Pilar Marcos, responsable de la campaña Santuario del océano Antártico de Greenpeace España.

La tripulación del Arctic Sunrise, compuesta por 35 personas, va a realizar investigaciones científicas con un submarino para documentar hábitats del fondo marino -que se enfrenta a fuertes presiones por el cambio climático, la sobrepesca y la contaminación- y recoger pruebas para que los gobiernos declaren un Santuario en el océano Antártico.

La expedición será pionera porque por primera vez se explorará a bordo del submarino el lecho del mar de Weddell, que es el espacio propuesto por la UE -promovida por el Gobierno alemán- a la Comisión del Océano Antártico para la creación del santuario marino. El equipo científico realizará investigaciones para identificar Ecosistemas Marinos Vulnerables (EMV) y nuevas especies en el fondo marino, incluidos corales y esponjas de profundidad. Esto proporcionará mayor evidencia de la necesidad de una protección integral del área. La tripulación también realizará muestreos de agua para identificar la presencia de contaminación por plásticos en esta remota región.

“Ya se han dado los primeros pasos por los encargados de la gobernanza en el océano Antártico para proteger uno de los últimos ecosistemas marinos prístinos del mundo, un océano que conecta con todos los océanos. Estoy emocionada por aliarme con Greenpeace para proporcionar la base científica que ayude a determinar qué áreas deben ser prioritarias para la protección”, ha declarado la doctora Susanne Lockhart, renombrada especialista en los ecosistemas antárticos de la Academia de Ciencias de California, que coordinará las inmersiones de la expedición en el fondo oceánico.

El fondo del océano puede parecer lejano, pero lo que sucede allí es crucial para el futuro de todos nosotros. “Un santuario en el océano Antártico no solo salvaguardaría la fauna icónica como pingüinos y ballenas, sino que también ayudaría a lograr un océano sano que mitigue los peores efectos del cambio climático. Cuando los gobiernos se reúnan en octubre, tienen la oportunidad de crear el área protegida más grande de la Tierra. Hagamos que esto sea posible”, subraya Marcos.

La marcha de los pingüinos

Al comienzo de esta expedición pionera en la Antártida, han aparecido numerosos pingüinos de papel en ciudades de todo el planeta: desde Londres a Seúl, pasando por Buenos Aires, Sidney, Johannesburgo, Washington y Barcelona. Las llamativas esculturas geométricas han aparecido en zonas icónicas de todo el mundo, desde la Casa Blanca, la ópera de Sidney o la Sagrada Familia en Barcelona. Con esta “marcha de los pingüinos”, Greenpeace ha iniciado su campaña para llamar la atención sobre esta zona olvidada del planeta, tan importante por la belleza y fragilidad de su ecosistema como por su contribución a la supervivencia de millones de personas en todo el mundo.

Las ciudades donde han aparecido pingüinos de papel son las siguientes: Barcelona, Berlín, Buenos Aires, Hamburgo, Johannesburgo, Londres, Nueva Delhi, Estocolmo, Sidney y Washington DC. Las esculturas fueron elaboradas por Wolfram Kampffmeyer, de la compañía de diseños en 3D Paperwolf, con sede en Alemania.

Santuario Antártico:

Greenpeace ha lanzado su campaña para reclamar la creación de un Santuario en el océano Antártico que abarcaría 1,8 millones de kilómetros cuadrados en el mar de Weddell. La propuesta, que ha surgido de la Unión Europea y ha sido apoyada por el Gobierno alemán, será discutida por la Comisión del Océano Antártico en su próxima reunión, en octubre de 2018. La expedición de Greenpeace durará tres meses, de enero a abril de 2018.