juguetes

No obstante, el 45% de los niños actúa de forma sedentaria entre una y dos horas al día.

 El Dr. Rafael Casas recuerda que el uso excesivo de los dispositivos digitales y de televisión puede favorecer el aislamiento, dificultar la comunicación con su entorno, y promover el sedentarismo.

Los regalos tecnológicos son las estrellas de las últimas navidades. Ordenadores, consolas, móviles o tabletas, cada vez son más demandados y están sustituyendo progresivamente los juguetes analógicos de antaño para establecerse en el top ventas.

Pese a ello, el I Estudio de salud y bienestar en la infancia elaborado el DKV y el Hospital Sant Joan de Déu constata que los niños españoles prefieren jugar con juguetes (74%), con sus amigos (72%), o con sus padres y madres (62%), antes que interactuar con el teléfono móvil (25%), jugar con videoconsolas (24%) o ver la televisión 58%.

Además, el estudio de DKV, basado en entrevistas a más de 2.000 padres y madres con hijos hasta los 10 años, confirma que el 45% de los niños actúa de forma sedentaria entre una y dos horas diarias, ya sea sentados o tumbados viendo la televisión, o navegando o jugando con la tablet, mientras que el 39% son sedentarios menos de una hora al día, y el 5%, en absoluto.

Por tanto, aunque el 11% de pasan entre 2 y 3 horas expuestos a las pantallas, superando las recomendaciones del Ministerio de Sanidad sobre tiempo de inactividad, la mayoría de ellos siguen los límites establecidos de menos de 2 horas al día de uso de pantallas. Unos datos positivos que se complementan con el 72% de los padres que consideran que el nivel de actividad física que realiza su hijo es bueno.

En este sentido, el Dr. Rafael Casas, psiquiatra y experto en obesidad infantil, recuerda que el uso excesivo de los dispositivos digitales puede favorecer el aislamiento de los niños, dificultar la comunicación con la familia y amigos, y promover el sedentarismo, lo que a su vez puede incidir en muchos otros aspectos destacados del correcto desarrollo del niño, como en la socialización o probabilidad de presentar obesidad a medio plazo.

 Por tanto, es fundamental que los padres controlen el uso de aparatos tecnológicos como opción de entretenimiento, además de estimular juegos en grupo, con amigos y con la familia.

DKV entiende que las empresas deben ir más allá de los beneficios económicos, asumiendo su responsabilidad ética, social y medioambiental con la sociedad, a través de acciones dirigidas a sus grupos de interés. Como compañía aseguradora, DKV se esfuerza en crear un mundo más saludable en los ámbitos de la salud y el medioambiente, la obesidad infantil, la inserción laboral de personas con discapacidad y el envejecimiento activo.

En España, DKV está implantado en todo el territorio nacional con una amplia red de oficinas de seguros de salud (https://dkvseguros.com/seguros-medicos-particulares/) y consultorios, donde trabajan casi 2.000 empleados que dan servicio a cerca de 2 millones de clientes.

Para más información, www.dkvseguros.com.