arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

rgc c

Por su interés para nuestros lectores, reproducimos el manifiesto que se leyó el pasado día 16 de Diciembre ante el Parlament de Cataluña.

El proyecto presupuestario presentado por el gobierno de la Generalitat para 2022 no da respuesta efectiva a las necesidades sociales agravadas por la pandemia del covid-19. Es continuista de anteriores presupuestos que no garantizaban los derechos sociales y laborales.

Los principales datos del proyecto presupuestario confirman su carácter neoliberal, de ajuste y austeridad, y la persistencia de la estrategia privatizadora de los servicios públicos, sin revertir anteriores privatizaciones, y empujando a la ciudadanía a contratar servicios privados ante el deterioro del sistema público.

En efecto, el proyecto presupuestario para 2022 es de 30.014 millones de euros, 3 mil millones menos que el presupuesto liquidado en 2020 que alcanzó 33.371 millones de euros. El importante recorte de la deuda pública desaprovecha la mayor flexibilidad presupuestaria establecida por la Unión Europea para 2022, lo que significa menos recursos para el gasto social. Las medidas fiscales para incrementar los ingresos presupuestarios siguen siendo poco ambiciosas e insuficientes para garantizar un contenido social a la altura de las necesidades de la ciudadanía.

Los ingresos para 2022 procedentes de los fondos europeos contra la COVID-19 y los llamados “Nex Generation” destinados a Cataluña ascienden a más de 2.100 millones de euros, y aportan un mayor margen económico para el gasto social. Sin embargo, el sometimiento de los gobiernos de España y la Generalitat a las condiciones impuestas por la UE de recortar el gasto en pensiones y los derechos laborales, junto a la falta de transparencia en su gestión y finalidad, hace temer que dichos fondos se transfieran al negocio privado en lugar del gasto social.

Si analizamos las principales partidas y las comparamos con las promesas y compromisos anunciados por el gobierno y sus representantes parlamentarios con anterioridad constatamos graves incumplimientos:

En Atención Primaria de la salud pública la inversión prevista es solamente del 16,8% en lugar del 25% comprometido y tal como recomienda la OMS. Con esa limitación de recursos se acentúa el deterioro de la salud pública, las listas de espera, etc, en medio de la sexta ola de la pandemia.

El objetivo de aumentar el presupuesto de educación pública al 6% del PIB de Cataluña se reduce en el proyecto presupuestario a menos de la mitad, el 2,77%. Con tan limitados recursos proseguirá la decadencia de la educación pública, donde el abandono escolar prematuro alcanza el 18.

No se contemplan recursos suficientes para garantizar una atención de calidad a las personas mayores y con diversidad funcional en las residencias, tampoco revertir las privatizaciones, etc. Todo ello agravado por la renuncia a crear una comisión de investigación sobre los responsables de miles de muertes de personas mayores abandonados a su suerte en las residencias privadas durante la pandemia.

Tampoco se incorporan recursos para promover la remunicipalización de la atención domiciliaria para las personas mayores.

A pesar del enorme crecimiento de la pobreza en Cataluña desde 2020 que alcanza el 26,3% de la población en riesgo de pobreza y el 6,2% en situación de privación material severa (según IDESCAT) se recorta de manera significativa la partida presupuestaria para la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC). Si en 2020 el gasto en RGC alcanzó 427 millones de euros y en 2021 la previsión de gasto supera los 500 millones de euros que solo da cobertura al 36% de la población con pobreza severa, en el presupuesto para 2022 la partida se reduce a 398, 6 millones de euros…!!!  Por otra parte, se mantiene congelado el IRSC desde 2010, incumpliendo la disposición adicional 17 de los presupuestos de 2020 que autorizaba al gobierno a incrementarlo, al menos, con la subida del IPREM (5%)…. El IRSC regula además de la cuantía de prestaciones sociales como la RGC, el acceso a numerosas prestaciones sociales, como becas comedor, etc. El desprecio y maltrato a los derechos de las personas vulnerables en los presupuestos es un escándalo social e inhumano.

Con este proyecto presupuestario se impide incrementar de manera suficiente las plantillas de personal en condiciones estables y dignas para atender los servicios públicos en Salud, Educación, Universidad, Atención social, SOC, etc. En la práctica se condena a decenas de miles de trabajadores/as a la precariedad y la interinidad laboral.

Los recursos para garantizar el derecho a la vivienda digna, promover un parque público de vivienda de alquiler a la altura de los países más avanzados, garantizar los servicios básicos a las personas vulnerables, ofrecer una vivienda alternativa a las personas con amenazas de desahucio o que viven en condiciones inseguras, son claramente insuficientes. Las consecuencias de no garantizar el acceso a una vivienda digna y no transferir los recursos necesarios a los ayuntamientos para responder a las urgencias sociales de vivienda tienen terribles consecuencias, tal como ha ocurrido en el reciente incendio con la muerte de una familia de cuatro personas en un local de la plaza Tetuán de Barcelona.

Los presupuestos de la Generalitat son un instrumento de gran importancia para asegurar los derechos sociales y laborales, avanzar en la igualdad y justicia social. Sin embargo, este proyecto para 2022 defendido por el consejero de economía Jaume Giró, persona con vínculos con los poderes económicos y CaixaBank, solo sirve a los intereses de los ricos y poderosos de Cataluña, a través de las numerosas transferencias de dinero público a las empresas privadas para el enriquecimiento de una minoría. Las migajas concedidas para asegurar el inicio de su tramitación no alteran la valoración global negativa del proyecto presupuestario.

Las organizaciones sociales que participamos en la “Campaña por unos presupuestos de la Generalitat que garanticen los derechos sociales y laborales” llamamos a la clase trabajadora, a la ciudadanía, a las personas vulnerables, a movilizarse para hacer llegar nuestra voz y reivindicaciones al Parlament de Cataluña, para dar apoyo a las enmiendas al articulado del proyecto presupuestario que recojan las reivindicaciones sociales para incrementar la inversión de la Atención Primaria al 25%, el gasto en educación pública al 6% del PIB, actualizar con el IPC acumulado desde 2010 el IRSC y dar cumplimiento al derecho de la Renta Garantizada de Ciudadanía, incrementar los recursos en vivienda, servicios básicos, atención a las personas mayores en las residencias, en atención domiciliaria, incrementar las plantillas de los servicios públicos, en condiciones estables, haciendo fijos al personal interino:

Los derechos se defienden gobierne quien gobierne.  ¡Presupuestos Sociales ya!

CAMPAÑA POR UNOS PRESUPUESTOS QUE GARANTICEN LOS DERECHOS SOCIALES Y LABORALES.

Organizaciones participantes:

Aliança de Marees i Moviments Socials de Catalunya, Assemblea Diversitat Funciona (ADF),  Assemblea Moviments Socials de Catalunya, Assemblea Groga, CATAC-CTS, co.bas, Col·lectiu assembleari d'Universitats (CAU), Comissió Promotora Renda Garantida Ciutadania, Coordinadora d'Assemblees de Treballadors/es a Atur de Catalunya, Coordinadora familiars Residències 5+1, Disgrup, FTC, Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC), Marea Básica, Marea Blanca, Marea Colomense, Marea Pensionista de Catalunya, Moviment de Resistència Veïnal, PAH catalanas, Plataforma afectats BB serveis, Plataforma en Defensa de los Servicios Públicos, Plataforma SAD, Rebel·lió Atenció Primària, Sindicat Ferroviari, Sindicat Unitari del Metro, Solidaritat Obrera de Catalunya, Unidad Pensionista Cat, USTEC-STES, 500x20 del Garraf.