rgc logo sin texto

POR LA RECUPERACIÓN DEL PODER ADQUISITIVO DE SALARIOS Y PENSIONES CON EL IPC REAL

EN DEFENSA DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS

POR LA PAZ, NO AL AUMENTO DEL GASTO MILITAR
EL 15 DE OCTUBRE TODOS A MADRID

El coste de la vida o IPC real que en 2021 se incrementó un 6,5%, en Julio de 2022 se ha incrementado un 10,8 en términos interanuales (de julio de 2021 a julio 2022). Este brutal incremento lo pagamos la clase trabajadora y las clases populares con un importante deterioro de nuestras condiciones de vida.

La lucha por recuperar el poder adquisitivo de los salarios, pensiones y prestaciones con la aplicación del IPC real es una tarea fundamental en los próximos tiempos y hace necesaria más que nunca la unidad de acción de la clase trabajadora. El gobierno de España pretende imponer el llamado “Pacto de rentas” negociando con agentes sociales (CEOE, CCOO, UGT), cuyo objetivo es recortar el poder adquisitivo de los salarios y pensiones, con incrementos inferiores al IPC Real, o utilizando fórmulas tramposas como el IPC subyacente o el medio, notablemente inferiores al IPC real.

Nos hallamos ante un escenario terrible en qué después de la crisis del 2008 y de la epidemia, ahora la Comisión Europea, el FMI y la OTAN pretenden llevar el sufrimiento de la ciudadanía hasta nuevos extremos bajo el pretexto de la guerra. Mientras nos piden más sacrificios se reparten millonarios rescates a los bancos, establecen programas de recuperación para los monopolios, que aseguren a las empresas sus escandalosos beneficios y los millonarios sueldos de sus directivos, todo ello con el pretexto del cambio climático que ellos han provocado, mientras que exigen duplicar el gasto militar hasta el 2% del PIB.

El gobierno del Estado en lugar de resistirse a esas presiones en defensa del programa con el que se presentó a las elecciones (derogación de la reforma laboral, recuperación del poder adquisitivo, acabar con las leyes represoras como la ley mordaza, proteger el sistema público de pensiones, etc.) cada día aparece más sumiso al dictado del poder financiero y militar neoliberal. La alternativa al giro conservador que el masivo desengaño puede acelerar en el plano electoral es levantar una enorme movilización social, que desde la calle ponga en la agenda política las demandas de la ciudadanía, organice la resistencia social y articule una respuesta suficientemente extensa a las agresiones neoliberales.

Tampoco el gobierno de Cataluña ha demostrado la mínima sensibilidad social. Aunque su polémica sobre los derechos nacionales lo enfrente de manera continuada en los medios con el gobierno central, comparten el mismo desprecio por la ciudadanía y la misma sumisión al poder financiero. La exclusión social en Cataluña, según el último informe Foessa de Cáritas, golpea el 29,1 % de la población en Cataluña. La tasa de pobreza severa según el informe de IDESCAT en 2020 era el 6,2%, es decir 475.000 personas, en 2021 se ha incrementado hasta el 9% y afecta a más de 680.000 personas. Hasta la fecha la implementación de la Renta Garantizada de Ciudadanía, competencia exclusiva de la Generalitat solo da cobertura al 24,8% de la población con pobreza severa, lo que demuestra las graves restricciones e incumplimientos del gobierno con dicha ley.

Además, la prestación de la Renta Garantizada de Ciudadanía ha perdido más del 14,7% de su poder adquisitivo desde el 15 de septiembre de 2017 hasta la fecha al estar congelado el IRSC (Indicador de Renta de Suficiencia de Cataluña). Y lo que es más grave, dicho indicador que sirve para calcular las cuantías y el acceso a las prestaciones como la RGC sigue congelado, incumpliendo la legislación, desde el 1 de enero de 2010 hasta 31 de julio 2022 habiendo perdido un 29,8 % de su valor.

Estamos ante un nuevo ataque de los poderosos contra los derechos sociales, los salarios y las pensiones. Solo una gran respuesta social puede cambiar la situación. Por ello diversos movimientos sociales y organizaciones de trabajadores de Cataluña, nos sumamos al llamado del movimiento pensionista a una marcha a Madrid en defensa de los servicios públicos y de la subida según el coste de la vida de salarios y pensiones, como primer paso a una movilización general en todo el territorio del estado en otoño.

Aunque en este momento las respuestas sociales se hallan dispersas en multitud de acciones locales y sectoriales, ha llegado el momento de buscar un espacio de confluencia para presionar y trabajar conjuntamente por un cambio de rumbo social y político.

Ante una perspectiva económica inflacionista, de recortes en la producción como consecuencia de la guerra económica, que se verán agravadas por las futuras medidas de ajuste y austeridad del BCE y la Comisión Europea, el aumento del gasto militar acentuará la profundidad de los recortes sociales, abocando a una grave recesión económica, el aumento del desempleo y la pobreza. La defensa de los derechos sociales y de los servicios públicos hace necesario movilizarse contra las agresiones de que somos objeto.

Con un brutal incremento del coste de la vida y una guerra económica contra las clases populares, consideramos que los movimientos sociales del país debemos avanzar para articular una plataforma conjunta de defensa social. En este sentido, la convocatoria de los diversos movimientos pensionistas de una marcha unitaria a Madrid por la subida de salarios y pensiones con el IPC y en defensa de los servicios públicos, la consideramos oportuna y un punto de partida para fortalecer y articular a quienes hacemos frente a los recortes. En Cataluña el conjunto de movimientos sociales firmantes de este manifiesto, acordamos el siguiente acuerdo reivindicativo de mínimos abierto a futuras incorporaciones, como primer paso para salir a la calle conjuntamente este 15 de octubre:

1.- Incremento de salarios y pensiones con el IPC real. No al “pacto de rentas” explicito o de “facto”.

2.- Actualización inmediata del Indicador de Renta de Suficiencia de Cataluña con el IPC acumulado durante todo el tiempo que ha estado congelado. Por una implementación de la Renta Garantizada de Ciudadanía sin trampas ni restricciones. En defensa de los derechos de la población vulnerable.

3.- Por el pleno empleo digno y estable: Por la reducción de la semana laboral a 30 horas sin reducción del salario, por la plena derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012, y de toda la legislación laboral que ha recortado derechos laborales y fomentado la precariedad laboral.

4.- Por unas pensiones públicas dignas, no a la privatización de las pensiones. Derogación de las reformas de las pensiones de 2011, 2013 y 2021, así como la Ley de promoción de los Planes Privados de Empleo aprobada este año. Por la recuperación de la edad de jubilación a los 65 años. Pensión mínima igual al Salario mínimo interprofesional, ajustando éste al 60%
del salario Medio, como obliga la Carta Social Europea. Eliminación de la brecha de género en salarios y pensiones.

5.- Por la nacionalización del sector energético con control social, para asegurar un precio justo y accesible. Por el derecho a los suministros básicos de energía y agua, no determinados por la especulación y el abuso, especialmente a las familias y personas vulnerables.
6.- Por una ley que garantice el derecho a la vivienda, recogiendo las enmiendas presentadas por la iniciativa estatal de los movimientos sociales a la ley de la vivienda. Creación de un parque público de vivienda.

7.- En defensa del carácter público de la Sanidad, por revertir las privatizaciones y externalizaciones, y asegurar una salud Universal, solidaria, integral y de calidad.

8.- En defensa de una Educación pública y de calidad, revertir las privatizaciones, y asegurar el carácter estable y digno de las plantillas en los centros escolares y de la Universidad. No al abuso de la interinidad, fijeza ya. Asegurar una plaza pública y gratuita a toda la infancia de 0 a 3 años. Avanzar hacia la Plena gratuidad de las universidades públicas y en la formación profesional.

9.-Residencias de carácter público y de calidad para las personas mayores y con diversidad funcional. Revertir la privatización de centros de titularidad pública. Modificación de la cartera de servicios de 2020. Ratio mínima de un puesto de gericultor por cada cuatro personas en los turnos de mañana y tarde, y uno por cada diez en el turno de noche. Servicio médico y de enfermería las 24 horas. Atención médica a cargo de la sanidad pública. Contratación estable y digna del personal de residencias. Por un nuevo modelo de más calidad.

10.- Por una atención domiciliaria de carácter público y de calidad, en condiciones dignas para trabajadoras/es y usuarios/as.

11.- Derogación del convenio que vincula el INSS con el ICAM (Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya). Exigimos al ICAM qué respete y priorice las decisiones, conclusiones y diagnósticos de los colegiados de la Sanidad Pública.

12.- Papeles para todas las personas inmigrantes sin discriminaciones políticas entre nacionalidades, que permita su acceso a un empleo estable y digno. Cierre de los centros de internamiento para extranjeros (CIEs), regulación ya.

13.- No al incremento del gasto militar, por su reducción, no a la guerra promovida por las empresas militares y la codicia de los financieros.

14.- En defensa de la libertad de expresión y manifestación. No a la represión de los movimientos sociales y sindicales. Derogación de la ley mordaza.

Ante el retroceso social y la miseria que nos amenaza, sabemos que tenemos un largo recorrido por delante para revertir la actual situación. Pero este es un paso en la buena dirección al que debemos darle continuidad este otoño, abriendo un proceso de debate en defensa de nuestras reivindicaciones. Por ello el conjunto de firmantes de este manifiesto:

a) llamamos a promover la participación en la marcha a Madrid el 15 de octubre

b) nos comprometemos a trabajar en todos los sectores sociales, barrios y centros de trabajo la denuncia de las agresiones de que somos objeto y la necesidad de defender nuestra plataforma de reivindicaciones compartidas.

c) nos comprometemos a preparar en Cataluña las movilizaciones de otoño y a buscar complicidades en el estado para plantear nuestras demandas de forma cohesionada y coherente, trabajando para articular un encuentro de movimientos sociales y laborales.

14 setiembre 2022

Organizaciones convocantes:
Aliança de Marees y Moviments Socials
Assemblea Diversitat Funcional
CO.BAS
Comissió Promotora de la Renda Garantida de Ciutadania
Confederación General del Trabajo
Coordinadora de Assemblees de Treballadors/es en Atur de Catalunya
Marea Blanca de Catalunya
Marea Pensionista de Catalunya – COESPE
PAICAM Plataforma d'Afectades per l'ICAM i l'INSS
Plataforma per la Pau, contra les guerres, OTAN NO de Catalunya
Plataforma Servei d'Atenció Domiciliaria
Sindicat de Llogaters de Catalunya
Solidaridad Obrera
Unitat Pensionista de Catalunya
Adhesiones:
UNIN MAS I.P.S.P. de Bolivia en Cataluña
Somos Rebelión Ciudadana de Ecuador en Cataluña
Ecologistes en Acció de Catalunya
Para adherirse a este manifiesto o incorporarse como movimiento social a este espacio de coordinación, puede enviarse un email a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.