arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

mono extincionReactivo: ONU alerta de que un millón de especies están al borde de la extinción

  • Los cambios de usos del suelo, la explotación de especies, el cambio climático y los elevados niveles de consumo, entre las principales causas, según el panel de expertos de biodiversidad de la ONU (IPBES)
  • La supervivencia del planeta y de la humanidad depende de medidas como la protección de bosques y océanos y de un cambio radical en los sistemas de producción y de consumo

6 de mayor de 2019 -. El impacto humano está causando una pérdida masiva de especies, según el último informe elaborado por el Panel Internacional de Expertos en Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES) de Naciones Unidas, el equivalente al IPCC sobre cambio climático.

El informe, que analiza el estado de la biodiversidad mundial por primera vez desde hace 14 años, arroja conclusiones aterradoras: un millón de especies se encuentran al borde de la extinción, una cifra sin precedentes en la historia de la humanidad, considerada como la sexta extinción de la Tierra. La causa: las actividades humanas que han alterado significativamente la mayor parte de los mares y el suelo. Los cambios de usos del suelo, la explotación de especies, el cambio climático y los elevados niveles de consumo se han incrementado en los últimos años hasta niveles sin precedentes. Por ejemplo, el 66% de los mares muestra una alteración severa por el impacto humano, lo que está provocando el declive en la cantidad y diversidad de vida marina. Además, el estudio destaca la relevancia del conocimiento y los modos de vida de las comunidades locales e indígenas para el mantenimiento de la biodiversidad.

El informe concluye que la mayoría de los objetivos sobre protección de la naturaleza fijados por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) para 2020 -conocidos como objetivos Aichi- no se van a cumplir, lo que echa por tierra la mitad de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (ODS). Esta alarmante situación requiere acciones urgentes para proteger bosques y océanos del mundo, así como un cambio radical en los sistemas de producción y de consumo.

“Nuestra propia supervivencia depende de la naturaleza: la pérdida de biodiversidad augura nuestra propia extinción. Por ello, aunque la situación es grave, aún podemos, y debemos, revertir esta tendencia con políticas ambiciosas. No podemos seguir destruyendo nuestro propio sustento. Además, es imposible salvar el clima sin salvar la biodiversidad, y viceversa. Si fallamos protegiendo la naturaleza, perdemos nuestro mayor activo en la lucha contra el cambio climático”, ha declarado Paloma Nuche, doctora en Ecología y responsable de la campaña de Costas de Greenpeace.

Greenpeace demanda a los gobiernos que antepongan el planeta a los intereses corporativos y que actúen con la urgencia y ambición que exige este informe. Los líderes políticos deben implementar medidas para proteger la biodiversidad con la participación y consentimiento de los pueblos indígenas y las comunidades locales. El enriquecimiento de unos pocos ha llevado a la naturaleza al límite, lo que pone en riesgo la propia supervivencia de la humanidad.

El informe alerta de que los actuales mecanismos para proteger los océanos no están funcionando. A día de hoy, sólo el 3% de las aguas internacionales están protegidas y no hay instrumentos legales que permitan la creación de santuarios en aguas internacionales. Greenpeace reitera la necesidad de un Tratado Internacional de los océanos que proteja como mínimo el 30% de los océanos para 2030.

La protección de los bosques también es vital para detener la pérdida de biodiversidad. Y para ello, es clave el uso sostenible del suelo. Cualquier aumento en la superficie agrícola para producir piensos destinados a la ganadería industrial implica más deforestación y la destrucción de hábitats naturales, alerta Greenpeace.

“España es el principal país importador de soja de la UE, destinada a la fabricación de piensos. Por eso, abordar el excesivo consumo y producción de carne y lácteos debe ser una prioridad para las personas responsables de políticas. Es urgente y necesario conseguir que el consumo y la producción de carne y lácteos se reduzcan un 50% a nivel global para 2050”, ha concluido Nuche.

MÁS INFORMACIÓN AQUÍ

madre hijo

- Casi el 30% de las mujeres menores de 40 años no desean subirse al carro de la maternidad

- Las que quieren serlo cada vez retrasan más el momento. Y hasta 2,5 millones de las que ya lo son no han tenido más hijos por la precariedad

- Aunque el número de abortos cayó con la entrada en vigor de la ley de plazos, las cifras del IPF indican que estos han vuelto a incrementarse

Este domingo se celebra el Día de la Madre, una cita que, dada la tasa de natalidad española, podría no estar pasando sus mejores momentos. El comparador de seguros de salud Acierto.com ha aprovechado para analizar en qué situación se encuentran aquellas mujeres que quieren ser mamás en nuestro país y también las razones por las que otras muchas hayan decidido no subirse al carro de la maternidad.

Así y entre otras conclusiones, la investigación confirma lo que ya sabíamos: que son muchas las españolas que ya no quieren ser madres -casi el 30% de las mujeres menores de 40 años no desean subirse al carro de la maternidad- y que, las que lo son, cada vez tienen a sus hijos más tarde. En concreto, tenemos la tasa más alta de la UE de madres primerizas que superan los 35 años. Lo peor del caso es que hasta el 42% asegura que tuvo a su hijo hasta cinco años más tarde de lo que hubiera querido.

El dato curioso es que el estigma social está desapareciendo -de forma muy lenta pero lo está haciendo-. Es decir, entre los entrevistados más jóvenes ya no está “mal visto” decir no a la maternidad. De hecho, hasta el 70% de los encuestados considera que es razonable dada la situación económica y laboral en nuestro país.

Respecto a aquellas españolas que ya son madres, hasta 7 de cada 10 tendría otro hijo si su situación se lo permitiese. Y aquí entra en juego la economía pero también la dificultad de conciliación entre el trabajo y la vida familiar. Tales son las dificultades, que casi la mitad se han visto obligadas a reducir su jornada. Para más inri, las españolas que son madres se encuentran entre las europeas que más problemas tienen para trabajar, junto con las griegas y las italianas.

Asimismo y aunque el número de abortos cayó con la entrada en vigor de la ley de plazos, las cifras del IPF indican que estos han vuelto a incrementarse. Casi el 90% de las mujeres que abortaron el pasado año lo hiciero a petición propia, mientras que solo el 6% lo hicieron porque estaba en peligro su vida o su salud. El resto alegó otros motivos. Además, el 30% de las que interrumpieron voluntariamente su embarazo vivían en pareja. Unos porcentajes que, de nuevo, podrían tener mucho que ver a las dificultades para ser madre en España.

El parto, mejor por la privada

En cuanto a las que se quedan embarazadas, la investigación de Acierto.com revela que casi el 40% de las españolas prefiere un seguro privado para gestionar su embarazo, hacer seguimiento y someterse a pruebas diagnósticas. Entre los motivos que les llevan a hacerlo, la mayoría se decanta por ellas por la confianza en las elevadas competencias de los médicos que les atenderán. Otro de los motivos tiene que ver con la posibilidad de disfrutar de una habitación individual en la que tener mayor intimidad y descanso.

Algo más del 30% se refiere a la flexibilidad horaria de este tipo de servicio y la facilidad que esta conlleva a la hora de cuadrar las citas y revisiones con su actividad laboral. Y el 47% contrata estas pólizas para poder acceder a más consultas y ecografías que las que se incluyen en la Seguridad Social-.

No obstante y como comenta Carlos Brüggemann, cofundador de Acierto.com, “conviene revisar siempre el periodo de carencia que se aplica al embarazo si todavía no tenemos un seguro de salud, es decir, el tiempo que ha de pasar desde que se contrata un seguro hasta que se puede hacer uso de él para casos como este”. Lo habitual es que este periodo varíe entre los 8 y 10 meses en función de la entidad aseguradora, aunque algunas sí cubren al menos el seguimiento y vigilancia de la gestación (no así el parto e ingreso hospitalario). Asimismo, existen variables que pueden anular la carencia, como que se trate de una situación urgente que ponga en peligro la vida del paciente o, si de da un parto prematuro.
trk-pixel

connected 1327191 1280A solo unos días de las elecciones, los distintos partidos políticos se han posicionado a favor o en contra del gravamen. dPG Legal explica las repercusiones que tendría la aplicación de cada una de sus propuestas.

Madrid, 24 de abril de 2019 - A pesar de no ser un tributo que está tan presente en el día a día de los contribuyentes como el IVA o el IRPF, el hecho de que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD) afecte a prácticamente todas las personas en algún momento de su vida ha hecho que los partidos hayan girado la mirada hacia él, propiciando que se haya convertido en uno de los principales campos de discusión de cara a las próximas elecciones generales.

En primer lugar, hay que recordar que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones grava la transmisión patrimonial que adquiere la persona física por una herencia o donación. Se trata de un tributo estatal que se encuentra cedido a las comunidades autónomas, por lo que dependiendo de la comunidad autónoma donde nos encontremos se tributará más o menos por adquirir una herencia o donación.

Si tenemos en cuenta el programa electoral de los principales partidos políticos, se han formado dos bloques diferenciados respecto a esta cuestión: por un lado, el del Partido Popular (PP), Ciudadanos y Vox, y por el otro, el que forman el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Unidas Podemos.

En el primero de los casos, la propuesta consiste en eliminar el gravamen. Así lo afirma Ciudadanos al proponer que bonificarán al 100% este impuesto en las herencias y donaciones entre parientes directos y lo reducirán en las transmisiones entre otros parientes en toda España.

Del mismo modo, uno de los puntos del programa político de Vox aboga por la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio, el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y Plusvalías municipales en todo el territorio nacional.

El PP en la misma línea que los anteriores, propone eliminarlo para las transmisiones que se lleven a cabo entre padres e hijos y al resto de la línea descendiente, así como entre cónyuges.

En la otra cara de la moneda se encuentra Unidas Podemos, cuyo planteamiento es hacer el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones más justo, en colaboración con las comunidades autónomas, de forma que sea más progresivo y que las personas herederas con menor patrimonio preexistente y mayor grado de consanguineidad tengan cuotas reducidas. Al mismo tiempo, propone armonizar el impuesto a escala estatal a partir de un mínimo de tributación para evitar la competencia fiscal entre territorios.

Por su parte, el PSOE no se pronuncia en su programa político sobre dicho impuesto, por lo que es muy probable que no haya intención de modificar la regulación existente a día de hoy sobre el mismo y, por tanto, continúen las grandes diferencias existentes entre las distintas Comunidades Autónomas.

Para medir el impacto que tendría cada una de estas medidas, dPG Legal, a través de su departamento de Sucesiones y Patrimonio, presenta un caso práctico:

Tomemos como ejemplo la Comunidad de Madrid, que cuenta con una bonificación del 99%. En caso de que una persona que reciba bienes que provengan de una herencia o donación de un ascendiente (padres, abuelos) por valor imaginemos de 500.000 €, con la legislación actual, el importe a abonar para hacer frente al pago del impuesto sería de 1.214,49 €.

Sin embargo, en caso de tener que tributar en una comunidad autónoma que no cuente con bonificación o exención alguna y se aplique la regulación estatal el importe a abonar sería de 121.449,47 €. Como vemos, es una diferencia significativa (120.234,98 €) y puede dar lugar a que muchos herederos se vean en la obligación de no aceptar la herencia por no poder hacer frente al pago del impuesto.

A modo de resumen y teniendo en cuenta solo los descendientes directos podríamos decir que las comunidades que menos pagan y se trata de importes simbólicos son: Madrid, Murcia, La Rioja, Extremadura, Galicia, Canarias, Asturias, Baleares y Castilla La Mancha, además de los territorios forales.

El resto de las comunidades autónomas aplican reducciones en ciertos supuestos. Por ejemplo, Andalucía, recientemente, elimina el gravamen hasta un millón de euros de base imponible, Castilla y León hasta 400.000 euros, Cantabria aplica el 100% de bonificación para los primeros 100.000 euros y la Comunidad Valenciana aplica una bonificación del 75%, mientras que en Cataluña la bonificación es del 99% al 20% y se aplica de forma inversamente proporcional a la base imponible.

Si tenemos en cuenta las propuestas de los distintos partidos políticos, en caso de aplicar la medida propuesta por el Partido Popular, Ciudadanos y Vox, el heredero no tributaría nada por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones por adquirir la herencia o recibir bienes mediante donación.

Sin embargo, si tenemos en cuenta la línea de Unidas Podemos y PSOE no sabemos muy bien a cuánto ascendería el pago del tributo, pero si tenemos en cuenta la regulación estatal, sin aplicar ninguna bonificación o exención, el importe a pagar por el tributo podría llegar a ascender a la cantidad de 121.449,47 €.  

En definitiva, nos encontramos ante una materia compleja, que sin duda va a cambiar en los próximos meses con el nuevo gobierno, ya sea en un sentido o en otro.

Nuestra recomendación si va a recibir una herencia o una donación, es contar con asesoramiento legal profesional, pues será la mejor manera de garantizar el correcto pago del tributo y evitar posibles contratiempos.

https://www.dpglegal.es/


Collartz Essenza di Murano Samantha Portada

  • Con el Día de la Madre a la vuelta de la esquina, la firma de joyería sostenible Collartz analiza los regalos más habituales y el gasto medio de los hijos españoles

  • Los andaluces, madrileños y vascos son los que más gastarán

  • Hasta el 66% opina que es una cita comercial, pero 8 de cada 10 acaban regalando por la ilusión que le hace a su madre

  • El 8% incurre en regalos sexistas como planchas, batidoras y similares

 

El próximo domingo 5 de mayo se celebra el Día de la Madre, una tradición cuyos orígenes se remontan a la Antigua Grecia y un cita que cientos de españoles aprovecharán para tener un detalle con la suya. Pero, ¿cuánto dinero destinarán?, ¿cuáles son los regalos más habituales?, ¿qué percepción se tiene de esta celebración? El último informe realizado por la firma de joyería sostenible Collartz.com responde a estas y otras cuestiones.

 

Así, su investigación revela que los españoles dan más importancia a esta cita que al Día del Padre y que hasta 8 de cada 10 le harán un regalo a su madre. Y no solo eso, sino que gastarán hasta un 20% más en el presente. El principal motivo -aparte del componente emocional- es que consideran que para ellas es más importante esta fecha que para ellos, y que les hace más ilusión recibir un regalo. No obstante, existen ciertos matices en función de la franja de edad. Son las madres de entre 50 y 70 años las que se perciben como más “emocionadas” y “agradecidas”.

 

Si desglosamos el gasto medio en el regalo, se sitúa en los 50 euros en hasta siete de cada diez casos. Solo el 6% está dispuesto a desembolsar más de 150 euros, y el resto se queda entre los 50 y los 100. Teniendo en cuenta lo que quieren las madres y la percepción de muchos hijos respecto de este día la cifra no está nada mal.

 

Sí, porque a pesar de que la mayoría de hijos acaban sucumbiendo a la compra del regalo, una amplia mayoría piensa que se trata de una costumbre comercial -el 66%-. En este caso y tal y como afirma la firma de joyería Collartz, sigue primando la ilusión con la que ella recibirá el regalo. Es decir, que se trata más bien de una excusa para regalar que la conmemoración de un día en sí mismo.

 

Cabe comentar que el gasto varía en función del sexo del hijo: ellas gastan menos que ellos, hasta un 10%. También cambia según la comunidad, pues son los andaluces, los madrileños y los vascos los más generosos regalando, mientras que los catalanes, valencianos y baleares se encuentran en el lado extremo de la lista.

No obstante, más allá del dinero, las madres consideran el detalle y lo trabajado del regalo lo más importante. En creatividad ganan los murcianos y canarios.

 

Qué regalan los hijos y qué quieren las madres

Entre los regalos más frecuentes para el Día de la Madre, el análisis de Collartz sitúa a la moda y los complementos como regalo más frecuente. Estos protagonizan el 66,3% de los detalles, especialmente en el caso de los jóvenes. Todo un acierto si tenemos en cuenta que 9 de cada 10 españolas reconocen darle mucha importancia a los complementos a la hora de vestir. Por orden, las joyas, relojes, bolsos y pashminas o fulares se sitúan a la cabeza de favoritos.

 

De entre estas primeras triunfan especialmente los pendientes y las pulseras de plata, sobre todo aquellos que cuentan con un diseño original o se encuentran personalizadas.  En cuanto a la ropa, la mayoría prefiere probársela, a no ser que se trate de una prenda más cara como una chaqueta de piel o similares. La gastronomía y los elementos decorativos también son un regalo frecuente.

 

Desgraciadamente, todavía hay un porcentaje de hijos -del 8%- que incurre en regalos sexistas como electrodomésticos, aspiradoras, planchas y similares, unos obsequios que es mejor comprar en familia porque precisamente son para uso y “disfrute” de la misma. En cualquier caso, esto ocurre con mayor frecuencia en las franjas de edad más altas. Y como regalos socorridos no faltan los libros, las flores y los bombones que, como veremos más tarde, no son precisamente un acierto.

 

Dónde compran

Respecto al canal de adquisición y si bien las compras online se han disparado durante la última década, aquí la diferencia entre los regalos comprados a través de la red y en la tienda física no es tan abismal como en el resto de productos en general (60% vs 40%). Sin embargo, lo que sí hacen hasta el 80% de los hijos es comparar el precio del producto online. Un comportamiento que revela cierta planificación. Aquellos que compran con más prisa acaban optando, principalmente, por flores, bombones y similares.

 

Lo que ellas quieren (y lo que no quieren)

Entre los peores regalos para las madres se cuelan los perfumes de imitación, las batidoras y electrodomésticos similares (a no ser que lo hayan pedido), las muñecas de porcelana, prendas de liquidación con taras, y -ojo- cajas de bombones sin envolver. Estas últimas se relacionan con la compra de última hora, las prisas, el desinterés y la falta de personalización. Curiosamente, la cosa cambia si viene envuelto en un papel pomposo con el nombre de la homenajeada, por ejemplo.

 

Los desayunos caseros sin limpiar la cocina tampoco son plato de buen gusto -teniendo en cuenta que hasta 7 de cada 10 madres se ocupan de la amplia mayoría de las tareas del hogar-, ni los ramos de flores -hasta 9 millones en nuestro país son alérgicas-. Tampoco el dinero o las suscripciones al gimnasio, que pueden llegarse a malinterpretar.

 

Y ¿qué quieren ellas? Según los datos de Collartz y además de complementos y joyas, la mayoría desearía recibir una escapada romántica o viaje, una sesión intensiva de belleza y, en definitiva regalos experienciales. En cualquier caso, hasta el 90% afirman que lo importante es el gesto y que en el regalo se perciba que han pensado en ellas.

greenpeace Colon e

  • La pancarta simula la factura medioambiental y social que dejan las prácticas políticas y empresariales y que paga la ciudadanía
  • Cuatro activistas han descolgado la lona de cerca de 300 m2 a una altura de 60 metros de las emblemáticas torres con el mensaje “Nos están costando la vida. Nos están costando el planeta”
  • La organización ecologista ha presentado un documento con 69 medidas clave que deberían tener en cuenta los partidos en sus programas electorales

A primera hora de la mañana un grupo de activistas de Greenpeace ha ascendido de forma pacífica a una de las emblemáticas torres de la plaza de Colón en Madrid, donde han desplegado una gran pancarta de cerca de 300 m2 que simula la factura que dejan las prácticas políticas y empresariales y que es pagada por la sociedad en forma de cambio climático, pérdida de derechos fundamentales, destrucción del medioambiente y contaminación. Unos costes que están ya condicionando el presente y comprometiendo el futuro de las próximas generaciones.

Foto y vídeo disponibles para medios aquí

El grupo de cuatro activistas permanecen en la fachada del edificio junto a la pancarta donde se puede leer los gastos de la factura y el mensaje “Nos están costando la vida. Nos están costando el planeta. #NoPaguesLaCuenta“, para denunciar que las malas prácticas de las grandes empresas y las actuales políticas no solo destruyen el medio ambiente sino que generan una sociedad cada día más desigual y una pérdida de derechos que sufren especialmente las mujeres, por ser aquellas que sostienen la vida y los cuidados, y las generaciones más jóvenes.

“La pasividad, lentitud, falta de ambición y liderazgo en la defensa del medio ambiente de la mayoría de políticos, parlamentarios y gobernantes, así como el intento de amordazar y criminalizar a la ciudadanía que denuncia y exige soluciones, nos está costando la vida y la salud del planeta. La situación no aguanta medias tintas. O se actúa ya con decisión y audacia en la lucha contra el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación de nuestros océanos ahogados en plásticos o el legado que dejaremos a la siguiente generación, que está saliendo a la calle a exigir soluciones, acción y determinación, será vergonzoso”, ha declarado Mario Rodríguez, director de Greenpeace.

Greenpeace lanza este mensaje al comienzo del importante periodo electoral debido a la urgencia de la situación y aporta 69 medidas esenciales agrupadas en cinco bloques para afrontar los enormes retos a los que se enfrenta la sociedad española y a los que se debe dar solución de forma inmediata. Greenpeace recuerda que el coste de la inacción frente a problemáticas como el cambio climático puede llegar a ser mucho más caro que el coste de actuar ya.

Urgencia en la lucha contra el cambio climático

Frenar el calentamiento global en 1,5 ºC, como indican los científicos del IPCC, es una necesidad ineludible y urgente, queda algo menos de una década para conseguirlo. Para ello la organización presenta 13 medidas centradas en aumentar la ambición climática y en la incorporación de todos los sectores en la transición ecológica de la economía, para lograr la reducción de emisiones al menos en un 55% en 2030 respecto y conseguir la descarbonización completa para 2040.

Proteger derechos y libertades

Ante el escenario mundial de pérdida de derechos y reducción del espacio democrático vital para el desarrollo de la sociedad, la organización presenta 11 medidas entre las que se encuentran acabar con la ley mordaza o aprobar un tratado vinculante sobre empresas y derechos humanos.

Biodiversidad y los ecosistemas

Greenpeace considera urgente elevar la consideración política de la protección del medio ambiente y su biodiversidad, reconociendo su valor como vector de la transición ecológica de la economía española y dotándola de recursos, para lo que se proponen 15 medidas, como el cumplimiento de la normativa europea en materia medioambiental o la persecución del delito de robo de agua y de las actividades que contaminan.

Consumo

Greenpeace considera que las ciudades son espacios con un gran potencial por su cercanía con las personas para favorecer la transición ecológica de la economía. En este ámbito presenta un conjunto de 16 medidas, como la eliminación y reducción de los envases y el uso de plásticos de un solo uso.

Europa

La organización también resalta que la Unión Europea tiene la obligación y la capacidad de evitar el desastre climático liderando una respuesta global, coordinada y urgente que ponga fin a la inacción continuada de los Gobiernos europeos.

“Ante esta situación de urgencia, reclamamos responsabilidad. Se nos acaba el tiempo. Esta situación de emergencia climática y social constituye también una oportunidad para apostar por una economía solidaria, verde, que redistribuya la riqueza en nuestro país y la transición ecológica es una oportunidad para transitar hacia un nuevo modelo productivo. En este país estamos demasiado acostumbrados a ver cómo se socializan las pérdidas mientras se privatiza la riqueza”, ha apuntado Cecilia Carballo, directora de programas de Greenpeace.