arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

ai3

#StopCensuraCopyright #SaveYourInternet #SaveTheLink #FixCopyright #CensorshipMachines #internautas #DeleteArt13

El Artí­culo 13 ha vuelto - y es peor, no mejor

Recordemos: El 18 de enero las negociaciones sobre la nueva ley europea del copyright se detuvieron abruptamente después de que los gobiernos de los Estados Miembros fracasaran en alcanzar una posicónn común sobre el Artí­culo 13, lo cual forzará a las plataformas de Internet a censurar los posts de sus usuarios mediante filtros de subida. Sin tal acuerdo, las reuniones finales a tres bandas, en las que la ley se suponí­a que se finalizarí­a junto a representantes del Parlamento Europeo, tenían que ser canceladas - y el tiempo se acababa, con las elecciones a la U.E, que barajarán todas las cartas, vislumbrándose en mayo. En contra de algunas informaciones, sin embargo, el Artí­culo 13 no fue archivado porque una mayorí­a de gobiernos de la U.E. hubieran llegado a entender que los filtros son costosos, proclives a error y que amenazan los derechos fundamentales.

Sin lugar a dudas, una oposición pública sin precedentes contribuyó a que los gobiernos de 11 Estados Miembros votaran contra el procedimiento, desde los sólo 6 que había el año anterior. Sin embargo, aún quedaba una mayoría a favor del Artículo 13 en general - sólo disentían en los detalles. Esto ahora se ha resuelto, y el proceso de aprobar la ley vuelve a estar en marcha - sigue leyendo más abajo. El acuerdo requería un compromiso entre Francia y Alemania, quienes en razón a su tamaño pueden crear o destruir una mayoría. Ambos apoyan los filtros de subida - sólo eran incapaces de ponerse de acuerdo en quiénes deberían estar obligados a instalarlos:

La posición de Francia

El Artículo 13 es maravilloso y debe aplicarse a todas las plataformas, independientemente de su tamaño. Deben demostrar que han hecho todo lo que podían hacer para evitar subidas de material protegido por copyright. En el caso de pequeñas empresas, eso podría o no significar usar filtros de subida, finalmente un tribunal tomaría esa decisión. (Ésta era anteriormente la posición mayoritaria entre los gobiernos de la U.E, antes de que el nuevo gobierno electo de Italia se retractara en su conjunto de su apoyo al Artículo 13)

La posición de Alemania:

El Artículo 13 es maravilloso, pero no debería aplicarse a todos. Las compañías con facturaciones inferiores a 20 millones de euros anuales deberían ser excluídas por completo, para no dañar a las PYMES y start-ups de Internet europeas. (Esto estaba más cerca de la actual postura del Parlamento Europeo, que pide la exclusión de las compañías con facturaciones inferiores a 10 millones de euros y de menos de 50 empleados) Lo que les unió: hacer el Artículo 13 incluso peor En el acuerdo franco-alemán (PDF), que se filtró hoy, el Artículo 13 se aplica a todas las plataformas comerciales, los filtros de subidas deben ser instalados por todos aquellos excepto por los servicios que encajan en los tres siguientes criterios, extremadamente restrictivos:

1. Disponibles al público menos de 3 años.

2. Facturaciones anuales menores de 10 millones de euros.

3. Menos de 5 millones de visitantes únicos al mes. Incontables apps y sitios que no reúnen todos estos criterios necesitarían instalar filtros de subida, agobiando a sus usuarios y operadores, incluso si las infracciones del copyright no son actualmente un problema para ellos.

Algunos ejemplos:

Filtros de subida requeridos Foros de discusión de sitios comerciales, tales como los foros de Ars Technica o Heise.de (más de tres años) Patreon, una plataforma con el único propósito de ayudar a que se pague a los autores (no reúne ninguno de los tres criterios) Redes sociales nicho como GetReeled, una plataforma para pescadores (muy por debajo de los 5 millones de usuarios, pero más antigua de 3 años) Pequeños competidores europeos de firmas estadounidenses mayores como Wykop, una plataforma de compartición de noticias polaca similar a Reddit ( muy por debajo de los 10 millones de euros de facturación, pero puede alcanzar los 5 millones de visitantes y tiene más de tres años) Y por encima de eso, incluso las plataformas más pequeñas y recientes, que reúnen los tres criterios, deben también demostrar que han llevado a cabo "los mejores esfuerzos" para obtener licencias de los propietarios de los derechos, tales como los sellos discográficos, editores de libros y bases de datos fotográficas para cualquier cosa que sus usuarios pudieran posiblemente subir o publicar - una tarea imposible.

En la práctica, todos los sitios y apps donde los usuarios puedan compartir contenido serán seguramente forzados a aceptar cualquier licencia que le oferte un propietario de derechos, sin importar lo malas que puedan ser las condiciones, y sin importar si en realidad quieren que el contenido protegido con copyright de los propietarios de los derechos esté disponible o no en su plataforma, para evitar el riesgo legal masivo de entrar en conflicto con el Artículo 13.

En resumen:

El compromiso entre Francia y Alemania sobre el Artículo 13 sigue exigiendo que prácticamente todo lo que publiquemos o compartamos online necesite el permiso previo de las "máquinas de censura", algoritmos que son fundamentalmente incapaces de distinguir entre infracción del copyright y obras legales como parodias y criticas. Cambiaría la red de un sitio donde podemos expresarnos nosotros mismos (con alguna moderación aplicada a posteriori en las plataformas) a uno en donde las grandes corporaciones de propietarios de derechos son los guardianes de lo que puede o no puede publicarse de antemano. Eso permitiría a los propietarios de derechos la intimidación a cualquier sitio o app comercial que incluya una función de publicación.

La innovación europea en la web se vería desincentivada por los nuevos costes y riesgos legales para las start-ups -incluso si sólo se aplican cuando las plataformas alcancen los 3 años de antigüedad, o logren cierto éxito. Los sitios y apps extranjeros que no puedan permitirse legiones de abogados serían incentivados a geobloquearían directamente a todos los usuarios establecidos en la U.E. para estar seguros.

AHORA TODO DEPENDE DEL PARLAMENTO EUROPEO

Con esta barricada ya fuera del camino, las negociaciones trilaterales para concluir la nueva ley del copyright han vuelto. Sin tiempo que perder, habrá una presión masiva para alcanzar un acuerdo global durante los próximos pocos días y aprobar la ley en marzo o abril. Más probablemente, el compromiso entre Alemania y Francia se sellará por el Consejo el viernes, 8 de febrero, y entonces tendrá lugar una negociación trilateral final con el Parlamento el lunes 11 de febrero. Los Eurodiputados, la mayoría de los cuales luchan por ser reelegidos, tendrán la última palabra.

El pasado septiembre, una estrecha mayoría a favor del Artículo 13 sólo pudo lograrse tras una excepción para pequeñas empresas que se incluyó y que fue mucho mayor que el sucio trato que ahora proponen Francia y Alemania - pero desafortunadamente no hay razón para creer que el negociador del Parlamento Axel Voss se mantenga firme e insista en este punto en los trílogos. En lugar de esto, pasará al voto final del plenario de marzo o abril, donde todos los Eurodiputados tendrán algo que decir.

Que los Eurodiputados rechacen esta versión dañina del Artículo 13 (como hicieron inicialmente el pasado julio) o que cedan a la presión dependerá de que todos nosotros les dejemos claro que: SI ROMPÉIS INTERNET Y APROBÁIS EL ARTÍCULO 13, NO OS REELEGIREMOS Tuitéalo

Puedes enviar un e-mail a tu Eurodiputado de una forma fácil con esta utilidad de SaveYourInternet.eu

https://saveyourinternet.eu/act/

Traducido por Asociación de Internautas del post original de Julia Reda

Más de 4.580.000 firmas contra los artículos 11 y 13 de la Directiva Europea de Copyright (Actualizado)

https://www.change.org/p/european-parliament-deten-la-m%C3%A1quina-de-la-censura-salva-internet

gp peligro nuclear

  • La investigación en torno al almacenamiento geológico no ha conseguido aportar ninguna solución, advierte la organización ecologista

     

  • 2019: año decisivo en el debate de los residuos nucleares. En España se presentará un nuevo plan de residuos radiactivos, con nueve años de retraso

     

  • Greenpeace considera que la primera medida debe ser paralizar la producción de residuos radiactivos y que toda industria debe gestionar sus residuos

Greenpeace ha presentado esta mañana el informe internacional titulado La crisis global de los residuos nucleares (1), en el que diversos expertos independientes de todo el mundo analizan la situación actual de los residuos nucleares a escala mundial. El informe muestra que, hasta el momento, ningún Estado ha logrado gestionar con seguridad los residuos generados, y la investigación en torno al almacenamiento geológico no ha conseguido aportar ninguna solución.

“Para Greenpeace la primera medida debe ser paralizar la producción de residuos radiactivos lo antes posible. Sin embargo, el preacuerdo de ayer del Gobierno y las eléctricas a puerta cerrada sobre un cierre de las nucleares a partir de 2025, sobrepasando su vida de diseño, es un riesgo innecesario que prioriza la cuenta de resultados de las empresas frente a los costes para la sociedad”, ha declarado Raquel Montón, responsable de la campaña nuclear de Greenpeace.

El fracaso global a la hora de abordar el problema de los residuos nucleares es ahora una cuestión prioritaria, ya que se están acumulando cientos de miles de toneladas de residuos radiactivos de alta actividad por todo el mundo, a la vez que los reactores que siguen en funcionamiento generan cientos de toneladas de combustible gastado todos los meses. En 2019, la crisis de los residuos nucleares cobrará gran relevancia en los debates nacionales, entre ellos en España (2) donde el actual plan vigente de gestión de residuos debería haber sido actualizado en 2010, está pendiente de renovación por parte del Ministerio de Transición Ecológica a través de Enresa.

La organización ecologista recuerda que el coste del desmantelamiento nuclear y gestión de sus residuos radiactivos debe ser íntegramente cubierto por las empresas que han explotado las centrales nucleares, y este coste debe ser contemplado con rigor por parte del Gobierno a la hora de elaborar su Plan de Energía y Clima.

“Toda industria debe ser capaz de sufragar la gestión de los residuos que produce, además de evitar que la población y el medio ambiente se vean expuestos a graves riesgos. No puede haber excepciones, sobre todo en lo referente a los residuos nucleares, algunos de los cuales son extremadamente perjudiciales y peligrosos durante miles de años”, ha añadido Montón.

En este sentido, en cuanto al combustible gastado existente, la opción menos perjudicial en las próximas décadas seguirá siendo el almacenamiento temporal cerca de la superficie, en superficie o en seco, ya que deja abiertas todas las puertas para las generaciones futuras y hace posible vigilar los residuos con relativa facilidad. Sin embargo, no aporta ninguna solución para los dilatados plazos necesarios.

Los especialistas en residuos nucleares han identificado una serie de riesgos comunes en los planes de disposición geológica profunda de los residuos nucleares, tanto en la fase operativa (es decir, durante los primeros cien años en los que se construye el repositorio subterráneo y se llena de residuos) como a muy largo plazo. Entre ellos, figuran:

  • riesgo de incendio, por ejemplo, por explosión, fallo de los contenedores o emisiones de gases radiactivos al medio ambiente;
  • migración acuática y posibles inundaciones que afecten el sistema de contenedores y lleguen a contaminar el medio ambiente;
  • dificultades técnicas que pongan a prueba la solidez y resistencia a la corrosión de los contenedores;
  • gastos imprevistos y subidas de costes, que tendrían que afrontar las generaciones futuras;
  • la errónea idea de la capacidad de recuperación porque no es viable en esencia y, como mucho más allá de unas pocas generaciones,
  • los marcos temporales durante los cuales los residuos nucleares siguen suponiendo una amenaza, son ignorados y queda sin respuesta la cuestión de la inestabilidad social en las próximas décadas, siglos y milenios.

Además de los residuos de alta actividad, existen millones de toneladas de otros tipos de residuos, como relaves de la minería de uranio, que se almacenan y vierten por todo el planeta y siguen siendo un gran problema de salud ambiental, sobre todo para las comunidades locales. Greenpeace recuerda que a la luz de esta información y análisis, que es un peligroso sin sentido continuar promoviendo la minería de uranio en España como pretende hacer la empresa australiana Berkeley en Retortillo (Salamanca), la que sería la más grande de Europa a cielo abierto.

Notas:

(1) Resumen del informe en castellano aquí. informe completo en francés disponible aquí (también en inglés)

(2) Los debates nacionales también está cobrando intensidad en Francia, Bélgica, Reino Unido, Países Bajos, Alemania, República Checa, Japón, Corea del Sur, Taiwán, Canadá y los Estados Unidos, entre otros países.

(3) Posición de Greenpeace ante la gestión de los residuos radiactivos https://es.greenpeace.org/es/sala-de-prensa/documentos/posicion-de-gree…duos-radiactivos/

(4) Autores del informe. Se trata de expertos internacionales que cuentan con publicaciones en este tema y que han trabajado para otras partes implicadas además de Greenpeace. Greenpeace Francia les ha pedido que redacten este informe. Cada uno de ellos asume la responsabilidad en su competencia.

(5) El inevitable cierre de las centrales nucleares españolas: una oportunidad económica y social http://archivo-es.greenpeace.org/espana/es/reports/El-impacto-economico-del-desmantelamiento-nuclear-en-Espana/index.html

adeco barcelona europa


Adecco, junto a la escuela de negocios Insead y la agencia Tata Communications, presentan por sexto año consecutivo en Davos el Índice de Competitividad por el Talento Global (GTCI), un enfoque exhaustivo orientado a la resolución de los problemas relativos a la competitividad empresarial.   

Barcelona ocupa el puesto 49 en el ranking de ciudades con mejor índice de talento del mundo, compuesto por 125 países y 114 urbes. La calificación de la Ciudad Condal es de 47,1 puntos, por lo que ha empeorado interanualmente en 6,4 puntos. Solo hay cuatro ciudades españolas incluidas en este ranking y de ellas, Madrid y Bilbao están por encima de Barcelona, y Zaragoza, por debajo.

Por países, España, con una media de todas las variables analizadas de 52,85 puntos sobre 100 (2,06 puntos menos que un año atrás), ocupa el puesto 31 del ranking entre los 125 países analizados por el GTCI y mejora mínimamente su posición relativa con respecto a 2018, cuando estaba en el puesto 31 de 119 países.  

España necesita mejorar notablemente aspectos como las “oportunidades directivas a mujeres”, donde ocupamos el puesto 112 de 125, la “colaboración en los organismos” (107), la “facilidad para contratar”, donde somos el país número 105 de los 125 del ranking o la “relación del salario con la productividad” (puesto 92).

Sin embargo, España presenta un buen comportamiento en Crecimiento y Retención, similar a los de los países de renta elevada. Esto significa que nuestro país aborda eficazmente el desarrollo de su propio talento. Sin embargo, tenemos un desafío en el pilar de Habilidades profesionales y técnicas.  

Otras variables específicas en las que destaca la puntuación española son “saneamiento”, donde somos el 1º país del GTCI (respecto al puesto 12º en 2018) y “matriculación en educación superior”, donde ocupamos el 5º puesto. Sin embargo, respecto al año pasado, baja la “tolerancia a los inmigrantes” del puesto 5º al 11º en 2019 y también se reduce el “comportamiento medioambiental” al puesto 11º, cuando ocupaba el 6º en 2018.

Este año, el GTCI incluye por segundo año un apartado especial sobre inclusión social: España es un país con un nivel medio de movilidad social y tolerancia a las minorías (puestos 52 y 54 respectivamente) y también en temas de igualdad de género (puesto 50 en “brecha salarial de género”).

Davos, Suiza, 21 de enero de 2019.- Los rápidos avances en la tecnología digital están redefiniendo nuestro mundo. Pero la transformación digital no siempre se entiende bien, y esta falta de comprensión ha fomentado una serie de mitos que oscurecen el camino para hacer realidad su potencial de creación de valor.  En las últimas décadas, se ha considerado que el talento empresarial es fundamental para el desarrollo de ecosistemas de innovación dinámicos, y ha hecho que las pequeñas y medianas empresas, incluidas las de nueva creación, se centren en él.

Los análisis contenidos en este informe subrayan la opinión de que el talento empresarial es igualmente importante para las organizaciones más grandes y maduras, tanto públicas como privadas. Los distintos capítulos apuntan a la evolución reciente en este campo aún poco explorado (al menos por los economistas) y sugieren formas en las que la escena del talento global podría verse afectada por la forma en que se está creando, detectando, atrayendo y alimentando el talento empresarial en todo el mundo. Más importante aún, tales análisis y contenido contextual indican las formas en que las empresas, naciones y ciudades pueden tomar medidas para aprovechar al máximo un recurso que es a la vez escaso y ampliamente distribuido.

Ante este panorama, el Grupo Adecco, líder mundial en la gestión de Recursos Humanos, junto con la escuela de negocios Insead y Tata Communications, han creado el sexto Índice de Competitividad por el Talento Global (GTCI en sus siglas inglesas), un estudio exhaustivo orientado a la resolución de los problemas relativos a la competitividad y el talento.

Este índice se centra en la capacidad de los países para gestionar el talento a través de la atracción, crecimiento y retención del mismo. Además, diferencia entre dos niveles de talento, que se resumen en habilidades de nivel medio (laborales y de vocación) y habilidades de nivel alto (o de conocimiento global).

Bajo el título "Diversidad para la Competitividad", el informe del año pasado analizó cómo la diversidad desempeña un papel muy importante en la vinculación de las políticas de talento con las estrategias de innovación. Por lo tanto, era natural que el GTCI de 2019 se centrara en el Talento emprendedor y la competitividad global, que tiene como objetivo promover el debate actual en torno al talento emprendedor, para lo que ofrece enfoques y herramientas prácticas para aprovechar al máximo el potencial de las personas y los equipos, como motor y base de la innovación, el crecimiento y, en última instancia, la competitividad; entendiendo que el talento emprendedor no puede reducirse a una cualidad innata de los fundadores y líderes de empresas de éxito. Por el contrario, puede considerarse como una contribución al crecimiento, la innovación y la creación de empleo.

Ante este panorama, el motivo de la elección del ‘talento emprendedor’ como tema del informe del GTCI de este año era clara, ya que se trata de un componente crítico de la competitividad y la innovación, y lo será todavía más en un mundo que evoluciona rápidamente y que sigue combinando la digitalización y la globalización.

Para Gordana Landen, CHRO del Grupo Adecco: “centrarse en el talento emprendedor es fundamental para fomentar la competitividad y la innovación que exige el mercado actual, que evoluciona a una rapidez de vértigo, donde la globalización y la digitalización imponen un elevado ritmo y para alcanzarlo son necesarios nuevos enfoques, herramientas, prácticas”.

¿Cómo definimos el talento emprendedor? ¿De qué manera se interrelacionan el talento emprendedor y la competitividad, qué problemas plantea esto para los responsables de las decisiones políticas?, ¿qué dicen los datos actuales del GTCI sobre la evolución global del talento emprendedor? Estas son algunas de las preguntas que subyacen a este informe.

Barcelona, 49º en el ranking de ciudades con mejor índice de talento

La creciente importancia de las políticas locales en la competitividad de los talentos mundiales ha provocado que se incluya, por tercer año, un índice separado de ciudades y regiones que son actores clave en la competitividad y el talento, donde España ha quedado muy bien posicionada al tener cuatro ciudades en la mitad alta de la tabla: Madrid, Bilbao, Barcelona y Zaragoza.

En esta tercera edición se ha ampliado el ranking de ciudades analizadas, pasando de 90 analizadas en 2018 a 114 en 2019, distribuidas en 86 países. Esto ha modificado las posiciones relativas de las ciudades analizadas y sus puntuaciones.

Estas ciudades representan una mezcla de centros urbanos grandes y pequeños, algunos de los cuales son capitales nacionales o centros urbanos destacados, mientras que otros pueden considerarse “centros secundarios” o incluso “ubicaciones remotas”. Destaca la presencia de ciudades europeas, que representan 51 de las 114 del GTCI.

Las ciudades se han identificado en base a su reputación y su creciente huella en captación, crecimiento y retención del talento global en vez de en función de su tamaño o su estatuto de capital.

España se sitúa en una posición destacada dentro del índice de competitividad de talento global de las ciudades, posicionando a Madrid en el 23º puesto1, con 56,9 puntos (una posición muy similar a la de 2018). Además, España también aparece representada por otras tres ciudades más: Bilbao, en el puesto 44, con 49,5 puntos (cae 3,5 puntos), Barcelona, en el 49, con 47,1 (baja 6,4 puntos), y Zaragoza, en el 54, con 45,9 puntos (disminuye 1,7 puntos). Dentro de este ranking, merece mención especial la sexta posición que la capital maña alcanza en el pilar de Retención, con 72,7 puntos.

Ranking por ciudades
El líder de este año en el ranking es la ciudad estadounidense de Washington (que fue 6º el año pasado). Le siguen dos ciudades nórdicas: Copenhague (Dinamarca) y Oslo (Noruega). Seguidas de Viena (Austria) y Zúrich (Suiza). Helsinki (Finlandia) se encuentra en la séptima posición. La lista de las 10 primeras ciudades también incluye dos urbes estadounidenses (Boston en el sexto puesto y Nueva York en el octavo), así como otra ciudad europea más: París (Francia). Y la primera ciudad asiática del ranking es Seúl (Corea del Sur) en décima posición. Seis de las ciudades que ocupan los diez primeros puestos este año, también lo hicieron el año pasado. Las cuatro ciudades que han irrumpido en el top 10 son Viena, Boston, Nueva York y Seúl.

El siguiente grupo (11 al 29) está constituido por un grupo de ciudades con actuaciones similares de talento (las diferencias en las puntuaciones entre ellas son bastante pequeñas). Este grupo incluye ciudades de Norteamérica como San Francisco (12º), Seattle (13º), Los Ángeles (22º), Montreal (24º) y Ottawa (29º), urbes europeas como Estocolmo (11º), Londres (14º), Ginebra (16º), Bruselas (18º), Múnich (20º), Ámsterdam (21º), Madrid (23º) y Praga (25º). También grandes metrópolis asiáticas como Taipéi (15º), Singapur (17º), Tokio (19º) y Hong Kong (27º). Y una en Australia: Sídney (26º).

El tercer grupo de ciudades (30º a 57º) también está dominado por ciudades europeas: 19 en total. Sin embargo, la distribución geográfica de estas ciudades es más diversa e incluye varias ciudades del sur y el este de Europa, además de muchas del norte y el oeste. Fuera de este continente, el grupo también cuenta con cuatro ciudades norteamericanas (Chicago, Toronto, Dallas y Houston), tres en Asia occidental (Doha, Tel Aviv y Abu Dabi) y una en Australia (Melbourne) y Japón (Osaka).

Inmediatamente por encima de Barcelona figuran ciudades como Atenas (48), Talín (47), Kiel (46), Lisboa (45) y otra ciudad española, Bilbao (44). En cambio, la Ciudad Condal figura por delante de otras urbes como Liubliana (50), Doha (51), Tel Aviv (52), Cardiff (53) y de nuevo otra localidad española, Zaragoza (54).

El grupo inferior (ciudades clasificadas en el puesto 87º o inferiores) contrastan significativamente con los otros tres grupos, al contar con una cantidad abrumadora de ciudades no europeas. De hecho, la única ciudad de este continente incluida en el grupo es Belgrado (99º). Ocho ciudades están en China y tres en la India (Bangalore, Nueva Deli y Bombay). En este grupo, hay también siete ciudades latinoamericanas (incluidas tres brasileñas), seis africanas y tres del sudeste asiático (Manila, Yakarta y Hanói).

España en el ranking

España, con una media de todas las variables analizadas de 52,85 puntos (2,06 puntos menos que un año atrás), ocupa el puesto 31 del ranking de 125 países analizados por el GTCI, mejorando mínimamente su posición relativa con respecto a 2018, cuando estaba en el puesto 31 de 119 países. Además, se encuentra entre los países clasificados como de renta elevada (según datos del Banco Mundial) cuya puntuación media para este grupo es 59,93 puntos (muy similar al índice de 2018, de 60,92).    

Inmediatamente por encima de España figuran países como Corea del Norte (30), Eslovenia (29), Portugal (28), Malasia (27), Malta (26) y la República Checa (25). En cambio, nuestro país figura por delante de otras naciones como Chile (32), Chipre (33), Costa Rica (34), Lituania (35), y Brunéi (36).

Un año más, el ranking está liderado por Suiza, Singapur y Estados Unidos que preceden a Noruega y Dinamarca. Y lo cierran naciones como Burundi, el Congo y Yemen. El GTCI de 2019 revela que los diez primeros países tienen varias características clave en común y comparten una muy importante: todos tienen un sistema educativo bien desarrollado que proporciona las habilidades sociales y de colaboración necesarias para la empleabilidad en el mercado laboral actual. Además, todos ellos cuentan con un panorama regulatorio y empresarial flexible, políticas de empleo que combinan flexibilidad y protección social y gozan de apertura exterior e interior.

Si atendemos a los países europeos que conforman el análisis, España se sitúa en la posición 20 sobre 37 países europeos analizados (baja una posición con respecto a 2018), superando a naciones como Lituania, Letonia, Italia, Eslovaquia, Polonia, Grecia, Rusia, Montenegro, Hungría y Bulgaria.

Aun así, España se encuentra en una buena posición en comparación con el resto de países de Europa (ya que el 54% de ellos -respecto al 49% en 2018- ocupa una posición inferior en el ranking, como se muestra en la Figura 3.). Sin embargo, su posición no es tan buena respecto a los países de renta elevada (solo el 40% de ellos ocupa un puesto inferior, porcentaje que mejora desde el 36% de un año atrás).  

En el grupo de competidores europeos de España (consta de 13 países y son aquéllos de renta alta ubicados en Europa con más de 5 millones de habitantes), Italia es el país más cercano en cuanto a tamaño y nivel de PIB per cápita. Nuestro país obtiene una puntuación en el GTCI ligeramente superior y esta es muy similar a la del vecino Portugal, que está 3 puntos por encima.

La brecha de puntuación de España es similar en Europa y dentro del grupo de países de renta alta debido a que algunos de los países que ocupan los primeros puestos en Europa (como por ejemplo Suiza) también lideran la clasificación en el grupo de países de renta elevada.

Posición global en el GTCI: España

Comparada con otras regiones de fuera de Europa, los resultados de España son más favorables. En particular, ocupa una posición superior a la de todos los países de América Latina, Asia central y meridional y del África Subsahariana. En América Latina, Chile se sitúa cerca, en el puesto 32. En el norte de África y Asia occidental, los Emiratos Árabes Unidos, Qatar e Israel ocupan posiciones superiores. Eso sí, como se previó el año pasado, España se ha quedado rezagada por detrás de países emergentes de Asia como Malasia o Corea del Sur.  


Como acabamos de ver, dentro de la muestra de 125 países del GTCI, España ocupa el puesto 31 pero en cada pilar analizado obtiene un comportamiento distinto (ver figura 5).

Así, dentro de los seis pilares que se analizan en el Índice de Competitividad por el Talento Global2, España obtiene unos resultados relativamente buenos en el pilar de «Retención», puesto que ocupa posiciones elevadas respecto a la sostenibilidad y el estilo de vida y en el de «Habilidades de conocimiento global», es decir, nuestro país cuenta con población con educación superior e investigadores, mientras que el pilar de «Habilidades profesionales y técnicas» representa uno de sus mayores desafíos de futuro (en él se incluyen habilidades de nivel medio y empleabilidad: facilidad para encontrar empleados cualificados, relevancia del sistema educativo para la economía, etc.). (Ver apéndice: Interpretación de variables).  

En el primer caso, España tiene unos resultados similares a los países de renta elevada y esto significa que nuestro país aborda eficazmente el desarrollo de su propio talento. En el segundo caso, en cambio, es importante que España satisfaga la demanda de las empresas con la oferta de las habilidades disponibles. Reforzar la reserva de habilidades técnicas y profesionales es muy importante.  

Bajando al detalle de cada área analizada3, dentro del pilar de los Facilitadores (puesto 37 para España en el GTCI), nuestro país alcanza el puesto 20 en lo que tiene que ver con Intensidad competitiva y el 25 en Infraestructura de las TIC. En cambio, cae hasta el puesto 76 en el Panorama de empresas y trabajo, y al 92 en la Relación del salario con la productividad.

El pilar de los «Facilitadores» también penaliza el rendimiento general de España en el GTCI, lo que significa que el panorama empresarial y del mercado todavía puede mejorar notablemente para que el talento pueda prosperar. Además, reforzar un entorno favorable también ayudará a atraer el talento global desde el extranjero.

En este pilar se contemplan aspectos como el marco regulador del país, el gasto en I+D, el uso de la tecnología o variables directamente relacionadas con el mercado de trabajo como la facilidad para contratar (puesto 105) y para despedir (puesto 45) o la relación del salario con la productividad (92).

En el pilar que mide la Captación, España baja hasta el puesto 39 (del 34 en 2018) y empeora del 5ª hasta la 11ª posición en lo que respecta a la Tolerancia a los inmigrantes. Además, todavía queda mucho por hacer en Llegada de cerebros (puesto 71) y en Oportunidades directivas a mujeres, donde quedamos en la posición 112 de 125 países analizados, siendo el índice más negativo de España en el GTCI 2019 y con un importante descenso respecto a 2018, cuando ocupa el puesto 89. Siguiendo con la perspectiva de género, España ocupa el puesto 50 en Brecha salarial de género.

En Crecimiento España obtiene una mejor posición (32 sobre 125), siendo la 5ª en lo que se refiere a Matriculación en educación superior (4º en 2018). También ocupa una importante plaza 12 en Calidad de las escuelas de gestión y 22 en la Clasificación de universidades. En cambio, cae hasta la posición 79 en el Desarrollo del trabajador y hasta la 107 en la Colaboración en los organismos.

El pilar donde España alcanza su posición más elevada es Retención (25). Aquí consigue el 1º puesto en Saneamiento (puesto 12 en 2018), el 12º en Comportamiento medioambiental (puesto 6 en 2018) y un 15º en Protección social. En cambio, baja notablemente en lo que se refiere a la Retención de cerebros (74) y al Sistema de pensiones (35).

El pilar de las Habilidades profesionales y técnicas es, como acabamos de ver, el que más afecta a la competitividad española. Nuestro país queda en el puesto 48. Aquí alcanzamos la posición 22 en lo referente a Productividad de cada empleado, pero quedamos muy atrás en Trabajadores con estudios secundarios (79).

Por último, en lo que se refiere a las Habilidades de conocimiento global (puesto 30 sobre 125), España consigue la posición 18 en lo referente a los Trabajadores con educación superior y se queda en la posición 29 tanto para Población con educación superior como para Investigadores.

El talento emprendedor: crítico para reducir la desigualdad

Una de las paradojas que rodean al talento emprendedor es que es un recurso tanto limitado como ampliamente repartido en todo el mundo. Las diferencias en el rendimiento (tanto entre negocios como entre economías nacionales) indican a menudo carencias en ambos ámbitos que deberían contribuir a su desarrollo y a una mejor distribución en las economías y sociedades.

El talento emprendedor se define como una combinación de competencias que pueden medirse, desarrollarse y aprovecharse mejor, y no puede reducirse exclusivamente a los rasgos de personalidad. Por tanto, es especialmente importante el fomento del talento emprendedor en las economías más pobres y de rápido crecimiento para contribuir a la reducción de las desigualdades de talento entre países ricos y pobres. Además, hay que tener en cuenta que convertirse en emprendedor puede ser una elección (o ambición) en los países desarrollados, pero en entornos más pobres, muchas veces, es simplemente una necesidad de supervivencia.
Un elemento clave en la mejora de la competitividad por el talento es promover el tipo de emprendimiento necesario en la economía del conocimiento actual, es decir, aquel con ganas y capacidad para moverse, adaptarse e innovar.

1) Las desigualdades en el talento se están incrementando: Si repasamos las ediciones anteriores del GTCI y comparamos los datos disponibles en el tiempo, llegamos a la conclusión de que el espacio que separa a los líderes en talento del resto, más que reducirse, ha ido creciendo. La correlación estadística entre los ingresos per cápita y el rendimiento del talento sigue siendo alta, aunque algunas regiones parecen enfrentarse a problemas continuos para identificar puntos de entrada a la competitividad por el talento (este es el caso de la mayoría de economías en el África subsahariana y de algunas de las menos desarrolladas en otras partes del mundo) o están viviendo una erosión progresiva de su base de talento (como es el caso de Latinoamérica y, particularmente, del Caribe).

2) Los problemas relativos al talento se han convertido en una preocupación común para empresas, países y ciudades: el simple hecho de que la base de datos del GTCI ha aumentado su cobertura y calidad solo es una de las pruebas que demuestran que todos los tipos de empresas (privadas y públicas, estatales o no) han dedicado importantes recursos y energía a identificar formas de medir el talento y los aspectos relacionados con este. Pero, lo que es más importante, la relación de causalidad inversa está ganando visibilidad e importancia, lo que quiere decir que los análisis y evaluaciones no solo se llevan a cabo para medir cómo las economías más ricas y mejor dotadas fomentan el talento, sino, cada vez más, para medir el impacto del rendimiento del talento en otros objetivos más amplios como el crecimiento, la creación de empleo y la innovación.

3) El talento emprendedor puede tanto ampliar como reducir desigualdades: este desempeña una función esencial en las empresas más pequeñas (críticas en la creación de empleo, especialmente en las economías en desarrollo) y start-ups y empresas unicornio (claves para la innovación). Aun así, análisis como el del GTCI, además de pruebas recientes del ámbito empresarial y económico, muestran que el talento emprendedor cumple también funciones críticas en empresas más grandes e incluso en gobiernos. Todos los componentes del ecosistema de innovación necesitan ahora esforzarse más por atraer, fomentar y retener más talento emprendedor. Este talento debería considerarse como un estado mental que puede desarrollarse, mejorarse y fomentarse con una combinación de políticas, incentivos y enfoques de gestión que deberían adaptarse al contexto específico de cada país.    

4) Están surgiendo nuevos enfoques para estimular el talento emprendedor: estos incluyen sistemas de gestión totalmente diferentes, algunos de los cuales no se han originado en los países en los puestos más altos del GTCI. Estos enfoques reconocen que el talento emprendedor no es un recurso homogéneo o fungible: una estrategia eficiente de talento emprendedor necesita reflejar las etapas típicas del ciclo de vida de una empresa (start-up, ampliación, llegar a ser una parte importante de un sector o lugar concreto) y requiere tácticas nuevas en cada paso; tácticas que todavía tienen que reflejarse totalmente en los planes de estudios y prácticas de instituciones educativas existentes, incluidas las escuelas de negocios.

5) La digitalización y la globalización aumentarán las funciones del talento emprendedor: dado que el futuro del trabajo se verá profundamente afectado por la amplia propagación de la inteligencia artificial (alimentada por el internet de las cosas, el big data y el aprendizaje profundo), la proporción de trabajadores asalariados seguirá disminuyendo y el número de agentes independientes, aumentando. Simultáneamente, surgirán nuevos modelos de negocio (especialmente en el contexto de una economía de plataformas), lo que dará lugar a nuevas formas de extraer y compartir valor a partir de la información. Un contexto empresarial y económico tan fluido favorecerá claramente a aquellos países y empresas que tengan la capacidad para movilizar los talentos emprendedores correspondientes.   

6) Las ciudades tendrán papeles cada vez más importantes como centros de talento emprendedor: dado que el talento emprendedor está estrechamente relacionado con la innovación, el desarrollo y la gestión de ecosistemas dinámicos (y abiertos) será una parte cada vez más importante en la creación de una cultura y un estado mental emprendedores. La función crítica que ya desempeñan las ciudades y regiones que establezcan incubadoras y aceleradoras de empresas será cada vez más importante. Actualmente, la mayoría de las ciudades tienden a definir estrategias de talento en torno a criterios similares (calidad de vida, conectividad y sostenibilidad, por ejemplo); son muy pocas las que se centran en el talento especializado vinculado a problemas locales concretos o asuntos municipales habituales (gestión de residuos, transporte e inclusión, entre otros), pero se espera que esto surja rápidamente, especialmente en lo relativo a estrategias de ciudades inteligentes, donde el talento emprendedor será también un activo clave.

GPE abejas M

  • La Comisión Europea, que prohibió el uso de tres neonicotinoides en 2018, no prevé aplicar los mismos criterios a todos los plaguicidas peligrosos

  • España es uno de los países que se oponen a adoptar la guía europea que protegería a las abejas y a otros polinizadores de todos los plaguicidas peligrosos

Madrid, 23 de enero de 2019.- Según una filtración a la que ha tenido acceso Greenpeace, la Comisión Europea, bajo la presión de la industria agroquímica y de los gobiernos, tiene previsto rebajar los criterios de seguridad que llevaron a la prohibición en abril de 2018 de tres plaguicidas neonicotinoides (clotianidina, imidacloprid y tiametoxam) demostradamente peligrosos para las abejas y otros polinizadores. Se espera que los representantes de los gobiernos europeos discutan este plan en una reunión en Bruselas que tendrá lugar entre mañana y el viernes.

Los gobiernos de Italia, España, Países Bajos, Portugal, Grecia, Irlanda, Eslovenia y Reino Unido apoyaron la prohibición de los tres neonicotinoides, pero ahora se oponen a la aplicación de los mismos estándares a otros plaguicidas. Otros gobiernos, incluidos los de Alemania, Luxemburgo y Eslovenia, también apoyaron la prohibición, pero aún no han comentado el plan de la Comisión para evitar que se apliquen los mismos criterios a otros plaguicidas. Sólo Francia y Austria se oponen actualmente al plan de la Comisión.

El pasado 11 de diciembre, más de 100 entidades enviaron una carta al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación para solicitarle el apoyo a la adopción integral del documento-guía de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) sobre la evaluación de los riesgos de los plaguicidas para las abejas y otros polinizadores y que ha llevado a la prohibición de los neonicotinoides. En su respuesta a esta carta, el Gobierno no especificó cuál iba a ser su posición, pero concluía diciendo: “Por último me gustaría trasladarles nuestra preocupación con respecto a la situación de las poblaciones de abejas y otros polinizadores, no solo en España, sino también en el resto de la UE (…)”

“A los gobiernos les gusta presentarse como defensores de las abejas, pero luego a puerta cerrada en Bruselas hacen el trabajo sucio para la industria agroquímica. Después de haber apoyado la prohibición de tres neonicotinoides el año pasado, ahora quieren imposibilitar la prohibición de otros plaguicidas igualmente peligrosos para estos importantes insectos. Si estos gobiernos se salen con la suya, esto supondría que se podría reemplazar los productos químicos prohibidos por otros plaguicidas igualmente peligrosos”, ha afirmado Luís Ferreirim, responsable de agricultura de Greenpeace España. “Si al Gobierno español le preocupan realmente las abejas y otros polinizadores, como dicen, deberían apoyar la adopción integral e inmediata de la guía diseñada para protegerlos de los plaguicidas”, ha concluido Ferreirim.

Según un nuevo informe de los Laboratorios de Investigación de Greenpeace, la UE solo ha aplicado estándares de prueba exhaustivos en las evaluaciones de tres insecticidas que pertenecen a la familia de los neonicotinoides, lo que llevó a su prohibición casi total en 2018. Pero estos mismos estándares no se han utilizado en la evaluación de insecticidas similares. Las evaluaciones de los tres neonicotinoides cubrieron los riesgos para las abejas y las abejas silvestres (abejorros y abejas solitarias), incluidos los impactos de la exposición a largo plazo. Las evaluaciones de la UE de otros insecticidas se basaron en criterios menos estrictos o solo cubrieron los riesgos para las abejas.

La EFSA desarrolló estándares más altos de seguridad para evaluar el riesgo de los plaguicidas para las abejas en 2013, de acuerdo con una solicitud de la Comisión Europea. El documento-guía resultante de esta petición, considera los riesgos para las abejas adultas y las larvas de abejas, así como los riesgos para los abejorros y las abejas solitarias. Además, tiene en consideración diferentes vías de exposición a los plaguicidas, incluso de los depósitos de pulverización o de las partículas de polvo y también del polen, néctar y agua contaminados. Al contrario, la evaluación “tradicional” sólo considera los efectos en las abejas como resultado de la exposición directa y los riesgos derivados de la fumigación.

Hasta el año pasado, la Comisión intentó obtener apoyo para los estándares más altos de seguridad de las abejas, pero muchos gobiernos europeos se opusieron.

Según el documento filtrado, la UE sólo evaluaría la toxicidad aguda para las abejas (es decir, los efectos resultantes de un solo contacto con un producto químico por ingestión o por contacto físico) e ignoraría la toxicidad crónica (es decir, los efectos resultantes de la exposición repetida o continua) y los efectos sobre las larvas de abejas. Los riesgos potenciales para las abejas silvestres no se evaluarían hasta que la EFSA haya revisado su documento-guía en una fecha futura no especificada.

ai3La directiva de Copyright aprobada por el Parlamento Europeo el pasado mes de setiembre no satisface a los expertos y a la sociedad civil  que ven aún lagunas en su articulado en  estos momentos se está llevando a cabo un Trilogo,  que son negociaciones entre Consejo, Comisión Europea y Parlamento Europeo, de donde tendrá que salir el artículado definitivo de la Directiva y cuya finalización y resultados se desconocen.

Básicamente los artículos en cuestión aprobados en la votación de setiembre en el Parlamento Europeo son los siguientes:

Conforme al Artículo 13, los titulares de derechos obtendrían un mayor control sobre cómo las obras protegidas por derechos de autor pueden compartirse en plataformas en línea. Les permitirá obligar a las plataformas a filtrar el contenido de forma que tenga un impacto negativo en los derechos de los usuarios.

De acuerdo con el Artículo 11, los editores de prensa obtendrían un derecho completamente nuevo que les permitirá controlar cómo accedemos y hacemos referencia a las publicaciones de prensa.

 Conforme al Artículo 3, los titulares de los derechos obtendrían el derecho de impedir que otra persona que no sean investigadores científicos utilice computadoras para analizar la información contenida en las obras legalmente accesibles.

 Según el Artículo 12a, los organizadores de eventos deportivos se convertirían en titulares de derechos de autor, lo que les permitiría prohibir a cualquier persona compartir fotos u otras grabaciones de eventos deportivos.

Bajo el nuevo Artículo 13b, los motores de búsqueda de imágenes necesitarían obtener licencias incluso para las imágenes de vista previa más pequeñas que muestran como resultados de búsqueda.

Hay una excepción educativa ligeramente fortalecida y mejores mecanismos que permitan a las instituciones de patrimonio cultural proporcionar acceso a obras fuera del comercio, pero en conjunto el resultado de la votación de setiembre equivale a un debilitamiento sustancial del dominio público.

En el escrito que la Asociación de Internautas junto a 53 ONGs europeas mandó al Embajador del Consejo de Europa , explicamos , muy claramente el motivo de nuestro totalñ rechazo a los artículos 11 y 13 por las consecuencias negativas que su aplicación puedan traer al desarrollo de la Sociedad de la Información en Europa. Básicamente la implantación de tasas por el enlace y la inccorporación de las denomaminadas maquinas para la censura en las plataformas digitales.

Paralelamente, cabe destacar la importante movilización socioprofesional que se está produciendo en Europa, ante la falta de transparencia y opacidad en las que se estan dando las negociaciones cara a presentar un texto definitivo a votación por el Parlamento europeo, el próximo mes de enero, y que se plasma en la recogida de cerca de 4.397.000 millones de firmas bajo el titulo: “Deten la Máquina de la Censura: ¡salva Internet!”

https://www.change.org/p/european-parliament-deten-la-m%C3%A1quina-de-la-censura-salva-internet

(Actualización).  ULTIMA HORA

Calendario para las votaciones.

18 de enero: Los gobiernos nacionales votan sobre la posición del Consejo antes de la negociación final. Este es el momento de la verdad para los gobiernos de los estados miembros de la UE: ¿Italia mantendrá su promesa de votar en contra? ¿Lo hará Alemania como se anunció, a menos que se excluyan las pequeñas empresas? ¿Seguirá Polonia apoyando el proyecto de ley, aunque todos los diputados polacos del partido gobernante votaron en contra? ¿Qué hará el Gobierno de España?

21 de enero .- - Negociaciones tripartitas entre el Parlamento y el Consejo: intento de finalizar el texto

Marzo / Abril - Votación final en el Consejo. 25 al 28 de marzo, y y posiblemente 4 de abril o 15 al 18 de abril se preve la Votación final en el Parlamento Europeo.

https://www.internautas.org/html/10161.html