arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

atenzia

Atenzia ha organizado una jornada online sobre la necesidad de la Teleasistencia Avanzada para mejorar los cuidados a domicilio

- Los ponentes han coincidido en destacar la necesidad de humanizar y personalizar el servicio aprovechando las oportunidades que ofrece la tecnología

- Raquel Millán: “Detrás de los datos y la información hay personas”

26 de febrero de 2021. La jornada online Teleasistencia avanzada en las estrategias para el cuidado en el domicilio, ¿solución definitiva? organizada por Atenzia, se ha centrado en la unión de tecnología y humanización como forma de mejorar los cuidados. Para ello el acto ha contado con la participación de cuatro expertos que han abordado el tema desde diferentes perspectivas

El acto ha sido inaugurado por Esperanza Vidal, directora territorial de Atenzia, que ha querido destacar la idea principal sobre la que ha girado la jornada: la necesidad en la Teleasistencia Avanzada de que la tecnología venga acompañada del valor humano. Para desarrollar esta idea, los ponentes han intervenido en tres bloques diferentes.

Alfredo Alday, coordinador del proyecto de Historia Sociosanitaria Electrónica de Euskadi, ha sido el encargado de iniciar el primer bloque sobre la heterogeneidad de personas mayores y dependientes. En este sentido, ha querido profundizar en la necesidad de un servicio de teleasistencia personalizado frente a la generalización de prestaciones porque “no todas las realidades son iguales”, ha explicado Alday.

En referencia a esta personalización y adaptación del servicio, el ponente también ha querido señalar la importancia de la coordinación sociosanitaria y el buen uso de los datos, así como la introducción de las nuevas tecnologías también en los Centros de Atención.

En el segundo bloque David Rosa, Subdirector de Las Naves, centro de Innovación Social y Urbana del Ayuntamiento de Valencia, ha abordado precisamente esta transformación tecnológica. El experto ha querido exponer las múltiples posibilidades que la innovación y herramientas como el Big Data nos ofrecen no solo para atender sino también para prevenir y anticiparse a las necesidades de las personas. “Los objetivos de los avances tecnológicos están claros: prolongar la permanencia en el hogar”, ha añadido.

El experto además ha querido destacar la utilidad de las tecnologías como amplificadoras del servicio de teleasistencia, pero nunca como sustitutas. “Las tecnologías no humanizadas no cuidan, no piensan y no hacen las cosas que haríamos los humanos”, ha explicado.

En esta línea ha girado también la ponencia de Sacramento Pinazo, presidenta de la Sociedad Valencia de Geriatría y Gerontología, quien ha inaugurado el tercer y último bloque del encuentro. Pinazo ha destacado también la importancia de la personalización de los cuidados coincidiendo con Alday y Rosa en la utilidad de la tecnología como ayuda, pero no como sustituta del cuidado humano.

Así, la académica ha puesto sobre la mesa los innegables beneficios de las tecnologías en la prevención y en la atención, pero matizando que siempre ha de ir acompañada por el factor humano. “Somos seres sentipensantes, la inteligencia es más que una combinación de algoritmos”, ha finalizado.

Para cerrar la jornada, Raquel Millán, Vocal del Consejo General de Trabajo Social, ha explicado la necesidad de las tecnologías y los servicios personalizados para complementar y mejorar el acceso a los cuidados. “No todas las personas mayores son iguales y no todas las personas con discapacidades tienen las mismas limitaciones”, ha aclarado.

Para que el uso de las tecnologías sea lo más adaptado posible a las necesidades de los más mayores, Millán ha destacado tres soluciones principales: potenciar los servicios domiciliarios coordinar transversalmente la protección social y las tecnologías y promocionar la autonomía personal en la vejez.

La experta también ha destacado la necesidad de generar espacios que posibiliten que las personas puedan hablar de cómo quieren ser cuidadas y acompañadas en cada momento de su vida. Porque, “nunca nos podemos olvidar que detrás de los datos y la información hay personas, toda una vida”, ha puntualizado Millán que ha finalizado su intervención agradeciendo a todos los profesionales de Trabajo Social por su labor en unos meses especialmente difíciles marcados por la pandemia.

Puedes ver el vídeo de la jornada íntegro aquí: https://bit.ly/37P7lMq

Sobre Atenzia

Atenzia es una empresa especializada en el ámbito social y de la salud, con 25 años de experiencia en servicios de teleasistencia, tanto a nivel público como privado. La actividad de Atenzia se centra en la gestión de programas de prevención y atención permanente que incluyen atención de emergencias, apoyo psicosocial, promoción de hábitos saludables, adherencia terapéutica y monitorización de constantes vitales. Atenzia cuenta con 13 centros territoriales que dan cobertura a nivel nacional y atienden a más de 140.000 clientes.

dia enfermedades raras

Este domingo se celebra el Día Mundial de las Enfermedades Raras, una denominación que contempla más de 6.000 patologías “minoritarias”; es decir, que afectan a menos de cinco de cada 10.000 habitantes. Sin embargo, solo en España hay más de tres millones de personas que padecen alguna de ellas. Por desgracia y tal y como apunta el comparador de seguros de salud Acierto.com, el colapso sanitario ocasionado por la COVID-19 no ha hecho más que agravar su situación.

En concreto, hasta 9 de cada 10 personas con enfermedades raras o en búsqueda de diagnóstico han visto interrumpida su atención social y sanitaria como consecuencia de la pandemia, según FEDER. El retraso y cancelación de pruebas, y la suspensión de terapias de recuperación se han convertido en un habitual. Algo que no nos extraña si tenemos en cuenta la situación actual de la sanidad española que, un año después, sigue sobrepasada.

Esto no hace más que sumarse a los principales problemas de quienes conviven con enfermedades poco frecuentes que, ya de por sí, no lo tienen fácil a la hora de recibir un diagnóstico y tratamiento adecuado (en términos generales el 47% se siente insatisfecho con la atención sanitaria que recibe). De media, se tarda unos 4 años en ser diagnosticado (en el 20% de los casos pasan más de 10) y en más del 29% de los casos el paciente no recibe tratamiento o recibe uno inadecuado (18%).

La falta de investigación, el desconocimiento que rodea a estas enfermedades, la dificultad de acceso a la información y a profesionales especializados complican el diagnóstico y, consecuentemente también, el tratamiento. Además, la cobertura de productos sanitarios por la sanidad pública es muy escasa. Se estima que el desembolso medio por familia se sitúa en los 350 euros, que se destinan a los medicamentos, tratamientos alternativos, asistencia en la vivienda, etcétera.

1 de cada 5 pacientes prefiere acudir a la sanidad privada

Dada la situación y según las cifras que maneja el comparador de seguros de salud Acierto.com, no sorprende que 1 de cada 5 pacientes prefieran acudir a la sanidad privada, donde los tiempos de espera son menores.

Contar con un seguro privado puede constituir una buena opción en estos casos. Para empezar permiten un rápido acceso a los especialistas y a las pruebas diagnósticas e incluso muchos incluyen una segunda opinión médica -clave en estos casos y fundamental para la salud del enfermo. Y también hay pólizas de reembolso de gastos farmacéuticos que cubren precisamente una parte del coste de los medicamentos (con un límite, por lo general, de 200 euros y entre un 50% y 80% del precio del fármaco).

Otra de las prestaciones interesantes de los seguros de salud es la de la asistencia psicológica. Sobre todo si tenemos en cuenta que muchos enfermos y sus familias sufren aislamiento social; y que hasta el 75% han sido víctimas de algún tipo de discriminación como consecuencia de su enfermedad. Eso sí, la mayoría de aseguradoras suelen limitar las visitas a este especialista en función de la patología o por número de consultas anuales. Lo más recomendable es consultar las condiciones de lo que hemos contratado.

También cabe comentar que muchas aseguradoras no estarán dispuestas a cubrir una enfermedad rara cuando esta ya se haya detectado (o pueden encarecer la prima). De hecho, los cuestionarios de salud previos son algo habitual y sirven para detectar si existen preexistencias (cuyo tratamiento se excluye). No es así si se diagnostica una vez contratada la póliza. También hay entidades que carecen de este tipo de cuestionarios y aseguradoras que directamente sí cubren las enfermedades más graves con pólizas específicas.

thumbnail

- La innovación sanitaria gira entorno a la satisfacción del paciente y la eficiencia en los procesos, sin embargo nuestro Sistema Nacional de Salud aún presenta un “índice bajo” de transformación digital según un estudio de Fenin (Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria).

- Para Higia Benchmarking y ASHO las últimas innovaciones del sector marcan esta tendencia que busca el equilibrio entre optimizar los recursos y mejorar la asistencia, una de las estrategias claves en la actualidad, debido a la pandemia.

Octubre, 2020 – Uno de los principales cambios provocados por la pandemia, es cómo vamos al médico. Hasta ahora, el nivel de madurez digital del sector se situa en un 31%, según el estudio realizado por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) en el que se ha analizado el nivel de madurez en la transformación digital de los servicios sanitarios en cuatro ámbitos: servicios digitales para pacientes y para profesionales, infraestructura IT de salud digital y sistemas analíticos.

Dicho informe especifica que el ámbito con menos desarrollo es precisamente el de analítica de datos para toma de decisiones, con apenas un 17’8%. Para Toni Hidalgo, CEO de Higia Benchmarking, este dato adquiere una “gran relevancia” con la actualidad de la pandemia, dado que la toma de decisiones en base a la recopilación de datos es uno de los retos que han afrontado los hospitales desde el inicio de la pandemia. “El gran reto de la digitalización se basa en entender que es un proceso multidisciplinar. Es tan importante mejorar el proceso de diagnóstico y atender mejor y más rápido las necesidades de cada paciente, como aprovechar ese conocimiento para mejorar los procesos internos del centro y poder ofrecer una gran calidad asistencial”.

Por su parte, Ruth Cuscó, directora gerente de ASHO, empresa especializada en asesoría hospitalaria y codificación sanitaria, explica que “es cierto que los hospitales españoles en general realizan una labor extraordinariamente compleja y ofrecen mucho mejores resultados cada año, pero eso no les hace innovadores, les hace mejores” y matiza: “sí, hemos mejorado la calidad de nuestra asistencia sanitaria, es más universal y abarca procesos cada vez más complejos pero necesitamos apostar por la tecnología para seguir avanzando y no se ha hecho hasta la llegada de la pandemia. A la larga, innovar no va solo de recursos o de personas, sino de un cambio cultural en la organización”.

 

El análisis de los datos, el punto de partida para la toma de decisiones

Precisamente, Higia Benchmarking y ASHO buscan aplicar la innovación en la gestión dentro del hospital y poder extraer análisis de mejores prácticas para que los aciertos de unos supongan un aprendizaje para otros. Con este planteamiento estas dos empresas organizan este año la segunda edición de los Premios BSH – Best Spanish Hospitals®, una iniciativa para poner en valor las buenas prácticas en gestión hospitalaria y calidad asistencial de nuestro sistema sanitario.

 

Los Premios BSH – Best Spanish Hospitals® mantienen en su segunda edición el apoyo de SEDISA, la Sociedad Española de Directivos de la Salud, entidad que participa de la validación de indicadores.

Durante su primera edición, en 2019, se reconoció la excelencia de 80 centros sanitarios de todo el país y, este año, se añaden diversas novedades a la dinámica de los premios. Una de ellas es una categoría de análisis única en el sector basada en los costes hospitalarios. Por otro lado, la organización ofrece la posibilidad de obtener un informe específico sobre la respuesta del centro hospitalario ante la COVID-19, para todos aquellos centros que se inscriban.

 

Sobre Benchmarking Sanitario 3.0 y ASHO

Benchmarking Sanitario 3.0 es una plataforma de análisis online de indicadores útiles para la gestión sanitaria, con la tecnología Business Intelligence de QlikView©, que permite identificar diferencias en resultados, ajustando por casuística respecto de un conjunto de centros sanitarios seleccionados, con el propósito de transferir en red el conocimiento de las mejores prácticas, haciendo posible su aplicación adaptada a cada organización. ​

Asho es la compañía destacada nacional en la prestación de servicios de codificación de altas hospitalarias y codificación automática de procesos ambulatorios: Urgencias, Consultas Externas, Hospital de Día. Su objetivo es contribuir a una mayor calidad y excelencia, ofreciendo servicios y sistemas que facilitan la gestión y el trabajo de sus clientes.

md anderson madrid

  • Aunque los pacientes oncológicos deben extremar aún más las medidas de prevención frente a la COVID-19 estas Navidades, es clave que no centren el foco solo en las cosas que no pueden hacer este año para evitar la frustración

 

  • Es fundamental que estos pacientes expresen abiertamente sus emociones y que normalicen la comunicación abierta con su entorno

 

  • El entorno del paciente oncológico juega un papel clave durante estas festividades y debe saber transmitir seguridad, escuchar y ser flexible con el paciente en todo momento.

Madrid, 15 de diciembre de 2020.- Un año más llega la Navidad, una época en la que siempre nos hemos reencontrado con nuestros familiares y en la que hemos realizado un sinfín de actividades muy especiales con motivo de celebración de estas fechas tan señaladas. Sin embargo, este año ha sido especial y las Navidades también serán algo distintas. Este año, “todas las personas tenemos que cumplir una serie de medidas preventivas para intentar evitar al máximo los contagios y, por ende, frenar la pandemia que estamos viviendo”, explica Marta de la Fuente, responsable de la Unidad de Psicooncología de MD Anderson Cancer Center Madrid.

Unas medidas preventivas y unos cuidados que los pacientes oncológicos, al ser de riesgo, deben adoptar de una forma mucho más estricta. Por ejemplo, surge la necesidad de cumplir de forma precisa la recomendación de las autoridades sanitarias de celebrar estas fechas solo con los convivientes o de procurar estar siempre en sitios abiertos o muy bien ventilados.

Como consecuencia de la gravedad de la situación actual y de las medidas adoptadas, el paciente oncológico puede llegar a generar una sensación de aislamiento excesivo, queriendo dejar de lado la gran mayoría de actividades de las que ha podido disfrutar en años anteriores como, por ejemplo, dar un paseo para ver las luces de Navidad, siempre en horarios sin excesivo tránsito.

Estos sentimientos de miedo y preocupación se traducen en la necesidad de evitar a toda costa las posibles situaciones de contagio debido a la condición de paciente de mayor riesgo en lo que a esta pandemia respecta. Sin embargo, aunque “todo esto deriva de manera inevitable en unas Navidades muy diferentes, no necesariamente han de ser unas Navidades frustradas”, apunta.

Es imprescindible tener en cuenta que los pacientes con cáncer suelen vivir las emociones con más intensidad durante estas fechas. Por lo que, dependiendo de la personalidad del paciente o incluso del proceso oncológico que esté llevando, la época navideña puede afectarle más positivamente o de manera más melancólica, con emociones de tristeza, añoranza e incluso rabia. “Muchas veces también depende de cuáles hayan sido las experiencias previas de estos pacientes, del tipo de relaciones personales y familiares que este tiene o incluso de las pérdidas que se hayan sufrido o no en los últimos años”, detalla la psicooncóloga.

Así, el paciente con cáncer puede enfrentarse en estos días a una serie de nuevos y diferentes obstáculos como que algún familiar no tenga la misma concienciación a la hora de sus cuidados o que puedan sentirse juzgados por su entorno al llevar las medidas de prevención de manera estricta. También el hecho de no poder dar pie a las muestras de cariño con los familiares o seres queridos en unas fechas que siempre llaman a este tipo de comportamientos. “Con la imposición de este tipo de restricciones, estamos frenando precisamente la esencia de lo que son las Navidades en sí, lo cual puede mermar parte de la ilusión del paciente”, señala de la Fuente.

Las Navidades en tiempos de Covid-19 también se pueden disfrutar

Para disfrutar de las Navidades tanto como en años anteriores, es fundamental que estos pacientes sean capaces de expresar abiertamente con su entorno sus emociones acerca de lo que esta situación tan peculiar les está generando por dentro y que normalicen la comunicación abierta, que sin duda es muy saludable. Por otro lado, tienen que evitar centrarse en la queja o en recordar lo raras que pueden ser estas Navidades. Esto es, “más que centrar la atención en todo lo que la Covid-19 nos ha quitado, hay que valorar lo que sí se puede hacer, sin dejar atrás las precauciones necesarias”, afirma.

También puede resultar clave el hecho de darle dinamismo a los temas de conversación durante estas festividades y evitar hablar constantemente del monotema de la pandemia. Es decir, es algo que sin duda hay que tener presente, pero sin ser una constante en nuestras conversaciones. Además, las muestras de cariño y de afecto juegan un papel muy importante este año. “Tenemos que aprender a expresar nuestro afecto a través de las miradas, las palabras, potenciando mucho la comunicación verbal que a veces podemos dejar de lado”, concluye.

Ahora bien, el quid de la cuestión recae la mayoría de las veces en el rol que desempeñe el entorno de este paciente a lo largo de estos días tan marcados. Para ello, es clave transmitir seguridad, escuchar y ser flexible con el paciente a la hora de afrontar estas fechas, de modo que se respete siempre su ritmo. En palabras de la especialista: “Debemos proponer, animar y preguntar; no imponer, ignorar y obligar”. Asimismo, es imprescindible no intentar bloquear los sentimientos negativos que pueda experimentar el paciente, sino que se debe permitir un desahogo para después ayudarle a buscar esa ilusión en una época tan especial como esta.

Sobre MD Anderson Cancer Center Madrid

MD Anderson Cancer Center Madrid es filial del prestigioso MD Anderson Cancer Center de Houston (Texas, EEUU). Con más de veinte años de historia en nuestro país, en la actualidad MD Anderson Madrid dispone de modernas instalaciones, más de 150 especialistas médicos formados en oncología, un total de 87 camas de hospitalización y un equipamiento tecnológico de última generación para el diagnóstico y tratamiento de los diferentes tipos de cáncer.

Esta importante infraestructura, unida a una continua y estrecha colaboración con el centro MD Anderson de Houston en actividades de investigación, así como de protocolos de diagnóstico y tratamiento con la participación de un equipo multidisciplinar de especialistas, sitúan a MD Anderson Madrid como uno de los centros hospitalarios más punteros de Europa en el tratamiento del cáncer. Para más información: mdanderson.es

instituto oftalmologico Fernandez vegajpg

  • El proyecto Neuroeye se basa en la utilización de técnicas de imagen no invasivas de las lesiones de la retina y que podrían ser uno de los marcadores de diagnóstico más eficaces en la enfermedad de Alzheimer

 

  • En el Día Mundial del alzhéimer, los profesionales del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega han querido poner en valor la importancia de este proyecto como una nueva forma de diagnóstico de esta enfermedad, que solo en nuestro país padecen unas 800.000 personas

 

Madrid, 21 de septiembre de 2020.- El Instituto Oftalmológico Fernández-Vega (IOFV), en colaboración con su Fundación de Investigación Oftalmológica (FIO), están desarrollando un nuevo método de diagnóstico precoz del alzhéimer a través de la observación de la retina. Una nueva forma de análisis que ha sido posible gracias a que la retina es una parte accesible del sistema nervioso central que sufre los mismos procesos degenerativos que el tejido nervioso cerebral.

Con este proyecto, denominado “Neuroeye”, se pretende desarrollar un procedimiento no invasivo que permita identificar las lesiones neurodegenerativas en la retina y en la córnea, diagnosticando así enfermedades como el alzhéimer. “Este proyecto estudia los diferentes patrones de las lesiones oculares en pacientes con alzhéimer utilizando métodos ópticos disponibles en todos los servicios de Oftalmología. De la misma manera que las lesiones nerviosas se acumulan en el cerebro, también aparecen en la retina”, ha señalado el doctor Ignacio Alcalde, investigador principal de la unidad de superficie ocular de la Fundación de Investigación Oftalmológica.

En este sentido, el Profesor Jesús Merayo, director del Instituto Universitario Fernández-Vega, ha explicado que, para lograr diferenciar las lesiones propias del alzhéimer de otras patologías relacionadas con el envejecimiento, como la degeneración macular o el glaucoma, el proyecto utiliza inteligencia artificial capaz de comparar grandes cantidades de variables. “El sistema se basa en algoritmos que aprenden a reconocer patrones en imágenes ópticas de la retina y de la córnea. Es gracias a este análisis de imagen y datos lo que nos permitirán desarrollar nuevos sistemas de detección temprana”, ha explicado el Profesor Merayo.

Día Mundial del alzhéimer. El diagnóstico precoz.

En nuestro país, actualmente padecen enfermedad de Alzheimer unas 800.000 personas, siendo el 34% mayores de 85 años1. Unas cifras elevadas que se deben, por un lado, al incremento de la población envejecida en los países desarrollados y, por otro, a que se trata de una enfermedad en la que, pese a que se inicia muchos años antes, el deterioro neuronal avanza silenciosamente. Ante esta situación, cada 21 de septiembre se celebra el Día Mundial del alzhéimer, cuyo objetivo es sensibilizar sobre esta enfermedad y sus consecuencias, promover el diagnóstico precoz así como la prevención de esta patología.

En cuanto al diagnóstico precoz, ambos doctores han coincidido en el papel fundamental que juega este nuevo método de evaluación. “Las enfermedades neurodegenerativas se inician muchos años antes de manifestar los primeros síntomas y muchas veces cuando podemos dar un diagnóstico es ya demasiado tarde. Al final, la terapia será más efectiva cuanto más precoz es el diagnóstico de la enfermedad”, ha destacado el doctor Ignacio Alcalde, quien ha señalado que la inclusión de la Oftalmología como punto inicial de la detección de enfermedades neurodegenerativas, en conexión directa con el Neurólogo, impactaría no solo en la identificación temprana de un gran número de enfermos, sino también en la mejora de la eficacia de las terapias y, por supuesto, en la ayuda al diagnóstico.

En la parte de investigación clínica de este proyecto están trabajando también los doctores del IOFV, Álvaro Fernández-Vega, Eva Villota y, por parte del Hospital universitario Central de Asturias, (HUCA), la Dra. Begoña Bahamonde.

Este proyecto en cuestión se suma a los que está desarrollando actualmente la FIO con sus grupos de investigación especializados en superficie ocular, neurobiología de la retina y glaucoma, y cuenta con la financiación IDE/2018/000396 del Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (IDEPA) y la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Sobre el Instituto Oftalmológico Fernández-Vega (IOFV)

El Instituto Oftalmológico Fernández-Vega (IOFV), con dos clínicas una en Oviedo y otra en Madrid, constituye, desde hace más de 130 años y cinco generaciones, una referencia nacional e internacional, gracias al objetivo de mejora permanente de todas sus áreas: clínica, quirúrgica, investigadora y docente. El centro está orientado a ofrecer, a los más de 110.000 pacientes que recibe al año, una atención excelente, garantizada por los avances tecnológicos que ha incorporado, así como por la revisión constante de la calidad y seguridad de los procedimientos médicos y quirúrgicos y, sobre todo, por la profesionalidad y experiencia de sus más de 200 profesionales. Además, el Instituto cuenta con dos Fundaciones: Fundación de Investigación Oftalmológica (FIO) y Fundación Fernández-Vega (FFV).

Sobre la Fundación de Investigación Oftalmológica (FIO)

La Fundación de Investigación del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, con una superficie dedicada de más de 1250 m2 en la ciudad de Oviedo, cuenta con más de 30 investigadores de gran prestigio internacional; tiene multitud de artículos científicos publicados en las más prestigiosas revistas del sector, la mayoría de ellas internacionales y cuenta con varias patentes.

Asimismo, su adscripción a la Universidad de Oviedo, constituyendo el Instituto Universitario Fernández-Vega, permite profundizar en el conocimiento de los mecanismos moleculares, bioquímicos, celulares, genéticos, fisiopatológicos y epidemiológicos de las enfermedades y problemas de salud y establecer estrategias para su prevención y tratamiento, a la vez que proporciona una oferta formativa de grado y postgrado, consolidando al Instituto Oftalmológico Fernández-Vega como un referente en el campo de la oftalmología internacional, cubriendo así todas las áreas: clínica, quirúrgica, docente e