arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

4 Congreso Sefit

•Un musgo presenta propiedades neuroprotectoras y reduce la muerte cerebral en Alzheimer y una planta ayuda a erradicar el virus VPH
Sevilla, 20 de octubre de 2007. Cerca de 200 especialistas en plantas medicinales de España, Portugal e Iberoamérica se reúnen en Sevilla durante tres días con motivo del 4º Congreso de la Sociedad Española de Fitoterapia (SEFIT) para exponer los últimos avances en el uso terapéutico de las plantas (fitoterapia).

“La calidad de los trabajos científicos presentados en este congreso evidencian que la fitoterapia es una rama científica sólida y los productos basados en plantas medicinales pueden ayudar a prevenir y tratar una gran parte de los trastornos de salud leves y moderados”, explica Salvador Cañigueral, presidente de SEFIT.

Entre las novedades que se exponen en este congreso destaca una revisión de estudios dirigida por la Universidad de Chile que demuestra la eficacia de un musgo, la Huperzia serrata, en el tratamiento sintomático de la enfermedad de Alzheimer. Es un tipo de musgo que crece en China y que se emplea desde hace cientos de años en la medicina china en forma de  infusión (Qian Ceng Ta). En los últimos años se ha conseguido identificar su principal principio activo, Huperzina A, del que se sabe que es un inhibidor reversible, potente y selectivo de la acetilcolina esterasa, que penetra rápidamente dentro del Sistema Nervioso Central. Posee propiedades neuroprotectoras y reduce la muerte neuronal. Para los autores del metaanálisis, “estudios clínicos han evidenciado que en pacientes con enfermedad de Alzheimer y con demencia vascular, tras varias semanas de tratamiento con extractos estandarizados de Huperzia serrata, logran mejoría de su memoria, habilidades cognitivas y habilidades en su vida diaria, con baja incidencia de efectos adversos”. Unos efectos secundarios mucho menores que los fármacos de síntesis empleados contra el Alzheimer, como la tacrina.

Otro estudio del Servicio de Ginecología del Instituto Portugués de Oncología (en Coimbra) presenta los resultados de la planta Coriolus versicolor, del que destaca su utilidad como coadyuvante del tratamiento del cáncer de cuello de útero. Los autores del estudio administraron la planta a pacientes de cáncer de cuello de útero con lesiones de alto riesgo durante un año. El porcentaje de curación citológica fue del 73,5% frente al 47,5% del grupo control y de erradicación del virus del papiloma humano (VPH) fue del 85% frente al 9%. Por eso, concluyen que Coriolus versicolor “es eficaz  en portadoras del VPH de alto riesgo y en infecciones de cuello de útero”.

También se presentan los resultados de un estudio clínico suizo aleatorizado, a doble ciego, donde se evalúa la eficacia de un extracto de valeriana y lúpulo en la mejora de la calidad del sueño.  Los pacientes fueron evaluados con electro-hipnograma. Aquellos que fueron tratados tuvieron una media de sueño profundo de 303 minutos en comparación con los que recibieron placebo, que sólo fue de 265 minutos.

Colegios de farmacéuticos

Durante el congreso se han reunido las vocalías de Fitoterapia de los colegios de farmacéuticos que disponen de ellas y han acordado aunar esfuerzos para dar a conocer las plantas medicinales. Las conclusiones a las que han llegado son:

-    Seguir impulsando la formación y la información del farmacéutico y otros profesionales de la salud en fitoterapia.
-    Elaborar materiales educativos e informativos sobre plantas medicinales dirigidos a la población.
-    Vincularse y unir fuerzas con los médicos para el desarrollo y uso racional de la fitoterapia.


Documento de consenso de INFITO, SEFIT y los Colegios de Farmacéuticos

LOS EXPERTOS EN FITOTERAPIA DEFIENDEN SU EFICACIA Y RECHAZAN LA PUBLICIDAD ENGAÑOSA
 
•    En el “Consenso de Sevilla sobre Plantas Medicinales” se asegura que algunos alimentos funcionales y productos no registrados han publicitado propiedades no demostradas desprestigiando a toda la fitoterapia

•    Los preparados de plantas medicinales con fines terapéuticos son medicamentos, por lo que sólo se pueden dispensar en farmacia y han tenido que demostrar su eficacia y seguridad

Sevilla, 19 de octubre de 2007. Los expertos en fitoterapia de toda España, agrupados en torno a la Sociedad Española de Fitoterapia (SEFIT), el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO) y los representantes de las vocalías de Fitoterapia de los Colegios Oficiales de Farmacéuticos que disponen de ellas (Sevilla, Madrid, Barcelona, Asturias, Granada, Málaga, La Coruña y Murcia) han elaborado el Primer Documento de Consenso sobre la Seguridad y Eficacia de los Productos basados en Plantas Medicinales. Con este documento se pretende transmitir a los consumidores que pueden confiar en los medicamentos basados en plantas medicinales para prevenir y tratar trastornos de salud leves y moderados, al tiempo que se rechaza la publicidad engañosa de algunos productos de supuesto origen natural que, en su mayoría, se venden fuera de la farmacia y no cumplen un control sanitario riguroso.

Según se refleja en el consenso de Sevilla “es la exageración de las propiedades atribuidas a algunos preparados de plantas que algunas empresas hacen, (por ejemplo, en el adelgazamiento, garantizando pérdidas de 10 kg en un mes), llegando hasta el límite del engaño, lo que es un fraude. Las plantas usadas tradicionalmente como medicinales no constituyen en sí mismas productos milagro ya que están dotadas de acciones muy concretas sobre el organismo. Es la publicidad de algunos productos que las contienen las que las convierten en producto milagro, constituyendo un preocupante riesgo, y un fraude, hacia los consumidores y un desprestigio que afecta a aquellos medicamentos y productos a base de plantas que promueven un uso racional de la fitoterapia y cuya información es veraz y conforme a la legislación”.

La legislación española establece que sólo los medicamentos, sean de origen sintético o vegetal, pueden publicitar propiedades terapéuticas y éstos sólo se pueden dispensar en farmacias. Sin embargo, son precisamente algunos productos que suelen encontrarse fuera de la farmacia los que publicitan beneficios exagerados para la salud o la pérdida de peso, al margen de la ley. Por eso, los expertos acuerdan que “se hace necesario un mayor control y tomar las medidas oportunas para que este tipo de publicidad desaparezca totalmente. Las autoridades sanitarias tienen el deber de actuar en contra de lo que les parece un engaño, pero de forma puntual, sobre esos casos concretos en los que se piense que se está incumpliendo la ley, evitando emitir mensajes informativos de tipo general que no sólo deforman la realidad sino que confunden a la población y perjudican a las empresas que comercializan estos productos dentro del marco de la Ley”.

En el caso del sobrepeso, asegura Teresa Ortega, vicepresidenta de INFITO, “existen diferentes tipos de preparados de plantas medicinales de venta en farmacias que están homologados y que pueden ayudar a reducir el peso de manera gradual acompañados de dieta y ejercicio. Hay plantas saciantes, que producen una sensación de llenado de nuestro estómago y reducen el apetito, como el plantago o el glucomanano. Y algunas favorecen la termogénesis o la combunstión de las grasas, como el té o el mate".

Sin embargo, “la fitoterapia no puede centrarse sólo en el tratamiento coadyuvante del sobrepeso, ya que tiene amplias posibilidades en distintos trastornos de salud cuando se usa racionalmente y bajo el consejo profesional de un médico o un farmacéutico”, afirma María José Alonso, vocal de Fitoterapia del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona.

Para Manuel Pérez Fernández, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Sevilla, “los consumidores pueden acudir a la farmacia con la tranquilidad de saber que el farmacéutico, como profesional de la salud formado en fitoterapia, puede recomendar las plantas más indicadas para un paciente u otro, y que la farmacia es el único canal autorizado para dispensar medicamentos y, por tanto, el único que ofrece garantías de calidad y eficacia”.

Conclusiones del Consenso de Sevilla

• Las plantas medicinales tienen una acción farmacológica y por consiguiente, se pueden utilizar como tratamiento de ciertas enfermedades o alteraciones de la función fisiológica.
• Solamente las plantas autorizadas como medicamentos pueden presentar indicaciones terapéuticas, figurando en el envase tal indicación, posología, recomendaciones de uso, interacciones, efectos adversos y en su caso posibles efectos tóxicos.
• Es necesario luchar contra la publicidad engañosa, identificando claramente los productos y las empresas que la practican.