arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Enrique Múgica y Manuel de la Peña

...MEJORAR LA CALIDAD DE LA ATENCIÓN MEDICA
Según se recoge en el libro “La Satisfacción de los pacientes”, publicado por el Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social.
Los enfermos mejor informados consiguen una mayor mejoría al contar con más recursos externos e internos, asegura el doctor Manuel de la Peña, presidente del Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social.
Esta entidad subraya las desigualdades existentes en España en lo que al acceso a los tratamientos se refiere y solicita la libertad de elección de médico y hospital para todos los ciudadanos.
También aboga por homogeneizar los sistemas sanitarios en toda la Unión Europea.

Madrid, 10 de junio de 2008.- Más información, mejor trato y una medicina más personalizada son las tres principales reivindicaciones que los pacientes ponen sobre la mesa para que la atención médica que reciben sea mejor. Así se desprende del libro “La Satisfacción de los pacientes”, un volumen publicado por el Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social que recoge la reflexión de 60 personalidades de organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud, la EMEA, presidentes de asociaciones científicas, consejeros de sanidad y defensores de los pacientes de diferentes comunidades autónomas, entre otros, y que ha sido presentado hoy por el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, y el presidente del Instituto Europeo y Bienestar Social, el doctor Manuel de la Peña.

Según explica el doctor De la Peña, “el libro persigue divulgar y crear una corriente de opinión donde se ponga de manifiesto la importancia que tiene la información y la comunicación en la mejora de la relación entre el médico y el paciente. La información de calidad, oportuna y veraz es un derecho fundamental que tienen los ciudadanos y es esencial para apoyar su tratamiento”, asegura. A este respecto, recuerda que todos los estudios realizados hasta la fecha arrojan “claras evidencias” de que los pacientes bien informados consiguen una mayor mejoría que aquellos que no lo están.

“Al final, el enfermo que recopila más información sobre su trastorno tiene muchos más recursos propios y ajenos para superar el bache en su salud”, subraya. El presidente del Instituto Europeo considera que en la actualidad hay un déficit importante en ese terreno, que queda patente en las numerosas reclamaciones que se presentan ante la oficina del Defensor del Pueblo y en  las oficinas de los Defensores de los Pacientes de las diferentes comunidades autónomas.

Acceso a nuevas terapias

A esta falta de información se suma un trato en las consultas que muchas veces deja insatisfecho a los enfermos. En opinión del doctor De la Peña, “hay varios aspectos que influyen en este sentido: la falta de tiempo, el estrés que se genera en el entorno donde se realiza la consulta médica… lo que impide que haya una relación en un marco agradable. Esto puede favorecer un mal tono de voz o unos malos modos que al final pueden derivar en pequeños altercados tanto por parte del paciente como del médico”.

Los enfermos solicitan también una medicina más personalizada. “Hoy día, los pacientes son mucho más conscientes de las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías o los avances científicos como las células madre, por lo que piden cada vez con más fuerza recursos para que el acceso al potencial de las nuevas terapias que ofrecen esos descubrimientos sean una realidad”, explica este experto.

Sobre ese particular, el Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social denuncia las desigualdades existentes en el acceso a los tratamientos entre las comunidades autónomas. “Es muy discriminatorio que en función del lugar de residencia se financien o no determinadas terapias. Es imprescindible acabar con esas desigualdades para conseguir un sistema equitativo”, sostiene el doctor De la Peña, quién va incluso más allá de nuestras fronteras y apunta la necesidad de homogeneizar los sistemas sanitarios en toda la Unión Europea. “De esa manera, España se liberaría, por ejemplo, del coste altísimo que supone ser receptor de turismo sanitario”, señala.

Con la mirada puesta en Europa, el presidente del Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social toma Suecia como modelo y defiende la libertad de elección de médico y hospital como un derecho fundamental de todos los ciudadanos. “Esto contribuiría a incrementar significativamente la satisfacción de los pacientes. Para muchos enfermos es muy frustrante enfrentarse a todas las trabas existentes para cambiar de facultativo si no está satisfecho con su atención. Conseguir una mayor flexibilidad en este punto es fundamental para lograr un salto cualitativo en la percepción que tienen los enfermos de la sanidad pública”, argumenta.