arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Heel

La mitad de las personas que practican deporte a diario sufrirá una lesión .
- Los tratamientos biorreguladores aportan “mecanismos de control de la inflamación y lucha contra el dolor”, según el presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Traumatología del Deporte.

Valencia, 1 de diciembre de 2009. La medicina biorreguladora, que incluye principios activos de origen natural, permite “mejorar la recuperación de los esguinces y una reincorporación al trabajo o al entrenamiento mucho más precoz, acortando los días de baja laboral o deportiva”, según un estudio del la especialista en Medicina del Deporte Laura Ots, realizado en la Mutua de Accidentes Laborales de Valencia Maz, que ha recibido el Premio Hans Heinrich Reckeweg 2009, dotado con 5.000 €.

La doctora Ots trató a un grupo de pacientes con esguince con el tratamiento convencional (aplicación de frío y vendaje) y a otro grupo al que se le añadió dos tratamientos biorreguladores (Traumeel –medicamento modulador de la inflamación- y Lymphomyosot –medicamento de drenaje linfático-). Más de la mitad de los pacientes a los que se administraron  ambos medicamentos (56 %) no requirieron baja, lo que sólo ocurrió en el 35 % de los pacientes de los que fueron tratados de manera convencional. La diferencia en los resultados a largo plazo fue incluso mayor: sólo 1 de cada 10 pacientes con Traumeel y Lymphomyosot necesitó una baja de más de una semana frente a 3 de cada 10 con el tratamiento convencional.

Los medicamentos biorreguladores representan un nuevo abordaje terapéutico de las patologías o dolencias más comunes en Medicina, por lo que se están posicionando como una opción de tratamiento cada vez más extendida en las diferentes especialidades médicas. Se componen de principios activos de origen vegetal y mineral, en microdosis, equivalentes a las que se encuentran en los mediadores de las respuestas celulares, lo que favorece los mecanismos de recuperación naturales del organismo sin originar efectos secundarios.

Para la doctora Ots, “los medicamentos biorreguladores son un arma terapéutica de gran valor en la traumatología deportiva por la seguridad que nos aporta. No son productos que den positivo en controles de dopaje, las reacciones alérgicas son prácticamente inexistentes y sobre todo cabe destacar que evitamos los efectos secundarios tan indeseables asociados al uso de AINES y otros tipos de medicación convencional”. De la misma opinión es el doctor Carlos Sánchez Marchori, presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Traumatología del Deporte (SETRADE), para quien los tratamientos biorreguladores aportan “mecanismos de control de la inflamación y lucha contra el dolor”. A su juicio, “toda la patología aguda  y  crónica inflamatoria puede ser tratada con estos medicamentos”. Su beneficio consiste en “la reincorporación más rápida y ausencia de efectos secundarios o deletéreos, básico para un deportista, y no generan ningún problema antidoping”.

El fútbol, con más esguinces

El 39% de los españoles practica algún deporte, aunque sólo el 6% de ellos lo hace a diario. La mitad de ese 6% padecerá algún tipo de lesión leve a lo largo de su vida, según un estudio publicado en Apunts. Medicina de L'esport. El esguince de tobillo es la lesión más común. Y el fútbol, al ser el deporte más extendido, es el que más lesiones acumula, asegura el doctor Enrique Gastaldi, director de la Clínica Gastaldi, del Hospital 9 de Octubre, de Valencia.

El esguince se produce de manera fortuita por un mal movimiento o un accidente a la hora de hacer la pisada en el suelo al estirar el ligamento por encima de su límite de elasticidad, lo que provoca su distensión, desgarro o rotura, según la violencia con la que se sobrepase ese límite. También influye la anatomía del pie. Según el doctor Gastaldi “hay personas con el pie cavo cuya tendencia es a doblarse más, por lo que suelen sufrir más esguinces”. En este sentido, señala este experto, “los tratamientos biorreguladores ayudan a la recuperación de una manera contrastada y natural, y son bien tolerados”.

Premios de investigación

Los Premios Hans-Heinrich Reckeweg se conceden anualmente al mejor trabajo de investigación en todo el mundo en el campo de la Medicina Biorreguladora. Se pusieron en marcha en el año 1995 (este año es la edición número 15), y están respaldados por Biologische Heilmittel Heel. Todos los trabajos presentados deben ser inéditos y aportar datos relevantes en el tratamiento de la patología en cuestión. Con el respaldo a este tipo de proyectos, laboratorios Heel se compromete con la investigación en el campo de la Medicina Biorreguladora y, en definitiva, al cuidado de la salud.