arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

SEC

La Fundación Española del Corazón (FEC) quiere aprovechar la conmemoración del Día de los Enamorados para promover el amor, ya sea filial, fraternal o de pareja, como elemento protector de nuestra salud cardiovascular.
Con motivo del 14 de febrero, Día de San Valentín, la Fundación Española del Corazón quiere recordar que:
- Diversos estudios han demostrado que el tener una vida amorosa y afectiva estable favorece el buen estado de salud mental, mejora el sistema inmunitario y protege a nuestro corazón.

- Así, según investigaciones de la World Heart Federation, las personas que realizan algún tratamiento para abordar patologías cardiovasculares y cuentan con un entorno feliz, mejoran entre dos y cuatro veces su capacidad para reponerse de la enfermedad

- Los vínculos afectivos mejoran la presión arterial, reduciendo los conocidos “factores psicológicos del riesgo” como son la ansiedad, el estrés y la depresión. Además, durante la fase del enamoramiento, el cerebro segrega hormonas como la oxitocina, la dopamina o la adrenalina, que favorecen el sistema cardiovascular

- Por el contrario, sufrir en las relaciones amorosas puede hacer aumentar el riesgo cardiovascular. Así, el estudio “Marital Stress Worsens Prognosis in Women With Coronary Heart Disease” demostró que las mujeres con matrimonios estresantes tienen tres veces más riesgo de sufrir infartos que las mujeres felizmente casadas

Madrid, 13 de febrero de 2012.-  Coincidiendo con la celebración de San Valentín, la Fundación Española del Corazón (FEC) quiere recordar la importancia que tiene mantener una buena salud emocional, ya que han sido diversos estudios los que han demostrado que el amor influye directamente en la salud de nuestro corazón reduciendo los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares y contribuyendo a alargar, de esta manera, nuestra esperanza de vida.

Los vínculos afectivos que tenemos con nuestra pareja, amigos y familiares, mejoran la presión arterial, lo que ayuda a reducir los niveles de ansiedad, estrés y depresión, conocidos como “factores psicológicos del riesgo”.

El entorno afectivo también ayuda a mejorar la respuesta ante tratamientos de enfermedades como el cáncer, la diabetes o las cardiopatías. Así lo demuestra un estudio llevado a cabo por la World Heart Federation en el que se demostró que las personas con unos fuertes lazos afectivos, mejoraban entre dos y cuatro veces su capacidad para reponerse de la enfermedad de la que estaban siendo tratados. Sin duda, el amor es positivo para nuestra salud y podría estar relacionado  con el hecho de que, durante la fase del enamoramiento, el cerebro segrega hormonas como la oxitocina, la dopamina o la adrenalina, que protegen el sistema cardiovascular.

El Dr. Miguel Ángel García Fernández, vicesecretario de la Sociedad Española de Cardiología, señala que “existe una clara relación entre nuestro estado de ánimo y la salud de nuestro corazón. Así, para prevenir enfermedades cardiovasculares, además de controlar la tensión, los niveles de colesterol, realizar ejercicio y seguir una dieta saludable, hemos de favorecer la presencia de sentimientos positivos reforzando nuestros lazos afectivos con nuestro entorno”.

Por el contrario, otras investigaciones han demostrado que las personas con problemas sentimentales cuentan con una menor defensa cardiaca, es el caso del estudio “Marital Stress Worsens Prognosis in Women With Coronary Heart Disease”, llevado a cabo por el Instituto Karolinska de Estocolmo y que estudió a 600 mujeres de entre 30 y 65 años. Según destaca el Dr. García Fernández, “el estudio fue esclarecedor y sorprendente, ya que se demostró que las mujeres con matrimonios muy estresantes tenían tres veces más riesgo de sufrir algún ataque cardiaco que las mujeres que vivían con una  buena relación con su pareja”. Dicha investigación concluyó que el estrés en el matrimonio provoca una progresión de la arteriosclerosis coronaria, con un aumento de la inestabilidad de las placas ateroescleróticas que favorecen la aparición de complicaciones cardiacas.

La Fundación Española del Corazón quiere aprovechar la celebración del Día de los Enamorados para recordar la importancia que tiene mantener unos vínculos afectivos fuertes para proteger nuestra  la salud cardiovascular.

Acerca de la SEC y de la FEC
La Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Fundación Española del Corazón (FEC) constituyen una organización cuyo impulso vital es velar por la salud cardiovascular de la población a través de la excelencia clínica e investigadora, así como educativa y divulgativa. Ambas entidades se han convertido en el referente en castellano de la lucha contra la enfermedad cardiovascular, primera causa de muerte en nuestro país.

La SEC cuenta con más de 4.000 socios, entre cardiólogos y profesionales relacionados con las enfermedades cardiovasculares, españoles procedentes del ámbito europeo, latinoamericano e internacional.

La FEC cuenta con más de 4.000 miembros, entre los que se incluyen los cardiólogos de la SEC, profesionales de enfermería en cardiología, asociaciones de pacientes, entidades privadas y socios particulares.

Para más información: www.secardiologia.es