arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

No se conoce la causa exacta de esta patología, pero los científicos reunidos en el X Congreso de la SEIOMM discuten los factores genéticos y ambientales relacionados con este proceso, como algunas infecciones víricas
Puede causar complicaciones como pérdida de audición, dolor óseo, deformidades y fracturas esqueléticas.
Madrid, noviembre de 2005. Si bien se desconoce la prevalencia exacta de esta enfermedad en la población española, se ha estimado que entre un 1-2.8% de la población mayor de 60 años sufre la enfermedad de Paget (unas 20.000 personas). Esta enfermedad se caracteriza por un marcado aumento del recambio óseo en zonas localizadas del esqueleto, con la formación de un tejido óseo de propiedades alteradas más susceptible a la deformidad y a la fractura, según la doctora Pilar Peris del Servicio de Reumatología del Hospital Clínico de Barcelona que participa en X Congreso de la SEIOMM (Sociedad Española de Investigación Ósea y Metabolismo Mineral), que se celebra en Madrid.
Se considera que esta enfermedad es asintomática en un 80-90% de los casos, por lo que con frecuencia pasa desapercibida y se estima que hay un gran número de casos que no están diagnosticados. “Normalmente se diagnostica de forma casual al realizar una radiografía por otro motivo ó por un aumento de la concentración sérica de fosfatasa alcalina, un marcador de recambio óseo; ocasionalmente la presencia de deformidades óseas en tibia, fémur o cráneo pueden sugerir la presencia de esta enfermedad. Sin embargo el diagnóstico de certeza se realiza siempre por la imagen radiológica y gammagráfica”, comenta la doctora Pilar Peris.  

Si la enfermedad no está diagnosticada en ocasiones puede causar complicaciones a largo plazo como deformidades esqueléticas, artropatía degenerativa de vecindad, fracturas esqueléticas y complicaciones neurológicas. La afectación craneal puede asociarse a cefalea, pérdida de audición y trastornos bucodentales. La enfermedad se puede localizar en uno o varios huesos y, si bien puede afectar a cualquier localización, los huesos donde se presenta con mayor frecuencia son la pelvis, el fémur, el cráneo, la tibia y las vértebras.

Las causas de la enfermedad de Paget

La enfermedad de Paget se caracteriza por marcado aumento del recambio óseo en áreas localizadas del esqueleto. Ello da lugar a un tejido óseo anómalo, de mayor tamaño pero con menor resistencia, por lo que tiene una mayor susceptibilidad a la deformidad y a la fractura. Todavía no se conoce la causa de esta patología, pero los científicos reunidos en el X Congreso de la SEIOMM  discuten las a causas genéticas y ambientales relacionadas con el desarrollo de esta enfermedad, como la infecciones virales tempranas. De hecho, afirma la doctora Peris, “distintas investigaciones han demostrado que en un 20-40% de los casos existe una susceptibilidad genética”.

“Actualmente – comenta la doctora Peris- los tratamientos están evolucionando mucho y cada vez son más eficaces en la disminución de la actividad de la enfermedad, es decir, consiguen normalizar los índices de actividad de la enfermedad, mejoran el dolor y la calidad de vida de estos pacientes”.

Existen varias clases de medicamentos que actúan como inhibidores de la reabsorción ósea mediada por osteoclastos (células destructoras del hueso). En esta enfermedad los más utilizados son los bisfosfonatos.