arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Las personas obesas tienen menos posibilidades de sufrir fracturas.
Madrid, noviembre de 2005.- Las mujeres que tienen la menarquía o primera menstruación después de los 12 años tienen un mayor riesgo de fracturas y menor masa ósea cuando son mayores, según un estudio del Hospital del Mar, el Instituto Municipal de Investigación Médica y la Universidad Autónoma de Barcelona que se presenta en el X Congreso de la Sociedad Española de Investigaciones Óseas y Metabolismo Mineral (SEIOMM), que concluye hoy en Madrid. Otros factores de riesgo de la osteoporosis que han sido identificados por diferentes estudios que se debaten en el congreso son las enfermedades pulmonares, como el asma o la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), la enfermedad celíaca, haber sufrido un trasplante o haber dado la lactancia durante más de seis meses.
"La osteoporosis es una patología multifactorial, es decir pueden influir muchos factores distintos en un mismo paciente" comenta el doctor Jesús González Macías, jefe de departamento de Medicina Interna del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, de Santander, y continúa "hablamos de osteoporosis primaria cuando los factores que la provocan son los más habituales, fundamentalmente la edad y el sexo. Y se denomina osteoporosis secundaria cuando los principales factores que influyen en la aparición de la patología son diferentes y están muy definidos. Tal como se ha tratado en esta edición del Congreso de la SEIOMM, estos factores pueden ser, por ejemplo, el tratamiento con corticoides, los enfermos con problemas de
absorción intestinal, los pacientes trasplantados o los que sufren enfermedades hepáticas."

En el estudio catalán se concluye que "la edad de menarquía posterior a los 12 años se asocia de manera significativa a baja masa ósea mediante densitometría dual por DEXA tanto en columna lumbar como en cuello de fémur y a una mayor presencia de fracturas. Los autores consideran que los años de vida fértil protegen a la mujer de la osteoporosis, por lo que una edad más
tardía en tener la primera regla indica menor grado de protección.

En otro trabajo presentado por los mismos autores también se relacionan las alteraciones hormonales, en concreto de la lactancia, con el riesgo de sufrir osteoporosis. En él se concluye que "los periodos de lactancia acumulada de 6 meses o superiores se asocian de forma estadísticamente significativa a menor masa ósea a nivel de la columna lumbar y no a nivel de cuello de fémur medida mediante DEXA y a la presencia de fracturas osteoporóticas". A su juicio, "la lactancia se relaciona con un periodo de alteraciones hormonales que pueden causar etapas de hipoestrogenismo y por tanto mayor resorción y pérdida ósea. Sin embargo, su relación con la presencia de osteoporosis es controvertida".

En este congreso también se presentan los resultados de una investigación del Hospital General Universitario de La Fe, de Valencia, que señala que la osteoporosis es frecuente en pacientes con enfermedades neumológicas (como asma y EPOC), lo que se atribuye al tratamiento con corticoides. Los investigadores comprobaron que el 63,6 % de los pacientes neumológicos
sometidos a corticoterapia tenían una masa ósea patológica. "La osteoporosis y, por tanto, las fracturas, son frecuentes en estos pacientes, lo que les empeora la calidad de vida, además de aumentarles la insuficiencia respiratoria cuando la columna está muy afectada. No debemos olvidar que la osteoporosis posmenopaúsica también disminuye la expectativa de vida y que
una fractura vertebral aumenta el riesgo de otras y también de la fractura de cadera", señalan. Por eso, se propone instraurar un tratamiento para la osteoporosis en los pacientes que reciben corticoides. También se ha detectado un alto grado de osteoporosis en pacientes de EPOC en un trabajo del Hospital Municipal de Badalona, el Instituto Municipal de Investigación
Médica y el Hospital del Mar, de Barcelona.

La enfermedad celíaca es otro factor de riesgo identificado en un estudio del Servicio de Medicina Interna de la Fundación Jiménez Díaz, de Madrid. La enfermedad celíaca es una patología intestinal de origen genético y que provoca una intolerancia al gluten y otros derivados de cereales.

La obesidad, en cambio, está relacionada con un menor riesgo de fracturas,según un estudio de la Unidad de Osteoporosis del Hospital de la Virgen Macarena, en Sevilla. Los autores concluyen que "el peso corporal aumenta la masa ósea y esta acción la ejerce, al menos en parte, a través de la leptina. Las mujeres con obesidad mórbida presentan un menor riesgo de
fracturas no vertebrales, independientemente de los niveles de leptina".

"Esta X edición del congreso de la SEIOMM,confirma la buena salud de la investigación en enfermedades del metabolismo óseo en España" afirma el Dr. González Macías "investigación que año tras año tiene más relevancia internacional, con colaboraciones cada vez más estrechas con
grupos extranjeros que tienen en la SEIOMM su punto de referencia en cuanto a las investigaciones pioneras en este ámbito en España".