arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

Pfizer

...antineumocócica conjugada entre los pacientes con enfermedades respiratorias
Las personas con enfermedad respiratoria crónica tienen hasta 16,8 veces más probabilidades de contraer una infección por neumococo respecto a la población sana.
En los pacientes con EPOC se encuentra alterado el epitelio de la vía aérea y los mecanismos de defensa del pulmón, por lo que su vacunación es fundamental.

La prevención de la enfermedad neumocócica mediante la vacuna antineumocócica conjugada trecevalente genera memoria inmunitaria y una respuesta más potente que la vacuna polisacárida.

Madrid, 4 de abril de 2014.- La enfermedad neumocócica, producida por la bacteria Streptococcus pneumoniae, supone un importante problema de salud entre la población adulta y, especialmente, entre las personas mayores con patologías de base como las patologías respiratorias crónicas. Por esta razón, los profesionales sanitarios remarcan la importancia de generalizar el uso de la vacuna antineumocócica conjugada trecevalente entre los pacientes con enfermedades respiratorias. Así lo han puesto de manifiesto los especialistas reunidos en el marco de la mesa redonda ‘Infecciones Respiratorias: Nuevas Recomendaciones en la Prevención de la Enfermedad Neumocócica’, organizada dentro del XIX Congreso NEUMOMADRID que se celebra estos días en la capital.

El paciente con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) tiene alterado el epitelio de la vía aérea y muchas veces también, los mecanismos de defensa del pulmón. “El mecanismo de aclaramiento mucocilial permite la evacuación rápida de los gérmenes desde las paredes de los bronquios a la vía digestiva, es decir, es una defensa natural del organismo frente a posibles infecciones. Sin embargo, la alteración de este mecanismo hace que estos pacientes sean especialmente vulnerables al contagio por Streptococcus neumoniae y por tanto, a la manifestación de enfermedad neumocócica”, advierte el doctor Carlos José Álvarez, especialista del Hospital Universitario 12 de Octubre.

En este sentido, la doctora Miriam Calle, neumóloga del Hospital Clínico San Carlos, indica que “en España, la bacteria Streptococcus pneumoniae es el agente patógeno más frecuentemente identificado en la neumonía adquirida en la comunidad, una patología con una gran incidencia en los pacientes con EPOC”. Y para mejorar la protección frente a esta bacteria, el doctor Álvarez analiza las estrategias que los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica deben tomar: “la primera de todas es dejar de fumar, porque incluso los fumadores, aunque no tengan enfermedad respiratoria, tienen un riesgo muy aumentado –hasta cuatro veces superior- de tener enfermedad neumocócica frente a los que nunca han fumado”.

Otra medida fundamental inmunizarse con una vacuna antineumocócica, “y especialmente con la vacuna antineumocócica conjugada trecevalente, ya que ha demostrado ofrecer una respuesta inmune superior”, explica el doctor, además de seguir adecuadamente el tratamiento médico y protegerse también frente a la gripe, “ya que la afectación por gripe favorece especialmente que los gérmenes que están en la vía aérea produzcan infección”, puntualiza el especialista.

Recomendaciones de vacunación en el adulto
A lo largo de la mesa redonda, los asistentes también han abordado las principales recomendaciones de vacunación antineumocócica en el adulto y, especialmente, en aquellos adultos con enfermedades respiratorias, ya que la infección neumocócica es una importante causa de morbilidad y mortalidad en todo el mundo. A este respecto, el doctor Juan José Picazo, del Hospital Clínico San Carlos y presidente de la Sociedad Española de Quimioterapia, también reconoce que “la enfermedad neumocócica invasiva supone un grave problema de salud entre los adultos con ciertas condiciones y patologías de base, que los hacen más susceptibles a la infección y al mismo tiempo favorecen cuadros de mayor gravedad y peor evolución”.

Durante su participación, el doctor Picazo se ha referido al Documento de consenso sobre la vacunación antineumocócica en el adulto con patología de base, firmado recientemente por 16 sociedades científicas españolas, y ha profundizado en su contenido para recordar que “la prevención de la infección neumocócica con la vacuna antineumocócica conjugada trecevalente genera memoria inmunitaria y una respuesta inmunitaria más potente que la vacuna polisacárida. Además, actúa sobre la colonización nasofaríngea, reduciendo el riesgo de infección y contribuyendo positivamente a la disminución de las resistencias de S. pneumoniae a los antibióticos”.

Para finalizar, el doctor Picazo también ha enfatizado la importancia de controlar los factores de riesgo de enfermedad neumocócica: “es fundamental tener en cuenta que a medida que aumenta el número de factores de riesgo, las posibilidades de contraer enfermedad neumocócica se multiplican. Es decir, una persona inmunocompetente con dos o más factores de riesgo –como enfermedad respiratoria y diabetes, por ejemplo-, algo que ocurre con mucha facilidad en las personas de cierta edad, tiene un riesgo mucho más elevado de desarrollar enfermedad neumocócica que un paciente inmunodeprimido, como son las personas con cáncer”.

Acerca de Prevenar 13®
En diciembre de 2009 se aprobó por primera vez en Europa el uso de la vacuna antineumocócica conjugada trecevalente en lactantes y niños pequeños y, en febrero de 2010 en Estados Unidos. Ahora se encuentra aprobada en más de 120 países de todo el mundo y se incluye como parte del programa de inmunización nacional o regional en más de 60 países.

Prevenar 13® también está aprobada para su uso en adultos de 50 o más años de edad en más de 90 países y para su uso en niños y adolescentes de entre 6 y 17 años en Estados Unidos y la Unión Europea. Recientemente Prevenar 13® ha sido aprobada también en la Unión Europea para su uso en adultos de entre 18 y 49 años, haciendo de ella la única vacuna antineumocócica conjugada aprobada en Europa para la protección frente a la enfermedad neumocócica invasiva desde la infancia hasta la edad adulta.

Sobre Pfizer
Fundada en 1849, Pfizer es una de las mayores compañías biomédicas que impulsa nuevas iniciativas en favor de la salud. En Pfizer, descubrimos, desarrollamos y ponemos a disposición de los pacientes y de los profesionales sanitarios medicamentos eficaces, seguros y de calidad, para tratar y ayudar a prevenir enfermedades. También trabajamos junto a los profesionales y las autoridades sanitarias para garantizar el acceso a nuestras medicinas, y para ofrecer mejor asistencia sanitaria y apoyo a los sistemas de salud. En Pfizer, todos los colaboradores trabajamos cada día para ayudar a las personas a tener una vida más sana y a disfrutar de mayor calidad de vida.