arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

ESC Congress 2014

1- Cardiólogos españoles implantan fórmulas pioneras que permiten un mejor control de sus pacientes
2- La presencia de fragilidad en ancianos infartados multiplica por tres las probabilidades de muerte o reinfarto
Hasta un 10% de los pacientes con síndrome coronario agudo (SCA) tiene hemorragias graves durante el primer año tras haber padecido un infarto o una angina de pecho, a consecuencia del tratamiento antiagregante, lo que multiplica hasta por tres las probabilidades de morir o de padecer un nuevo accidente cardiovascular.

Evitar el sangrado en estos pacientes es primordial, pero hasta ahora, las tablas de cálculo del riesgo (score) existentes solo permitían valorar al riesgo a los 30 días del tratamiento. Cardiólogos españoles han creado y presentado en el ESC Congress 2014 el primer score que permite valorar el riesgo a lo largo del primer año.

Así, la aplicación de este score, CardioCHUS por haberse ideado en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago, podría evitar de forma significativa sangrados que empeoran el pronóstico de estos pacientes.

Otro trabajo también presentado en Barcelona de la mano del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca, el Hospital General Universitario Morales Meseguer y el Birmingham City Hospital, permite predecir por primera vez y antes de iniciar el tratamiento a los pacientes con fibrilación auricular que estarán mal anticoagulados con antivitamina K (sintrom).

El estudio también revela que un tercio de los pacientes con fibrilación auricular debería recibir directamente los nuevos anticoagulantes

Ambos scores se han presentado en el congreso de cardiología más importante del mundo con el objetivo de estar presentes en las guías de práctica clínica europea
Barcelona, 2 de septiembre de 2014-. Esta mañana, en la sede del ESC Congress 2014, y en colaboración con la Sociedad Española de Cardiología (SEC) se  han presentado dos estudios que esperan mejorar el tratamiento de los pacientes con síndrome coronario agudo (SCA) y fibrilación auricular (FA).

CardioCHUS, el primer score que valora el riesgo de sangrado en pacientes con síndrome coronario agudo a lo largo de todo el año de tratamiento

Esta mañana, el Dr. José Ramón González-Juanatey, presidente de la SEC, ha presentado un trabajo elaborado por el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago del que es el jefe de Servicio de Cardiología y Unidad Coronaria.

“Los pacientes que han padecido un infarto o una angina de pecho inestable son tratados durante al menos un año con una combinación de fármacos que se conoce como la doble antiagregación. Este tratamiento previene la formación de trombos en estos pacientes pero en hasta el 10% de los pacientes también provoca hemorragias graves, lo que multiplica hasta por tres las probabilidades de morir o de padecer un nuevo accidente cardiovascular”, explica el Dr. González-Juanatey.

Para tener un correcto control de estos pacientes y saber los que pueden tener más riesgo de sangrado se han ideado diversas tablas de cálculo (scores). “El problema de estos score es que calcula el riesgo sólo durante los 30 días después tras la hospitalización, pero el paciente toma la medicación durante todo un año, por lo que es necesario conocer el riesgo de sangrado durante todo este periodo de tiempo. Por ello, hemos ideado CardioCHUS, un score que predice las complicaciones durante todo el año de tratamiento y nos permite adecuar el mejor tratamiento según el perfil de cada paciente”, afirma el presidente de la SEC.

El score se ha validado después de probarlo en más de 4.000 pacientes y sobre su aplicación futura el Dr. González-Juanatey destaca que, “la importancia de este score radica en que podrían evitarse de forma significativa sangrados que empeoran el pronóstico o incluso provocan la muerte en pacientes con síndrome coronario agudo. Por ello, esperamos que otros centros internacionales lo usen y puedan validarlo en sus pacientes para que en los próximos años sea de uso común entre nuestros colegas”.

El SCA (infarto o angina de pecho inestable) es la causa más frecuente de ingreso hospitalario en los servicios de cardiología y cada año afecta a cerca de 120.000 personas en España. Además, 43.787 personas fallecen cada año en nuestro país debido a un infarto (25.532 varones y 18.255 mujeres), según los últimos datos INE.

El score SAME-TT2R2 será clave para determinar aquellos pacientes con fibrilación auricular que necesitan ser tratados con los nuevos anticoagulantes

Esta mañana, el Dr. Francisco Marin, secretario de la Sección de Cardiopatía Isquémica y Cuidados Agudos Cardiovasculares de la SEC y cardiólogo del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia, ha explicado en qué consiste el score SAME-TT2R2, creado por el Prof. Gregory Lip del Birmingham City Hospital.
Este centro, en colaboración con el Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca y el Hospital General Universitario Morales Meseguer, ha validado este score por primera vez en la población española y en pacientes que se anticoagulan con acenocumarol (sintrom).

“La fibrilación auricular es la arritmia más común y la padece el 4,4% de los españoles mayores de 40 años. La fibrilación auricular multiplica hasta por cinco las probabilidades de padecer un ictus, para evitarlo, los pacientes deben tomar los fármacos anticoagulantes, que permiten que la sangre circule mejor por el organismo evitando así la formación de trombos”, explica el Dr. Marín.

Hasta hace unos años el tratamiento de referencia en estas complicaciones era los antivitamina k (sintrom), pero existía un alto riesgo de sangrado en algún tipo de pacientes, por lo que a lo largo de los años han surgido nuevos fármacos que disminuyen este riesgo. “De todas formas y como consecuencia de un precio más elevado, la primera opción de tratamiento suele ser el sintrom, pero en algunos casos no es la mejor opción”, afirma el doctor.

Así, los expertos han ideado un score que permite predecir aquellos pacientes que padecerán complicaciones embólicas o hemorrágicas antes de iniciar el tratamiento. “Lo realmente interesante de esta escala es que, como se valoran aspectos clínicos como por ejemplo la edad, si fuman, el sexo o si son hipertensos o diabéticos, el pronóstico puede realizarse antes de iniciar el tratamiento, por lo que se disminuye los riesgos asociados a una mala anticoagulación”, indica el Dr. Marín.

Tras aplicar este score en casi 1.000 pacientes, los autores han podido averiguar que un tercio de los pacientes que toman sintrom no van a estar bien anticoagulados por lo que deberían tratarse directamente con los nuevos anticoagulantes. Este trabajo se ha publicado en el último número del American Journal of Medicine.


2-La presencia de fragilidad en ancianos infartados multiplica por tres las probabilidades de muerte o reinfarto

Así lo demuestra un estudio presentado hoy en el ESC Congress 2014 y del que también se desprende que la fragilidad debe considerarse un predictor de pronóstico en el paciente anciano con síndrome coronario agudo (SCA)

Los autores del trabajo, del Hospital Clínico Universitario de Valencia, defienden, además, que a un paciente de edad avanzada que ingresa por SCA (infarto o angina de pecho) se le debería evaluar siempre tanto la fragilidad como otras condiciones geriátricas para poder establecer un tratamiento y una rehabilitación acorde con su estado

Este estudio se ha presentado esta mañana en rueda de prensa, en la que la cardiología geriátrica ha sido uno de los temas de debate. Así, también se ha analizado cómo es el corazón de una persona centenaria con el objetivo de averiguar qué la hace longeva

De esta manera, y tras analizar a más de cien centenarios, los investigadores del Hospital Gregorio Marañón han visto que más de dos tercios de los ancianos han seguido un estilo de vida saludable y el 45% de ellos considera su estado de salud muy bueno. Aun así, la regurgitación aórtica (reflujo de sangre por una válvula aórtica dilatada o debilitada hacia la cavidad inferior izquierda del corazón) está presente en la mitad de los ancianos estudiados y está relacionada con su mortalidad

Otro estudio, este incluido en las prestigiosas sesiones Hot Line y llevado a cabo por el Instituto Catalán de Investigaciones Cardiovasculares en colaboración con el grupo de estudio OCTABAIX muestra una influencia de la capacidad para disolver trombos (fibrinólisis) en la función cognitiva y el envejecimiento saludable en pacientes octogenarios

Barcelona, 2 de septiembre de 2014-. Esta mañana, en la sede del ESC Congress 2014, se  han presentado diversos estudios realizados por cardiólogos españoles que ponen especial énfasis en el paciente anciano, en su pronóstico, las características de su corazón y en la relación de enfermedad cardiovascular con demencia senil.

La fragilidad como pronóstico del síndrome coronario agudo (SCA)
Uno de los estudios que se han presentado ha sido el de la Dra. Clara Bonanad, cardióloga del Hospital Clínico Universitario de Valencia, muestra que la presencia de fragilidad en los pacientes ancianos con SCA (infarto o angina de pecho) multiplica por tres las probabilidades de volver a padecer un infarto o de mortalidad.

El trabajo analizó a 365 pacientes de más de 65 años que tenían diagnóstico de SCA y estudió la presencia de cinco condiciones geriátricas: fragilidad (disminución de las reservas y resistencia del organismo), discapacidad física, discapacidad instrumental (limitación a la hora de realizar tareas rutinarias), discapacidad cognitiva, comorbilidad (presencia de otras enfermedades).

“Tras analizar a estos pacientes pudimos observar que aunque todas las condiciones geriátricas influyen en la recuperación del paciente con infarto o angina de pecho, el que más influía en su pronóstico era la fragilidad, incluso por encima de la propia edad. Tanto, que podemos afirmar que un paciente que además de sufrir un síndrome coronario agudo también tiene fragilidad tiene hasta tres veces más probabilidades de volver a padecer un infarto o de mortalidad”, explica la Dra. Bonanad.

“En una realidad en la que cada vez hay más pacientes ancianos, estos resultados indican que es imprescindible que los cardiólogos también valoremos las condiciones geriátricas de los pacientes, para poder decidir así, cuál es la mejor estrategia a seguir, tanto en el tratamiento del paciente como en la rehabilitación posterior”, concluye la doctora.

El corazón centenario
Por su parte, el Dr. Manuel Martínez-Sellés, presidente de la Sección de Cardiología Geriátrica de la Sociedad Española de Cardiología, jefe de la Sección de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón y profesor de la Universidad Europea de Madrid, ha sido el encargado de presentar el estudio 4C (Caracterización Científica del Corazón del Centenario).

El trabajo ha incluido a 118 personas centenarias de las que se ha analizado su corazón. “Poco sabemos de las personas centenarias. Nosotros hemos querido averiguar qué las hace tan longevas, qué características tiene su corazón y así poder arrojar luz sobre los secretos de la longevidad, ya que en el año 2011 existían unos 317.000 centenarios y se calcula que serán más de tres millones en 2050 y más de 17 a finales de siglo”, apunta el Dr. Martínez-Sellés.

Sobre cómo es el corazón de estas personas, los especialistas han podido descubrir que el 45% de los centenarios estudiados considera que tiene un muy buen estado de salud, que más de dos tercios ha seguido un estilo de vida saludable también después de los 65 años y que la patología cardiovascular es más frecuente en hombres que en mujeres.

“Estos sujetos suelen presentar una patología cardiovascular asintomática, por lo que es importante conocer qué tipo de problemas suelen sufrir para evitar complicaciones. Así, una quinta parte de nuestros centenarios sufría fibrilación auricular y la mitad de ellos regurgitación aórtica (reflujo de sangre por una válvula aórtica dilatada o debilitada hacia la cavidad inferior izquierda del corazón), lo que a su vez se asocia con un incremento de la mortalidad”, explica el doctor.

Relación entre cambios a nivel vascular y el envejecimiento saludable
Esta mañana la Dra. Judit Cubedo, investigadora del equipo de la Dra. Lina Badimón del Instituto Catalán de Ciencias Cardiovasculares (CISC-ICCC), ha presentado un estudio que pone de manifiesto la influencia de los cambios en la capacidad para disolver trombos en la función cognitiva y el envejecimiento saludable en pacientes octogenarios y que formó parte de la sesión Hot Line de ayer del ESC Congress 2014.

El estudio se ha realizado a partir del análisis de 100 pacientes mayores de 85 años atendidos en centros de atención primaria. Del total de pacientes, se identificaron a dos grupos: aquéllos que disfrutaban de un envejecimiento saludable y aquéllos que padecían algún tipo de disfunción, ya fuera cognitiva o incapacidad para realizar las actividades diarias (demencia senil) y que además habían padecido un infarto o un ictus previo.

“Analizando el perfil de las proteínas de la sangre de los dos grupos de pacientes, hemos visto que existe un fuerte componente fibrinolítico que influye en el estado cognitivo y funcional de los individuos octogenarios, ya que los pacientes que tienen un envejecimiento saludable tienen una mayor capacidad de disolver los pequeños coágulos que pueden formarse, mientras que aquéllos pacientes que tienen demencia senil y patología cardiovascular presentan microtrombos más compactos y una mayor dificultad para disolverlos, lo que dificulta el riego en diversos órganos, entre ellos el cerebro”, explica la Dra. Cubedo.

“Estos resultados abren una nueva vía de relación entre la incapacidad para disolver pequeños trombos, la manifestación de síndromes coronarios durante la vida y el deterioro cognitivo y funcional en el paciente octogenario, influyendo directamente en el envejecimiento saludable”, concluye la doctora.

En este estudio han colaborado, además del CSIC-ICCC/Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, el Hospital Universitari de Bellvitge, el CAP El Plà de Sant Feliu de Llobregat y el Laboratorio Clínico L’Hospitalet.

Acerca de la European Society of Cardiology
La ESC representa más de 80.000 cardiólogos profesionales en toda Europa y el Mediterráneo. Su misión es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos europeos a través del cuidado cardiovascular, que promociona a través de distintas actividades científicas y didácticas que incluyen: directrices para la práctica clínica, cursos e iniciativas educativas, encuestas pan-europeas acerca de patologías específicas y el Congreso Anual de la ESC, el mayor encuentro médico en Europa.
Además, la ESC realiza tareas de divulgación para la población europea con el objetivo de promocionar el cuidado cardiovascular y establecer hábitos que prevengan el riesgo cardiovascular.

Más información aquí

Acerca del ESC Congress 2014
El ESC Congress es actualmente el congreso más importante sobre investigación, tratamiento y prevención de la enfermedad cardiovascular. El foco de este año: innovaciones en cardiología.  El congreso se celebrará en Fira de Barcelona (Gran Vía), desde el 30 de agosto y hasta el 3 de septiembre.

La información sobre las sesiones Hot Line disponible aquí


La información sobre el programa científico ya está disponible aquí