arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 

02.12.05. El Consejo de Ministros ha dado su aprobación al proyecto de Real Decreto presentado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio por el que se modifican determinadas disposiciones destinadas a profundizar en la liberalización ordenada del Sector Eléctrico.
La nueva normativa desarrolla reglamentariamente al Real Decreto-Ley 5/2005 de Medidas Urgentes para el Impulso de la Productividad en relación con el Sector Eléctrico y contiene, entre otras medidas, la reorganización de la estructura del mercado de producción de energía eléctrica; la racionalización del desarrollo de las instalaciones de distribución; la homogeneización de las condiciones de contratación en los mercados libre y regulado; la exigencia de avales para la tramitación de autorización de instalaciones de generación; la racionalización del inventivo de las instalaciones de cogeneración con una potencia eléctrica instalada superior a 50 MW,  y medidas de protección al consumidor. 
Mercado de producción de energía eléctrica.

El nuevo Real Decreto adapta la estructura del mercado de producción de energía eléctrica de acuerdo con las modificaciones introducidas en la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, y con el Convenio Internacional del Mercado Ibérico de la Electricidad.

En su texto se define la estructura del mercado de producción de energía eléctrica, incluyendo los mercados a plazo, el mercado diario, el mercado intradiario, los mercados no organizados y los  servicios de ajuste del sistema, entendiendo por tales la resolución de restricciones técnicas del sistema, los servicios complementarios y la gestión de desvíos. Posteriormente se adapta el funcionamiento del mercado diario e intradiario, los sistemas de contratación bilateral y los servicios de ajuste del sistema.

Las principales finalidades de la nueva estructura es reconocer plenamente los mercados a plazo y facilitar la aplicación de los ajustes necesarios para acomodar los distintos mercados entre sí, optimizando su funcionamiento. En este sentido, se adaptan los servicios de ajuste del sistema al nuevo esquema de funcionamiento del mercado, asignando su gestión al Operador del Sistema.
La nueva norma amplia a todos los sujetos su posibilidad de actuación en este mercado, ampliando el ámbito de actuación de la figura de los representantes, que hasta ahora actuaban únicamente en el régimen especial y que a partir de hoy también lo pueden hacer en el ordinario, y estableciendo los requisitos que deben cumplir para poder realizar transacciones de compra y venta en los diferentes mercados.
En el caso de los distribuidores, y dado que su actividad es regulada, el nuevo Real decreto establece la salvedad de que para poder contratar energía en los sistemas de contratación han de contar previamente con la regulación de sus condiciones de participación a través de una Orden Ministerial del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.
Paralelamente se reasignan las funciones de gestión y liquidación que corresponden al Operador del Mercado y al Operador del Sistema, para la realización de las mismas de acuerdo con el nuevo orden estableciendo en la asignación de mercados, diario e intradiario, gestionado por el Operador del Mercado, y servicios de ajuste  y gestión técnica del sistema, que lleva el operador del sistema. Además se habilita a este último para que realice la liquidación correspondiente a los pagos por garantía de potencia.
Se extiende el cobro por garantía de potencia a las unidades de generación que estén adscritas a un contrato bilateral, puesto que, independientemente de si su producción está vinculada a un contrato bilateral con entrega física o se vende en el mercado organizado, estas unidades están prestando efectivamente una garantía de potencia al sistema eléctrico español, poniendo en igualdad de condiciones los diferentes sistemas de contratación. Esta medida corrige una discriminación que penalizaba a la modalidad de los contratos bilaterales, que ahora se igualan a los que van al mercado.
Se establece un periodo transitorio de cinco meses para que todos los agentes del sistema puedan adaptarse a los nuevos requerimientos, tanto en lo que se refiere a las reglas de funcionamiento del mercado diario e intradiario de producción, como a los procedimientos de operación del sistema.

Racionalización del desarrollo de las instalaciones de distribución.

La nueva normativa modifica el Real Decreto 1955/2000, para evitar la aparición de nuevos distribuidores conectados a redes de distribución ya existentes, y en su lugar preservar la obligación de extensión de dichas redes por el distribuidor existente en la zona. Con ello se evitan las ineficiencias económicas y los conflictos de acceso a las redes que supone la nueva distribución en cascada.

Homogeneización de las condiciones de contratación en el mercado libre y en el mercado regulado

La homogeneización de condiciones entre mercado libre y regulado propuestas en esta norma es una de sus principales finalidades y redundará en un incremento de consumidores que pasarán a comprar su energía en el mercado liberalizado.

Las medidas concretas se refieren a la instalación de equipos de control de potencia, a la unificación del tratamiento del consumo de energía reactiva y del pago de garantía de potencia de consumidores tanto en el mercado libre como en el regulado.

- A este respecto, la primera medida es igualar las obligaciones, en el mercado libre y en el regulado, de control de la potencia contratada de consumidores domésticos, que antes era opcional en el mercado regulado, de forma homogénea en ambos mercados, mediante planes anuales de las empresas distribuidoras.

- Además el nuevo Real decreto contempla la posibilidad de modificar la normativa tarifaria para lograr esta armonización progresiva de la facturación por energía reactiva en el sistema regulado y liberalizado.

- Se elimina la posibilidad de que para las mismas características de consumo un consumidor tenga la posibilidad de elección entre varias tarifas, de tal forma que con ello se asegure que cada tipo de consumidor cubra los costes que provoca al sistema.

- Se obliga a las empresas distribuidoras a difundir mayor información con el fin de permitir a las empresas comercializadoras la realización de mejores ofertas a los clientes

Además se obliga al distribuidor a facilitar el acceso telemático de esta  información a los comercializadores, lo que tendrá dos efectos positivos, disminuirá el coste de las transacciones y eliminará errores en las solicitudes de acceso al mercado liberalizado o de cambio de comercializador.

Se pretende, además, que todas las empresas distribuidoras normalicen sus potencias contratadas en baja tensión de una forma homogénea en base a una tabla que fije la Dirección General de Política Energética y Minas, asegurando de esta manera que los consumidores no tengan que pagar más como consecuencia de que la tensión ha sido normalizada.

Exigencia de avales para la tramitación de autorización de instalaciones de generación

Con el depósito de un aval se reduce la incertidumbre de la futura existencia o no de una nueva central de producción en un determinado nudo de la red. Esto redundará en una mejor la planificación de las redes de transporte y de distribución y en una mejor estimación  de la cobertura de la demanda.

Racionalización del incentivo de las instalaciones de cogeneración con una potencia eléctrica instalada superior a 50 MW

El establecimiento de incentivos y primas a las instalaciones de producción de alta eficiencia energética permite de forma general garantizar a los titulares de estas instalaciones una retribución razonable para sus inversiones.

El tamaño de las instalaciones es una característica que se tiene en cuenta para determinar estos incentivos y primas. En general, este régimen de producción se incentiva de forma particular hasta una potencia de 50 MW, dentro de lo que se denomina régimen especial. No obstante, algunas instalaciones de producción de alta eficiencia energética con potencia superior, aunque no se incluyen en este régimen, de forma particular pueden requerir algún tipo de incentivos o primas para hacer viables sus inversiones.

Medidas de protección al consumidor

Con objeto de dar cumplimiento al artículo 3 de la Directiva 54/2003/CE, de 26 de junio, se añaden una serie de requisitos acerca de la información que se debe suministrar al consumidor sobre el origen de la electricidad consumida y su impacto en el medio ambiente, a la vez que se regulan los requisitos mínimos a que deben ajustarse los contratos suscritos con clientes domésticos, de acuerdo con las disposiciones contenidas en el Anexo A de la mencionada Directiva.

Ministerio de Industria, Turismo y Comercio