arbol de noticias logo

Árbol de Noticias

La información al alcance de todos

 




Fundación ECOFIMÁTICA,primer Sistema Integrado de Gestión de residuos que obtiene el reconocimiento por las Administraciones Públicas
La Fundación ECOFIMÁTICA, Sistema Integrado de Gestión de residuos (SIG) para equipos ofimáticos, ha sido el primer SIG en obtener el reconocimiento por parte de las Administraciones Públicas para comenzar su actividad de manera oficial. ECOFIMÁTICA es una Fundación de ASIMELEC (Asociación Multisectorial de Empresas Española de Electrónica y Comunicaciones).
Este reconocimiento supone un notable paso hacia delante para facilitar la tarea de reciclado de estos equipos, conforme a lo establecido por el Real Decreto 208/2005 sobre Aparatos Eléctricos y Electrónicos y la Gestión de sus Residuos, que entró en vigor el pasado 13 de agosto de 2005 y que ha establecido la obligatoriedad de su recogida selectiva para asegurar un tratamiento medioambientalmente adecuado de los componentes potencialmente peligrosos de estos equipos y fomentar el reciclado de materias primas.

La Fundación ECOFIMÁTICA agrupa a las principales compañías del sector, lo que garantiza sus máximos niveles de eficacia y representatividad, aspectos estratégicos para una iniciativa de estas características. Forman parte de la misma las siguientes empresas: Brother, Canon, Danka, Epson, Gestetner, Konica Minolta, Kyocera, Lanier, Lexmark, Mastertec, Nashuatec, Océ, Olivetti, Oki, Panasonic, Rex-Rotary, Ricoh, Riso, Sharp, Toshiba y Xerox.

Como consecuencia de su grado de expansión (no sólo en el mundo empresarial sino también entre los usuarios particulares), los aparatos eléctricos y electrónicos ofimáticos constituyen uno de los grupos más directamente afectados por la normativa anteriormente indicada. Entre estos productos figuran impresoras, faxes y fotocopiadoras, junto a sus correspondientes consumibles y repuestos (cartuchos de tóner, envases para tintas, etc.).

Debido al carácter de innovación tecnológica y constante evolución a la que están sujetos, su ritmo de renovación es cada vez más elevado, situándose sus plazos de obsolescencia en torno a 4-7 años. La cantidad y tipología de los residuos que generan varía bastante en función del tipo de producto y del segmento al que pertenece dentro de cada familia de productos. El peso medio de una fotocopiadora es de 100 kilos, el de un fax de 10 kilos y el de una impresora de 8,5 kilos.

Conscientes de este reto, los principales fabricantes de equipos de ofimática e impresión digital que desarrollan su actividad en el mercado español decidieron unir sus esfuerzos y anticiparse a la legislación, creando en febrero de 2002 la Fundación ECOFIMÁTICA, una entidad sin ánimo de lucro cuyo objetivo principal es la protección del medio ambiente a través de la adecuada gestión de los residuos que son generados por estos equipos. Con más de 600 puntos de recogida, está orientada principalmente al sector profesional y desde su puesta en marcha como experiencia piloto anterior a la legislación vigente (con actuaciones en A Coruña, Barcelona, Madrid y Málaga), ha gestionado más de un millón de kilos de residuos de estos equipos, evitando que su destino final fueran vertederos o incineradoras.

Como primer paso, el Gobierno Autónomo de la Ciudad de Ceuta ha reconocido a la Fundación ECOFIMÁTICA como SIG de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos ofimáticos en esta ciudad. Este reconocimiento, que se extenderá durante las próximas semanas a las restantes Comunidades Autónomas, implica, entre otros, los siguientes aspectos:

- Establecimiento de puntos de recogida de estos residuos, debidamente identificados, repartidos por la ciudad.

- Transporte de los residuos recogidos hasta almacenes intermedios o de consolidación para proceder a la clasificación de dichos residuos y, adicionalmente, retirar algunos componentes o elementos susceptibles de ser reutilizados.

- Traslado al gestor de residuos final autorizado, que será el encargado de aplicar el tratamiento adecuado a esta basura tecnológica.

- El sistema se financiará a través de las aportaciones realizadas por cada uno de los productores de estos equipos que se adhieran al SIG de acuerdo al número de unidades de productos y/o del peso de los mismos puestos en el mercado nacional, así como mediante cuotas fijas que las empresas deben satisfacer cuando formalizan el contrato de adhesión.

Dentro del primer trimestre del año, cada una de las tres fundaciones de ASIMELEC, emitirán a la Ciudad Autónoma de Ceuta un informe certificado por un auditor externo referido a la actividad del año anterior. En dicho informe figurarán tanto las cantidades de cada tipo de aparato puestas en el mercado nacional como las cantidades finales de residuos gestionados (por categorías de productos y materiales) en cada comunidad autónoma.


Información corporativa

ASIMELEC (Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones) es la única asociación del sector TI que agrupa a fabricantes, comercializadores, distribuidores y, en el caso de telecomunicaciones, a instaladores. Fundada en 1984, las empresas que la componen suponen alrededor del 3 por ciento del PIB español y proporcionan empleo directo a 300.000 personas.

ASIMELEC ofrece una respuesta eficaz a la gestión de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos a través de sus tres Fundaciones:

- Fundación TRAGAMÓVIL, especializada en la recogida y el reciclaje de teléfonos móviles, equipos y accesorios de telefonía y comunicaciones

- Fundación ECOFIMÁTICA, cuya actividad se centra en la gestión de los residuos generados por los equipos ofimáticos (fotocopiadoras, faxes, impresoras y sus correspondientes componentes)

- Fundación ECOASIMELEC, que se dedica a la gestión de los residuos originados por los restantes aparatos eléctricos y electrónicos (equipos de informática, máquinas recreativas, cámaras fotográficas, equipos de electromedicina, sistemas de vigilancia y control, electrónica de consumo, cargadores de pilas y baterías y otros equipos que se encuentren dentro del alcance del RD 208/2005 de RAEE)