mascotas

Tras el confinamiento y la extinción del estado de alarma el número de mascotas adoptadas en España se disparó por encima del 40% en algunas poblaciones. El miedo a una nueva reclusión, la soledad y el aislamiento, las limitaciones en el ocio, la posibilidad de pasar más tiempo con ellas… Han sido algunos factores determinantes en este incremento. En concreto, se estima que hay hasta 13 millones de mascotas registradas en nuestro país (se trata de una cantidad aproximada, pues todavía hay muchas sin registrar).

Sin embargo, llegado el verano, ¿qué ocurre con ellos durante las vacaciones?¿Apuestan los españoles por los destinos pet-friendly? ¿Prefieren dejar a sus mascotas en casa? El último estudio de Acierto.com responde a estas y otras preguntas.

El coche, el vehículo favorito para viajar con mascotas

Así y según las cifras del estudio elaborado por el comparador de seguros de auto, más del 85% de los dueños prefiere viajar con ellas. Tal es su deseo, que el 49% asegura haber cambiado sus planes de vacaciones para poder llevarse a su peludo con él.

El medio favorito para desplazarse es el coche, en el 90% de las ocasiones. Le siguen el tren y el avión, aunque estas opciones han perdido adeptos estos últimos dos años. El dato debe verse en su contexto, pues precisamente este año y como consecuencia de la COVID-19, hasta el 90% de los españoles se han decantado por el coche para moverse hacia sus destinos vacacionales -8 de cada 10 se han quedado dentro del país-.

Por regiones, los madrileños, andaluces y vascos, son los que viajan con más frecuencia con sus mascotas (en torno al 70% de las veces que salen de viaje), mientras que los gallegos y castellano leoneses se encuentran en el lado opuesto de la balanza. En términos generales, el 45% dice viajar con su mascota entre 3 y 6 veces al año. El 35% lo hace entre 1 y 2 veces

Más del 40% no lleva bien a su mascota en el coche

Desgraciadamente, son muchos los conductores que no llevan adecuadamente a su mascota en el coche: el porcentaje ronda el 45%. Lo más alarmante es que más de 1 de cada 5 indican que han dejado suelta a su mascota por el interior del habitáculo alguna vez. El resto no las lleva con los mecanismos de seguridad pertinentes, entre otros.

La consecuencia más inmediata es que 23% afirma que su mascota le ha distraído mientras conducía. Con los peligros que eso implica. Por no hablar de la sanción: no llevar a la mascota correctamente en el coche puede conllevar multas de hasta 500 euros en algunos casos graves. Las sanciones parten desde los 80 euros –cuando no va bien sujeta– y oscilan entre los 200 y 500 si invade el espacio del conductor, viaja sobre el regazo, está suelta, etcétera.

Además, no podemos perder de vista que, según la Guardia Civil, en caso de accidente a 50 kilómetros por hora, el peso del animal se multiplica por 25.

Cómo llevar a las mascotas en el coche con seguridad

El comparador de seguros de coche Acierto.com ofrece una serie de consejos para viajar con seguridad con ellas. Entre otros, es importante que el animal no interfiera con el conductor. Esto puede conseguirse de diferentes modos: si el animal es pequeño podemos llevarlo en el transportín y dejarlo en el suelo del asiento trasero, mientras que si es más grande una opción es colocar una rejilla o red en el maletero y sujetarle con un arnés de doble anclaje.

También puede ir correctamente atado (con un accesorio específico o arnés de doble anclaje) en los asientos traseros. Siempre y cuando esto no suponga un peligro para el conductor, el resto de ocupantes ni para él mismo. Otras cuestiones que deben tenerse en cuenta es que el transportín en el que viaje la mascota sea acorde a sus gustos y necesidades, no darle de comer antes de emprender la marcha, llevare al veterinario unos días antes, fijar descansos y llevar ropa o juguetes que le hagan sentir bien.

Por otra parte e incluso con todas las precauciones, no podemos perder de vista la posibilidad de tener un accidente. ¿Cómo actúa el seguro en este caso?¿Hay aseguradoras que cubren a las mascotas? La respuesta no es sencilla, pues dependerá de cada condicionado. No obstante, existen aseguradoras que, en caso de que el propietario sea hospitalizado, se hacen cargo de los gastos de desplazamiento de la mascota (o del familiar que vaya a recogerla). Otras pagan su custodia durante un tiempo y hasta el límite fijado en la póliza.

Aquí puede haber algunas exclusiones: como que la compañía no cubra a animales por encima de los 75 kilogramos, o que limiten el servicio a gatos y perros. Independientemente de esta garantía, en la mayoría de condicionados se incluye a los animales en la definición de daños materiales: “Pérdida o deterioro de cosas o animales”. Por tanto, quedarían incluidos en las garantías que el seguro ofrezca para cubrir esos daños materiales.

Para acabar, también puede resultar conveniente tener contratada la cobertura de Asistencia Veterinaria por Accidente en el seguro de mascotas.